Iglesia Visión de Futuro

DECÍDETE A SEGUIR AL ESPIRITU SANTO

LUNES 22 de enero de 2018

Omar Cabrera Jr.

Estimados amigos: que placer poder saludarles, les habla Omar Cabrera y esta es su Palabra semanal.

Qué lindo tiempo estamos pasando acercándonos al Señor, buscando Su presencia, subiendo a un nuevo novel de intimidad con Él. Claro, hay todo un respaldo que se produce cuando me acerco al Señor, cuando entro en el hueco perfecto de Su santa voluntad para mi vida, cuando renuncio al mundo y renuevo mi mente, como dice Romanos 12.

Ahora, esto nace por la obra del Espíritu en nuestras vidas, somos transformados de gloria en gloria para ser reflejo de Su imagen por el accionar del Espíritu Santo, como dice 2 Corintios, capítulo 3. En Hebreos 10:16 lo expresa de esta manera, Dios dice: “Este es el pacto que haré con ellos, después de aquellos días dice el Señor, pondré mis leyes en sus corazones y en sus mentes las escribiré. –Y añade, versículo 17- Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. Pues donde hay remisión de estos no hay más ofrenda por el pecado”.

Una vez que el Señor da Su vida por cada uno de nosotros, una vez que nosotros lo aceptamos en nuestro corazón, una vez que permitimos que el Espíritu Santo sea el que nos guie a toda verdad, el que traiga convicción de pecados, de justicia y de juicio, nos nace un amor por el Señor y un deseo tan profundo de agradarlo y de cumplir con Su voluntad.

Ezequiel (36) hablaba de un corazón de piedra que Dios transformaría y que colocaría un corazón de carne sensible al Espíritu; ahí también habla de que obedeceríamos Sus leyes y guardaríamos Sus preceptos y seriamos obedientes al Señor.

Jeremías 31:31 en adelante habla asimismo de este nuevo pacto y lo repite Hebreos 8:8 en adelante también, dice que nunca más le tendríamos que decir a un hermano ‘obedece al Señor’ porque al estar la ley del Señor en el corazón no vamos a querer otra cosa que agradar al Señor en todo, vivir para Él, pensar en Él, nos levantaremos con la mente puesta en Él, al costarnos el último pensamiento será Él.

Vamos a estar enamorados del Señor, no vamos a ver la hora de estar en comunión con Él, de buscar Su rostro, de anhelar sentir Su presencia de una manera más palpable, más real, más profundo, es como que vamos a ser elevados a un nuevo nivel.

Eso es lo que va a pasar en los campamentos de niños este mes, por ejemplo, y el mes que viene, van a subir a ese nuevo nivel, van a dejar que el Señor los toque en lo más íntimo. Ver criaturas (como vimos a los jóvenes) arrodilladas, postradas en la presencia del Señor, derramando sus lágrimas delante de Él… no hay imagen más maravillosa que poder ver cuando una generación es tocada por el Señor y que es impactada por el Espíritu de Dios.

Dios coloca Su ley en nuestros corazones, la coloca en nuestras mentes y anhelamos agradarlo en todo lo que hacemos. Que puedas ser sensible a lo que el Espíritu Santo quiere hacer. A Él se lo representa como una paloma, así descendió sobre Jesús en el día del bautismo; no lo asustes, no lo espantes, ábrele tu corazón al Espíritu Santo para que te guie, para que pueda escribir en tu corazón la ley del Señor, para que la pueda escribir en tu mentes, para que tu vida sea totalmente transformada.

Y que Dios declare sobre tu vida también: “Nunca más me acordaré de tus pecados ni de tus transgresiones”.

Señor: Ese es el anhelo de nuestro corazón, hazlo, hazlo real en nuestras vidas, te lo pido en el Nombre de Jesús. Amén y amén.