Iglesia Visión de Futuro

“EJERCITEMOS LA FE”

Lunes 10 de septiembre 2018

Omar Cabrera Jr.

Hoy quiero hablarte de la fe. Romanos 12:3 dice que ‘a cada uno le es dada una medida de fe’. Esa fe uno la puede ejercitar como un músculo, para que cada día se fortalezca más. Hebreos 11:1 define: “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.

El ejemplo que daba cuando estaba en Rafaela hace unos días era el de mi hija, que está esperando una nena para fines de octubre, principios de noviembre. Ella no la vio, pero está convencida de lo que espera, siente las pataditas que da, siente los movimientos, siente los cambios que han ocurrido en todo su cuerpo, porque tiene la certeza de lo que espera. Llegará un momento que la va a ver, pero está convencida de lo que no ve. Uno puede hacer trampa hoy en día y con una ecografía ver ahí que está pasando, pero por los medios naturales no se puede ver. Ella está convencida de lo que no ve.

Convéncete de que Dios te puede dar el milagro para participar de esta convención. Honestamente, faltando una semana pienso en todos los que se desafían en fe el último día, para mí es un dolor de cabeza, porque hay que armar más lugares, poner más sillas, buscar más precintos. Poner más pantallas, porque en el estadio se llena la tribuna que no esperábamos, porque te desafiaste a último momento. Pero igual, aunque tengamos nosotros los dolores de crecimiento, salir corriendo a último momento, desafiate en fe. Declara: “Yo sé que el Señor me da el milagro para ir a esta Convención” Hebreos 11:3 declara que: “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”. Él declara: “Vas a la Convención” y se hace, los permisos aparecen, Dios se encarga de ordenarlo todo. Dios permite que alguien te diga: “Mira te presto el auto”, o “te doy esta casa que tengo en Córdoba”, o “tengo este cupón, úsalo, para el hotel”.

Dios puede hacer el milagro que ni te imaginas. Si Él lanza la palabra, acéptala y lánzate en fe también. “Todo fue hecho por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve, (mírate con los ojos de la fe, sentado en el estadio, celebrando con todos nosotros) fue hecho de lo que no se veía”.

Hebreos 6:11 también dice: “Sin fe es imposible agradar a Dios”. Agradalo al Señor, desafíate en fe, súmale obras a esa fe, anótate, deja la seña, reserva tu lugar y ¡nos vemos en la Convención! Porque si te lanzas en fe, Dios te va a dar el milagro que estás esperando. Sigue diciendo (Hebreos 11:6) que: “Dios es galardonador”, Él te da un don de gala, Él te da un don; un regalo para aquellos que lo buscan; la versión en inglés dice “diligentemente”. Busca con diligencia a Dios, acércate a Él creyendo que existe, y que te va a dar esa recompensa. Que la recompensa sea tan grande que puedas ir con toda tu familia a disfrutar lo que Dios tiene para darte.

Señor: En este momento nos abrimos para que aumentes nuestra fe, para que esa medida de fe que nos diste la podamos ejercitar de tal manera que podamos conquistar esta montaña: el participar de la Convención, el estar todos juntos ahí, el gozarnos con el resto de la iglesia y recibir todo lo que tienes para nosotros. Creo, Señor, que me darás el milagro que veo con los ojos de la fe. Lo declaro en el Nombre de Jesús. Amén y amén.