Iglesia Visión de Futuro

Fundadores

¿Quién fue Omar Cabrera? (continuación)

En octubre de 1972 las multitudes van a Paraná, donde se desata una feroz persecución, les molestaba la manifestación sobrenatural que producía milagros y prodigios.

El Rvdo. Cabrera aprendió que el ayuno y la oración eran la clave para abrir pueblos y ciudades que había estado completamente cerrados e indiferentes al evangelio. En un momento se produjo una ola de visitación tan grande que las multitudes comenzaron a asistir de a miles. Los sordos oían, los mudos hablaban, los ciegos recibían la vista, las hernias desaparecían, los paralíticos caminaban. Es imposible contabilizar las sanidades, milagros, prodigios y maravillas vistas al descender la unción abundante de Jesucristo el Sanador.

Los clubes, cines y estadios tuvieron un lleno a pleno: tres mil, diez mil y hasta cuarenta y ocho mil personas en una sola noche. La gente asistía entre ocho y diez horas antes del inicio de las reuniones para poder encontrar un lugar. El testimonio de la Palabra corría por todo el país. En cada pueblo o ciudad la gente tenía hambre de seguir escuchando al Palabra expuesta con poder lo cual creaba un ambiente de alegría y fe.

Visitando ciudad tras ciudad, llegó a predicarle a más de cuatro millones de personas. Solamente durante el año 1985, habló mensualmente cara a cara a 145 mil personas en lo que él llamó la vuelta grande: Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero, Buenos Aires, Rosario, para continuar en Rafaela, San Francisco, Bell Ville, Villa María, Río Cuarto y Mendoza. Este recorrido lo realizó incansablemente durante cinco años. En este momento el Dr. Pedro Wagner consideró en un momento a su ministerio la Segunda Iglesia más grande del mundo.

En 1987, en reconocimiento a los sobresalientes méritos de su trayectoria evangelística y pastoral destacándolo como autor de diversos libros y tratados, casetes y videos e los cuales ya se han distribuido millones de ejemplares, recibió dos títulos trascendentales: El Doctorado en Teología y el Doctorado en Divinidad otorgados por el International Seminary, Plymouth, Florida, Estados Unidos.

Por los métodos evangelísticos innovadores, principios espirituales no conocidos aún y los resultados vistos en Argentina, fue invitado de los cinco continentes a compartir sobre guerra espiritual y cómo abrir ciudades para Dios.

En 1992 Dios le llevó a vivir en Buenos Aires para convertirlo en pionero en la televisión e innovador en la radio cristiana. Fue Presidente para Argentina, de la Cadena Latinoamericana de Enlace.

Nunca descuidó a su familia, pero tampoco la usó como excusa para dejar de cumplir su llamado, su mayor gozo es tener a sus cuatro hijos con sus respectivos cónyuges cooperando con él en esta obra. Los que han estado muy cerca de ellos afirman que el mayor respaldo del Rvdo. Omar Cabrera siempre ha sido su amada esposa Marfa, incansable sierva que supo diferenciar a su amado esposo del siervo de Dios.