Iglesia Visión de Futuro

“HONREMOS AL SEÑOR”

Lunes 3 de diciembre

Omar Cabrera Jr.

Qué importante es honrar al Señor con nuestros bienes. Proverbios 3 dice que tenemos que darle a Él nuestras primicias, honrarlo con nuestros bienes y nuestros recursos, y que la promesa del Señor es que ‘habrá abundancia en nuestros graneros (en esa cuenta de ahorro que tienes) y los lagares rebalsaran de mosto’, o sea: nunca nos va a faltar.

No estoy hablando de los diezmos acá, sino de hacer ofrendas voluntarias al Señor. La Palabra de Dios declara que ‘indefectiblemente tenemos que diezmar’ (Deuteronomio 14:22), eso yo sé que lo haces, y lo obedeces. Mi salario determina mi diezmo, (porque el diezmo es la décima parte de todo lo que gano); aun del aguinaldo que viene ahora a fin de mes, también tendrías que dar (¡yo seguro que lo voy a dar!). Ese 10% de tu aguinaldo se lo tienes que consagrar al Señor, también.

Por eso, Malaquías 3:10a dice: “Traed todos los diezmos al alfolí”. Ahora, mi salario determina el diezmo que voy a dar, pero mi corazón es el que determina la ofrenda voluntaria. Cuanto más agradecido estoy al Señor, más generosa será esa ofrenda que le daré. Por eso es que Pablo dice en 2 Corintios 9:7 (RV1995): “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre”.

Cuando comenzaron a construir el tabernáculo dice en Éxodo 35:29 que: “De los hijos de Israel, tanto hombres como mujeres, todos los que tuvieron corazón generoso para traer algo a la obra que Jehová había mandado por medio de Moisés que hicieran, trajeron ofrenda voluntaria a Jehová (el Señor)”. De hecho, si leemos, eran tantas las ofrendas voluntarias que habían traído, que tuvieron que decir: Por favor, no traigan más ofrendas voluntarias porque no dejan de hacerlo todas las mañanas. Éxodo 36:3 dice: “Ellos recibieron de Moisés todas las ofrendas que los hijos de Israel habían traído para la obra del servicio del santuario, a fin de hacerla. Y ellos seguían trayéndole ofrendas voluntarias cada mañana”. Lo mismo ocurre cuando el templo es edificado, y de hecho, David mismo dice: ‘Porque tengo mi corazón y mi aprecio en el templo de Dios es que de mi tesoro personal yo voy a preparar todas estas ofrendas’ (1 Crónicas 29:3).

La Iglesia Visión de Futuro está dedicada a construir un montón de propiedades. De hecho, hemos estado trabajando por varios años en San Jorge, en un hermosísimo templo que ya está prácticamente listo. Estamos trabajando en el Seminario en la Ciudad de Córdoba, esa es una obra bien grande la que estamos haciendo, pero vemos la mano del Señor y la gente trae esa ofrenda voluntaria, especial, destinada para el predio que tenemos allí en Córdoba. Es más, el mes que viene, cuando los chicos vengan al campamento no van a conocer el lugar de todos los cambios que han ocurrido, por todo lo que hemos hecho en estos meses desde que el campamento ocurrió en enero de este año, y la gloria de Dios ha estado ahí y la provisión divina se ha manifestado.

Que puedas traerle al Señor una ofrenda voluntaria, esa ofrenda que apartamos para fin de año, que prepares tu corazón y que des de todo corazón esa ofrenda que el Señor pone en tu corazón para dar, que seas obediente en hacerlo. David dice: “Todo es tuyo y de lo recibido de tu mano te damos” (1 Crónicas 29:14). Que puedas ser generoso con la obra del Señor, sembrar semillas que traerán grandes cosechas para tu vida y dejar legado en cada uno de los templos que terminaremos. Tendrás legado y el Señor traerá a tu vida grandes recompensas. Hoy te bendigo en el Nombre de Jesús. Amén y amén.