Iglesia Visión de Futuro

Comentarios Células Kids diciembre 2018

Lunes 3 de diciembre

Cambiando las costumbres

Lectura bíblica: San Mateo 24:3-14; Romanos 13:11-14.

Versículo para memorizar: “Estamos viviendo tiempos muy importantes, y ustedes han vivido como si estuvieran dormidos. ¡Ya es hora de que despierten! Ya está muy cerca el día en que Dios nos salvará…”.

                                               Romanos 13:11(Traducción en Lenguaje Actual)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Debe buscar más y más del Señor, porque se aproxima Su llegada.
  • Crea: Jesús vendrá a buscar a Su iglesia.
  • Ore: Estar firme, tomado de la mano de Jesús.

 

Introducción: Debemos estar esperando la venida del Señor para que nos lleve con Él.

 

  • Costumbre: hábito, algo que se hace siempre.
  • Puede que alguna vez no podamos reunirnos, pero no debe hacerse una costumbre.

¿Qué pasaría si se hiciera una costumbre en tu vida el faltar a la escuela o al jardín varios días al mes? ¿Qué ocurriría con la tarea y las pruebas? ¿Si comerías solamente una vez por semana, y si te bañarías una vez al mes? ¿Qué pasaría si papá o mamá, como no tienen ganas de levantarse temprano, van a trabajar cuando quieren y se les hace un hábito en ellos? [Dejar que ellos se expresen y hacerles ver las consecuencias]. El mismo riesgo corremos cuando dejamos de congregarnos y se hace una costumbre en nosotros y en la familia. ¡Debemos cambiarla!

 

  • Nuestra regla debería ser: “Congregarnos siempre”.
  • Debemos estar comprometidos con Jesús para no volver atrás.

Cuando se casaron, tus papis tomaron una responsabilidad, la de trabajar, cuidarse uno al otro, amarse, tener hijos y velar por cada uno de ellos, protegerlos, guiarlos, etc. Y aun más cuando conocieron al Señor, ya sea en momentos lindos como en momentos muy difíciles, se comprometieron en perseverar sin volver atrás, mirando a Jesús y fortaleciéndose en Él solamente. De la misma manera y más debemos nosotros con toda nuestra hermosa familia estar comprometidos al 100% con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, para estar preparados cuando venga el Señor a buscarnos e irnos con Él rápidamente, no debemos enfriarnos ni desviarnos del camino de Jesús. Para esto debemos: “congregarnos siempre”, porque de la mano de Él, todo es más fácil y duradero.

 

  • La venida de Jesús se acerca.
  • Es tiempo de buscarlo de todo corazón.

¿Quizás ustedes se pregunten: cuándo vendrá Jesús…? La Biblia no lo dice, pero Jesús dijo algo al respecto, que pasarían algunas cosas para que supiéramos que el tiempo se acerca. Él llamó a estos eventos “señales” de Su venida. Uno de ellos será “Cuando las buenas noticias del reino de Dios sean anunciadas en toda la tierra, y todo el mundo las haya escuchado”. Ya millones de personas alrededor del mundo han escuchado sobre Jesús. ¡Jesús viene pronto! Y todos aquellos que recibieron a Jesús como su Salvador subirán para encontrarlo en el aire. ¿Estarás listo cuando Jesús venga? Es tiempo que lo busques de verdad y de todo corazón. “Estamos viviendo tiempos muy importantes, y ustedes han vivido como si estuvieran dormidos. ¡Ya es hora de que despierten! Ya está muy cerca el día en que Dios nos salvará…” (Romanos 13:11). ¿Sabías que no todos están listos para cuando Él regrese? Por ejemplo: si tienes que viajar en avión, ómnibus o en tren, necesitas un boleto que te permita ir. También deberías estar en el lugar correcto para no perder tu vuelo, colectivo o tren. Estas cosas que son importantes, te hacen estar listo para tu viaje. Muchas personitas han escuchado de Jesús, pero lo han rechazado. Otros, quienes han confiado en el Señor y lo recibieron, podrán ir al cielo, pero aún no están preparados. Ellos no están viviendo a la manera de Dios, como a Él le agrada y perderán sus recompensas porque no fueron fieles en servir a Dios. ¿Qué puedes decirle a alguien para animarlo a estar listo para cuando Jesús regrese? Recuerda: “Todos debemos prepararnos para la venida de Jesús, pues Él vendrá a buscar Su iglesia”.

 

Conclusión: Declara que no dejarás de congregarte, hasta que Jesús venga por Su iglesia.

 

Oración: Que nos preparemos para Su Venida.

 

Acción: Niño: Colorea la imagen (para los varones el nene, para las nenas, la nena) . Imagen 1

Preadolescente: Completa los espacios con las palabras que corresponden, se encuentran al final. Lee San Mateo 24:36, 42-44 (NVI).

 

Pero en cuanto al __________ y la __________, nadie lo sabe, ni siquiera los ___________ en el cielo, ni el __________, sino sólo el __________. Por lo tanto, manténganse ______________, porque no saben qué día vendrá su __________. Pero entiendan esto: Si un dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el __________, se mantendría despierto para no dejarlo forzar la ___________. Por eso también ustedes deben estar ______________, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen.

 

ángeles – día – hijo – ladrón – preparados – despiertos – entrada – hora – Padre – Señor.

 

  

Lunes 10 de diciembre

El día viene

Lectura bíblica: San Mateo 25.

Versículo para memorizar: “¡Así que ustedes también deben estar alerta! Porque no saben el día ni la hora de Mi regreso”.

                                                 San Mateo 25:13 (Nueva Traducción Viviente)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Debe estar listo para encontrarse con Jesús.
  • Crea: Jesús vendrá sin avisar, en un abrir y cerrar de ojos.
  • Ore: Estar atento a la llegada del novio, para que no lo encuentre dormido.

Introducción: Cuando menos lo esperemos, Jesús vendrá, como un ladrón que sorprende de noche.

     La parábola de las diez jóvenes solteras.

  • En la noche tomaron sus lámparas de aceite y salieron a esperar al novio.
  • Cinco de ellas tomaron las lámparas pero no el aceite.
  • Pidieron desesperadamente aceite a las otras cinco, pero no se lo dieron.

En los tiempos de Jesús, cuando llegaba el día de la boda, el novio iba a la casa de la novia para recibirla de sus padres. Los invitados y las damas de honor estaban reunidos allí esperando al novio. Como sabía ser de noche, tenían lámparas que ardían con aceite de oliva. El novio venía acompañado de sus amigos y tenía mensajeros que anunciaban su llegada. La novia con sus invitados y las damas de honor iban a la casa del novio o de su padre, y allí se hacía la ceremonia del matrimonio y el agasajo. ¡A veces la fiesta duraba una semana! Es por eso que Jesús comparó al reino de Dios con diez jóvenes (vírgenes), damas de honor, que salieron a recibir al novio. Como era de noche, tomaron sus lámparas de aceite para iluminar. Cinco de las jóvenes eran descuidadas y cinco eran responsables. ¿Por qué eran descuidadas? Porque no llevaron aceite extra, por si las lámparas se apagaban al quedarse sin aceite. Para colmo el novio tardó en llegar, y las damas de honor tuvieron sueño y quedaron completamente dormidas. ¡Uyyy!, de repente, como a la medianoche, los mensajeros comenzaron a gritar: “¡Ya viene el novio, salgan a recibirlo!”. Todas las jóvenes se levantaron y prepararon sus lámparas. Entonces las descuidadas se dieron cuenta que no tenían suficiente aceite, porque sus lámparas se estaban apagando y le pidieron a las responsables que le dieran aceite, las cuales les dijeron que no, porque tampoco tenían lo suficiente, es por eso que las enviaron a comprar aceite, y ellas fueron. Pero mientras tanto, ¿saben quién llegó? El novio y las cinco jóvenes responsables entraron a la fiesta de bodas. ¡Y la puerta se cerró! Cuando llegaron las cinco jóvenes descuidadas y encontraron la puerta cerrada, le gritaron al novio para que les abra la puerta, pero él contestó: “No sé quiénes son ustedes, no las conozco”. Por ser descuidadas, no pudieron entrar y disfrutar la fiesta de bodas. ¿Qué nos querrá enseñar, decir Jesús con esta parábola?

 

  • “¡Así que ustedes también deben estar alerta! Porque no saben el día ni la hora de Mi regreso” (San Mateo 25:13).

¿Estás listo para la fiesta más grande y hermosa de todos los tiempos? Si amas a Jesús y lo recibiste como tu Salvador, vas a poder estar en las Bodas del Cordero. Allí estaremos alabando al Rey de reyes, personitas de toda raza, idioma, pueblos y naciones. ¡Qué maravilloso! Para poder disfrutar de esta gran fiesta debemos siempre estar alertas, listos para Su venida, porque no sabemos ni el día ni la hora que Él volverá. ¡Lo que sí sabemos, que Jesús vendrá pronto! ¡¡El gran banquete en el cielo, será maravilloso, prepárate!!

Conclusión: Jesús volverá a su debido tiempo.

Oración: Que siempre estemos listos para Su venida.

Acción: Niño: Ordena las imágenes y luego colorea. Imagen 2

Preadolescente: Encuentra las palabras que están en el recuadro, en la sopa de letras.

 

 

Lunes 17 de diciembre

El día se acerca

Lectura bíblica: San Mateo 24:44; Romanos 12:1-3; 1 Pedro 4:1-11; Apocalipsis 22:20.

Versículo para memorizar: “No olviden ustedes, amados míos, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día”.

2 Pedro 3:8 (La Biblia al Día)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Cada vez está más cerca la venida del Señor.
  • Crea: Que el Señor dijo: “Sí, vengo pronto”.
  • Ore: Ser limpio, puro, santo como Jesús.

Introducción: Debemos recordar que nuestro tiempo no es el tiempo del Señor.

Debemos estar atentos, preparados para cuando regrese Jesús:

  • No debemos imitar la conducta ni las costumbres de este mundo.
  • No debemos dejar de ir a la iglesia.

¿Alguna vez has tenido que tomar una decisión como lo hizo José? “¡Lo voy a decir!” gritó José. Ricardo sabía muy bien que iba a estar en problemas si alguien se enteraba de lo que había hecho. “Espera, José; si no dices nada, te daré mi dinero del recreo”. Si José aceptaba el dinero, él podría comprarse lo que quería después que saliera de la escuela. Pensó, que tal vez lo que Ricardo había hecho no era tan malo… Quizás has dicho una mentira, pero pensaste que sólo era una pequeña mentirita. O tal vez copiaste una respuesta que te llevaste en un machete, para así tener una buena nota en la prueba. ¿Sabes? Te estás engañando a ti mismo, al pensar que lo que haces no es tan malo, pues los demás lo hacen y nada pasa. La Biblia nos enseña que amar al prójimo, mostrar el amor de Dios a otros es hacer lo bueno, pero también advierte que decir malas palabras, mentir, robar es hacer lo malo. Por eso hoy el Señor te dice que “no debes imitar la conducta ni costumbres de este mundo”, como el caso de José y Ricardo. Debes alejarte de estas cosas malas, porque te harán mal, es decir saldrás dañado. Él te ama y quiere lo mejor para vos, desea que permanezcas limpio de todo pecado. Para ello, debes crecer en Él, leyendo Su Palabra y meditando en ella. Haciendo tu devocional. Teniendo comunión con Dios todos los días, obedeciéndole en todo. Asistir a la Célula, una vez por semana y por supuesto, no faltando a la iglesia y escuela kids. Su Palabra dice:

“No olviden ustedes, amados míos, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día” (2 Pedro 3:8). Esta hermosa promesa es para cada uno de nosotros y también para aquellos que aún no aceptaron a Jesús como su Salvador, pues Él es paciente y alarga Su regreso, porque está esperando a que muchos pecadores se arrepientan, para que nadie se pierda. ¡Cuánto amor y paciencia nos tiene el Señor!

 

  • Tener una vida de santidad.
  • Cuando Jesús venga, destruirá a los enemigos de Él, los que obedecen al diablo.

¿Qué significa para ti tener una vida de santidad? [Dejar que ellos se expresen]. Es decirle no al pecado, lejos de todo lo malo, de todo aquello que mancha o contamina tu vida, tener un corazón limpio, puro, santo, apartado para Dios haciendo siempre lo que a Él le agrada. Por ejemplo, cuando entras a tu casa todo sucio, después de jugar afuera, ¿qué es lo que haces? Seguro que te bañas. Lo mismo ocurre cuando pecas, tu corazón también se ensucia. Necesitas estar limpio y si confiesas tus pecados a Jesús, es como que tomas un baño espiritual el cual te hace sentir, ¡súper bien! Debes tratar de vivir en santidad como Jesús que es el 100% puro, nunca cometió ningún pecado, siempre hizo y hace lo que es correcto, es completamente bueno y perfecto, Él odia el pecado. También, dice Su Palabra, que cuando Jesús venga a buscar a Su iglesia (nosotros), destruirá a aquellos que son enemigos de la Verdad y que obedecen al diablo, los que hacen lo malo, matan, se burlan del Señor, mienten, roban, los que se ponen de novio o se casan varones con varones, mujeres con mujeres, los que abortan, etc. Como Él es Santo, no puede permitir que las personitas sigan haciendo lo malo. “Porque la paga del pecado es muerte”.

 

Conclusión: El Señor volverá en un abrir y cerrar de ojos, al sonido de la trompeta. ¡Debemos estar listos!

Oración: Que nos santifiquemos cada día.

Acción: Niño: Dibujá entre las nubes a Jesús viniendo a buscar a Su iglesia. Imagen 3

Preadolescente: Escribe siete cosas que debes hacer según lo que dice 1Pedro 4:7-11.

1-

2-

3-

4-

5-

6-

7-

 

 

Lunes 24 de diciembre

 

Mientras recordamos Su nacimiento, esperamos Su venida

Lectura bíblica: San Lucas 2; Romanos 8:21

Versículo para memorizar: “¡Gloria a Dios en el cielo, y paz en la tierra para todos los que Dios ama”.  San Lucas 2:14 (Traducción en Lenguaje Actual)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Recordar el nacimiento de Jesús y esperar nuevamente Su venida.
  • Crea: Jesús nació para salvarnos y volverá a buscarnos.
  • Ore: Estar preparados para Su venida.

Introducción: Hoy recordamos el nacimiento de Jesús. Abramos la puerta de nuestro corazón, para que Él ocupe el primer lugar en nuestras vidas.

1- Buscar el perdón de Dios y que el Señor tome el control de nuestras vidas.

¿Qué celebramos en Navidad? ¿Es sólo un día para juntarse en familia, comer y recibir regalos? ¡Por supuesto que no! En Navidad recordamos el nacimiento de una persona muy importante: Jesús. Esta fecha tiene que ser muy importante para nosotros, porque nació nada más y nada menos que nuestro Salvador, la persona que dio Su vida por nosotros en una cruz para perdonarnos, limpiarnos, liberarnos y sanarnos.

Es por eso que estamos en una época especial para entregarle a Dios nuevamente nuestras vidas y pedirle perdón por todo lo malo que hayamos hecho. Todos pecamos diariamente: decimos malas palabras, le contestamos mal a nuestros papás, mentimos, robamos, o hasta tenemos actitudes incorrectas con nuestros amigos, compañeros, vecinos, entre otras cosas. Pero es tiempo de reconocer lo que hacemos y pedir que Jesús nos perdone para que en esta Navidad, nazca nuevamente en nuestro corazón y tome el control de nuestras vidas. Porque después de todo, para eso vino a nacer a la Tierra, para vivir para siempre en cada uno de nosotros.

 

2- Asegurémonos de que nuestro nombre esté escrito en el libro de la vida.

¿Sabías que Dios tiene un libro allá en el cielo con el nombre de cada personita que recibe a Jesús en su corazón? ¡Te imaginás lo grande que debe ser ese libro! Allí deben estar nuestros nombres, ya que eso es lo que nos permite también entrar al cielo. No todos pueden hacerlo, sólo los nombres que estén en ese gran libro de la vida. Estar en esa lista significa además que Jesús nos conoce y sabe que lo amamos.

Por eso tenemos que permitir que Jesús viva en nosotros y vivir cada día cerquita de Él para que nuestros nombres estén escritos en el libro de la vida.

3- Jesús, es el Señor, Juez justo, Rey de reyes y única autoridad en todo el Universo.

4- Hechos 4:12

Jesús vino a la Tierra, nació y luego murió en la cruz por nosotros, porque fue la única persona que no tuvo pecados ni nada malo. Pero también fue y es la única autoridad en TODO el universo. Nada ni nadie es superior a Él, aunque muchas veces en la escuela o en los libros nos digan que el mundo fue formado por una explosión y que fue evolucionando solo por obra de la naturaleza. ¡Claro que no! TODA la naturaleza depende de Dios y todo lo que pasó, pasa y pasará, es porque Él dio la orden y la dará siempre. Sólo Él es el Señor de todo y de todos. Es el Rey de reyes, el Juez justo, y la Única Autoridad.

Como dice Hechos 4:12: “¡En ningún otro hay salvación! Dios no ha dado ningún otro nombre bajo el cielo, mediante el cual podamos ser salvos”.

Que todos los días podamos vivir como Jesús quiere y creyendo que nuestras vidas le pertenecen. Y es nuestra tarea que todas las personas sepan esta verdad y más nombres estén escritos en el gran libro de la vida.

 

Conclusión: Debemos comunicar el mensaje de Dios, siendo sensible a Su voz.

Oración: Que nos enamoremos de la Palabra de Dios.

Acción: Niños: Como estamos en los últimos días del año, cada niño en una hoja, (puede ser en una cartulina o algún papal resistente) dibujará y/o escribirá una lista de todo lo bueno que vivieron este año. Incluido las cosas materiales que recibieron (tanto ellos como su familia). Puedes darle un cartelito o escribirle en la hoja, un título como: ¡Gracias Jesús por este hermoso año!, ¡Gracias por TODO! , etc.

La idea es que en esta hoja también dibujen y/o escriban que lo más importante de todo es tener a Jesús en sus corazones. Pueden colocarle algún hilito para que lo cuelguen en algún lugar de sus casas o inclusive en el arbolito.

Preadolescente: Completa cada frase con las palabras correspondientes que se encuentran al final. San Lucas 2:1-7.

 

1- El emperador romano era____________

2- Dio la orden de hacer un_____________

3- José era descendiente del _____________

4- María estaba __________

5- Todos los lugares estaban ____________

6- En las afuera del pueblo había un _________

7- En el establo llegó el momento para que naciera el ________

8- El hijo de María se llamó __________

9- María envolvió al niño en __________

10- Recostó a Jesús en un ___________

 

Embarazada – Augusto – ocupados – Jesús – pañales – censo – Rey David – pesebre – bebé – establo.

 

Lunes 31 de diciembre

“Dios mío (…) tú mereces nuestras alabanzas; mereces que te cumplamos las promesas que te hacemos. Llega el año a su fin y está lleno de bendiciones; por dondequiera que pasas dejas gran abundancia” (Salmos 65:1,11-TLA).

¡Chau, 2018…!

Este versículo dice que nuestro Dios “merece nuestras alabanzas”. Tomá tiempo hoy para expresarle tu amor, para exaltarlo por Su grandeza, para alabarlo por Su gran poder.

También dice que Él ‘merece que cumplamos las promesas que le hacemos’. ¿Le prometiste algo al Señor, y no cumpliste? ¿Le dijiste algo así como “antes que termine el año voy a…”, y no lo hiciste? No te culpés. Orá hoy mismo con arrepentimiento pidiéndole perdón y la gracia para cumplirlo en el año que mañana comienza.

“Llega el año a su fin y está lleno de bendiciones”. Hacé memoria, recorré mes por mes del 2018 pensando en todo lo que recibiste: amor, regalos, respuesta a oraciones, oportunidades, vacaciones, premios, sanidad, etc. Recordá todas las cosas buenas que Jesús hizo con vos, por vos y en vos durante este año que hoy termina.

David compuso este salmo, que es un canto al Señor, en el que afirma que ‘por dondequiera que Él pasa deja gran abundancia’. Hoy le decimos: ‘chau, chau al 2018’ y le damos la bienvenida al 2019. Te propongo que se llene tu boca de declaraciones de fe, por ejemplo, puedes decir:

“Dios me bendecirá el próximo año”.

“El Señor irá delante de mí abriéndome camino”.

“Jesús me ayudará para llevar Su luz”.

“Porque Dios amas tendré paz”.

“La sangre de Jesús me mantendrá sano”.

“El Dios todopoderoso me ayuda cada día”.

Agregá las tuyas:

 

 

Stella Maris Olah