Iglesia Visión de Futuro

Dios demanda santidad

Viernes 8 de septiembre

Omar Cabrera Jr.

Bienvenidos a la Palabra Semanal.

Hace 10 años celebramos los 35 años de Visión de Futuro en el Estadio Vélez Sarsfield, y ahora nos estamos preparando para celebrar los 45 años en el Estadio Mario Alberto Kempes, el domingo 17 de septiembre a las tres de la tarde. Tienes una cita de honor con el Señor y con toda la familia Visión de Futuro.

En esa oportunidad -en los 35 años- Dios nos dio una palabra con respecto a vivir una vida de santidad, puedes leer más sobre esto en Isaías 35. Dios le dijo a Josué 3:5b: “Santificaos, porque Jehová hará mañana maravillas entre vosotros”.

Creo que si realmente queremos ver las maravillas del Señor y ver descender Su gloria sobre nosotros, la clave es vivir esa vida de santidad. Dice Isaías 35:1 “Se alegrarán el desierto y la soledad; el yermo (esa tierra árida) se gozará y florecerá como la rosa”. Eso es lo que yo veo con los ojos de la fe que ocurrirá en Argentina: “Florecerá profusamente, y también se alegrará y cantará con júbilo; la gloria del Líbano le será dada, la hermosura del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria de Jehová, la hermosura del Dios nuestro” (Vs 2).

¿Puedes ver una Argentina llena de la gloria del Señor, Argentina llena del esplendor de Dios? Esa palabra “esplendor” significa: excelencia, majestad, belleza, gloria, magnificencia, copiosidad, riqueza, abundancia, dignidad.  Es mi oración que Argentina sea llena de todo esto. Pero para ver esa clase de Argentina, tenemos que vivir una vida de santidad. En breve comenzaremos los “40 días de ayuno, oración y renovación personal” en nuestro país, guiados por “Argentina Oramos Por Vos”. Creo que Dios nos está llamando como argentinos, a apartarnos para buscarlo a Él, para que esa gloria, para que se esplendor, se derrame sobre todo el pueblo, sobre cada área de nuestra amadísima Argentina.

Cuando Moisés le pidió al Señor que le muestre Su gloria, el Señor le dijo: ‘quédate acá en este lugarcito…’;  ya había estado en la presencia del Señor recibiendo  revelación por 40 días, pero le dice que se quede en ese lugar, en ese hueco de la peña, para que Dios pase con toda Su majestuosidad y gloria delante de él. Jesucristo es esa Peña. Y entiendo que necesitamos introducirnos, meternos en esa Peña, estar en ese tiempo de intimidad y de búsqueda, empezar a caminar con el Señor y Él se manifieste de una manera gloriosa en nuestras vidas. Gracias a ese tiempo de intimidad, a nuestro caminar en santidad toda la nación verá las maravillas que Dios tiene preparadas. Todo ese plan glorioso que Dios tiene se podrá establecer, si como pueblo tenemos ese tiempo de búsqueda, ese tiempo de oración, ese tiempo de clamor.

Creo que Dios tiene una palabra fresca y nueva para este aniversario, cuando la iglesia cumpla 45 años; y de hecho, estaré en un tiempo de intimidad para ver qué es lo que Dios quiere hablarnos. Si Dios nos dio esta palabra para los 35, ¿qué es lo que el Señor tiene para esta nueva etapa que vamos a comenzar?

Únete  a mí en oración, busca el rostro del Señor, ten ese  tiempo de intimidad y deja que Él purifique y santifique tu vida. Que puedas establecer las maravillas de mañana porque hoy te apartas a santificarte y estar con Señor en intimidad.

Señor: Anhelamos buscarte de todo corazón, con toda nuestra mente, con toda nuestras fuerzas y con todo nuestro espíritu. Señor, queremos que te manifiestes en nuestras vidas, que te manifiestes en nuestra nación y que nos traigas palabra de revelación y estrategias divinas para ver Tu mano extendida a través de lo que hagamos mañana. Acá estamos, nos consagramos a Ti y creemos que mañana veremos maravillas, en el nombre de Jesús, amén y amén.