Iglesia Visión de Futuro

Autoridad sobre las tormentas

Lunes 16 de julio de 2018

Omar Cabrera Jr.

 

Esta semana vamos a estar con más de cien jóvenes en la ciudad de Rafaela haciendo un “Impacto Total”. Y qué interesante es ver cómo el Señor comisiona a sus doce discípulos para que vayan a impactar las aldeas y los pueblos a los que Jesús los mandaba. Marcos (capítulo 6) dice que: “Después llamó a los doce (se refiere a los discípulos), y comenzó a enviarlos de dos en dos; y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos (inclusive los que provocan enfermedades)(vers. 7).

En ese mismo capítulo vemos cómo el Señor Jesús multiplica los panes y los peces, y alimenta a más de cinco mil hombres sin contar mujeres y niños. También en ese mismo capítulo vemos que el Señor enfrenta una tempestad. Qué sugestivo que les da a los discípulos autoridad sobre toda fuerza del mal y luego Él la ejemplifica, demuestra Su autoridad sobre la materia -sobre la naturaleza- multiplicando panes y peces para alimentar, simplemente con dos panes y cinco peces, a toda una multitud de más de cinco mil hombres.

Luego, toma autoridad sobre la tempestad.

“En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar; y al venir la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra. Y viéndoles (a pescadores de profesión, al menos cuatro de ellos) remar con gran fatiga, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche (bien tarde, a eso de las dos o tres de la mañana) vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles. Viéndole ellos andar sobre el mar, pensaron que era un fantasma, y gritaron; porque todos le veían, y se turbaron (se asustaron). Pero en seguida habló con ellos, y les dijo: ¡Tened ánimo; yo soy, ¡no temáis! (Qué hermoso es saber que el Dios en el cual tú y yo hemos creído, puede caminar por encima de las tormentas y de las adversidades. Él tiene poder y autoridad, y nos delega ese poder y nos delega esa autoridad para echar fuera demonios, para sanar a los enfermos, para tomar control y dominio sobre toda fuerza del mal que quiere venir en contra de nosotros). Y subió a ellos en la barca, y se calmó el viento; (No hay viento de adversidad, no hay tormenta en contra de tu vida, no hay fuerza del mal que te quiera derribar o detener que con Jesús de nuestro lado no podamos vencer) y ellos se asombraron en gran manera, y se maravillaban” (Marcos 6:45-51).

Ellos, con su propio esfuerzo, con sus propias fuerzas trataban de ir en contra de esta tormenta, pero no podían. Por eximios pescadores que eran, por más que conocían ese mar de Galilea como la palma de la mano, no había forma de poder vencer esa adversidad. Pero, cuando te acercas a Jesús, crees que Él es, sabes que Él es galardonador de los que le buscan diligentemente y cobras ánimo en Él, vas a ver que las tormentas de la vida se aplacan y desaparecen. Subió a la barca y se calmó el viento y se maravillaron. Versículo 52: “Porque aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban endurecidos sus corazones”. Que tu corazón hoy se llene de fe.

Si en tu corazón hay duda, si hay incredulidad, si hay temor respecto de lo que pueda pasar, que hoy puedas afirmarte en el Señor sabiendo que para Él nada es imposible, que Él tiene autoridad sobre toda fuerza del mal, sobre todo ataque del enemigo, sobre toda tormenta que el enemigo quiera tirar a tu vida para hundir tu barca.

Declara conmigo: Señor, yo pongo hoy mi fe y mi confianza en Ti, y recibo Tu ánimo para enfrentar las tormentas de la vida. Lo declaro en el Nombre de Jesús. Amén y amén.