Iglesia Visión de Futuro

Fundadores

¿Quién fue Marfa Cabrera?

Hija de padres ucranianos y elegida por Dios desde muy niña, a pesar de quedar sin padre a la edad de 2 años, su madre la hizo crecer en una atmósfera de fe incondicional e inquebrantable en Dios.

Comenzó su servicio a Dios desde muy joven predicando en plazas, estaciones de trenes y barrios muy carenciados.
En ese ambiente de servicio y entrega a Dios conoció a su esposo el Rvdo. Omar Cabrera con quien contrajo enlace en 1960. El fruto este hogar son sus cuatro hijos que hoy están totalmente involucrados en la obra del Señor.

Junto a su esposo, quien creyó en ella y le ayudó a desarrollar los dones que el Padre había puesto en su ser, se entregó de lleno a la evangelización, juntos establecieron ciento noventa iglesias en Argentina en tan sólo 26 años de ministerio. Viajaron por todo el país realizando cruzadas de fe, ayudando a los carenciados, socorriendo a los necesitados, visitando cárceles y hospitales.
Dios ungió su vida con un carisma especial para ministrar a mujeres alrededor del mundo.

Trabajó fielmente en Aglow (Fraternidad de Mujeres Cristianas) durante más de 12 años, abriendo este ministerio no sólo en Argentina sino también en Uruguay, Chile, Bolivia, Brasil, Colombia, Venezuela y Ecuador siendo miembro de la Junta Internacional durante 8 años y luego Directora de Extensión para Sudamérica.

Fue asimismo presidente de la rama femenina de CONELA (Confederación Evangélica Latinoamericana) y Coordinadora de la Marcha para Jesús en Argentina y Representante de AD2000 para Sudamérica.
Pródiga escritora, entre sus obras se destaca el “Aliento Cotidiano”, devocional diario, que desde hace 20 años lleva una palabra de aliento espiritual a miles y miles de personas. Su programa televisivo “Juntos por la Vida” se ha transmitido por más de 500 canales y en la actualidad llega a los hogares de América Latina, Europa y África por medio de la señal satelital ENLACE TBN.

Como destacada oradora viajó por el mundo llevando un mensaje de aliento, fe y desafío a líderes y a todo el que quisiera asumir el compromiso cristiano, arrojando luz sobre las Sagradas Escrituras las cuales trazaba con asombrosa excelencia.

Como persona, siempre tenía en su rostro una sonrisa fresca, dispuesta a compartirla con todo aquel que se acercara a ella. Era capaz de interrumpir su agitada agenda para socorrer al necesitado sin que jamás diera signos de cansancio.
Su fidelidad a su familia y su iglesia, sus vivencias como esposa, madre, abuela, líder amiga y escritora la respaldan como un modelo digno de imitar.

Amada y respetada, sencilla y sensible, Marfa fue para muchas mujeres ejemplo de entrega y fidelidad a Dios. Pero a la vez fue compañera y amiga de quienes trabajaron junto a ella. Esposa, madre, abuela, incansable sierva del Señor.

Pionera de Aglow para Sudamérica, la mujer que Dios usó para presentar esta organización en Argentina hace más de 20 años y desde allí a los otros países. Se desempeñó como Presidenta de la Rama Femenina de CONELA y Representante del Movimiento AD 2000, organización mundial femenina.