Iglesia Visión de Futuro

La Oración que Cambia al Mundo

LA ORACIÓN QUE CAMBIA AL MUNDO

Ore 5 minutos durante cada demarcación y al finalizar habrá orado 1 hora.

 

1. ALABANZA. Reconozca la naturaleza de Dios.

“Porque mejor es tu misericordia que la vida;
Mis labios te alabarán.” Salmos 63:3

2. ESPERA SILENCIOSA. Someta su alma.

“Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.” Salmos 46:10

3. CONFESIÓN. Limpie su ‘templo’ (su cuerpo).

“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;
Pruébame y conoce mis pensamientos” Salmos 139:23

4. ORACIÓN SATURADA DE BIBLIA. Ore las promesas bíblicas.

“¿No es mi palabra como fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la piedra?” Jeremías 23:29

5. VELAR. Persevere en sus pedidos.

“Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias” Colosenses 4:2

6. INTERCESIÓN. Recordar al mundo.

“Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.” 1 Timoteo 2:1,2

7. PETICIÓN. Necesidades personales.

“Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.” San Mateo 7:7

8. ACCIÓN DE GRACIAS. Presente su gratitud.

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.” 1 Tesalonicenses 5:18

9. CANTO. Entone una melodía que engrandezca a Dios.

“Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; Venid ante su presencia con regocijo.” Salmos 100:1,2

10. MEDITACIÓN. Reflexione en la bondad de Dios y Sus promesas.

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.” Josué 1:8

11. ESCUCHAR. Procure escuchar a Dios.

“No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras.” Eclesiastés 5:2

12. ALABANZA. Regrese a la alabanza.

“Te alabaré para siempre, porque lo has hecho así; Y esperaré en tu nombre, porque es bueno, delante de tus santos.” Salmos 52:9