Iglesia Visión de Futuro

Comentario Células jóvenes y adultos mayo 2017

LUNES 1° Mayo 2017

RECOMENDACIONES BÁSICAS para las Células

  • Utiliza un lenguaje sencillo. Sé amable en cada una de tus expresiones, no utilices idioma religioso.
  • Pídele al Señor creatividad para que cada semana la lección sea una experiencia de vida impactante para todos los asistentes.
  • Tu mensaje debe ser de fe, esperanza y motivación para que los invitados sigan adelante en su vida cristiana.
  • Transmítele el amor de Dios a cada persona.
  • Organízate con anterioridad:
    • Prepara el tema
    • Llega puntual
    • En tu presentación personal.
  • Es importante que tengas una excelente relación con el anfitrión, esto te permitirá́ crear una atmósfera en la cual el Espíritu Santo podrá́ moverse con libertad.
  • Motiva a los asistentes a participar de las reuniones y a ser miembros activos de la iglesia.
  • Enséñales acerca de la importancia de la ofrenda.
  • No excedas el tiempo acordado para la Célula (45 a 60 minutos).
  • Sé prudente dentro del hogar donde realizas la Célula, tu testimonio habla por ti.
  • Lee, estudia y prepárate para recibir la bendición que Dios tiene preparada para ti.
  • Ponte de acuerdo con el anfitrión para invitar siempre personas nuevas cada semana.
  • Recuerda realizar siempre la oración de fe.
  • Ora siempre por las necesidades de los asistentes.

DINÁMICA Para un desarrollo efectivo de las Células se sugiere tener en cuenta el siguiente esquema:

1.  BIENVENIDA Y SALUDO (5 MINUTOS).
2.  INTRODUCCIÓN (5 MINUTOS).
3.  DESARROLLO DEL TEMA (20 MINUTOS).
4.  MINISTRACIÓN (5 MINUTOS).
5.  OFRENDA (5 MINUTOS).

Versículo: “Te encargo solemnemente, en la presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, por su manifestación y por su reino”.  2 Timoteo 4:1 (LBLA)

Un importante encargo delante de Dios

Lectura Bíblica: 2 Timoteo 4:5, Santiago 1:26, Proverbios 3:5-6, 2 Timoteo 1:7, Romanos 8:4, Efesios 5:15-16                                                              

Introducción: Hoy debemos considerar lo que Dios le encarga a Timoteo a través de Pablo

I.  Te encarezco

Encarecer significado DRAE: ‘pedirle o rogarle [algo] a alguien con insistencia o empeño’,

Encarezco traduce una palabra del Griego (diamarturomai), también traducido con frecuencia como testificado. La idea es que Pablo le dio un testimonio solemne a Timoteo, un testimonio al que Timoteo debía prestar atención si iba a ser un pastor consagrado.

El verbo diamartyromai tiene conexiones legales y puede significar ‘declarar bajo juramento’ en un tribunal de justicia, o ‘hacer un llamado solemne’ a un testigo para que lo haga.” (Stott).

Lo que Pablo pedía a Timoneo es lo que Dios “hoy” nos pide a nosotros:

A. Ser sobrio en todo 2 Timoteo 4:5a

Ser sobrio: La traducción del: Gr. sÇphronéÇ (formas del verbo), “tener buen criterio”, “ser razonable”, “tener dominio propio”.

La palabra empleada expresa la idea de ser libre de la influencia de agentes embriagantes. Y en este contexto sugiere que Timoteo debía mantenerse despierto y vigilante para evitar caer bajo los efectos intoxicantes de las nuevas ideas de aquellos que tenían deseos mórbidos por lo sensacional y que se apartaban de la verdad. En contraste, debería llevar a cabo una enseñanza equilibrada de toda la Palabra de Dios.

Sobrio se define al hombre que tiene moderación y discreción en su forma de actuar.

Proverbios 13:16 “Todo hombre prudente procede con sabiduría; más el necio manifestará necedad”.
Dios nos llama a la prudencia que es el camino a la sabiduría entonces podrá:

  1. Refrenar su lengua Santiago 1:26 “Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana.”

Ser religioso es: prestar gran atención a la religión, fervoroso, fiel en la adoración y en el servicio religioso, pero al no refrenar su lengua su religión es una mentira no le sirve para nada.

Son quienes hablan demás, chismeando, diciendo mentiras, criticando, murmurando y juzgando a los demás. Proverbios 18:21 – Proverbios 21:23

La Biblia nos dice que sí podemos refrenar la lengua. Proverbios 10:19 “En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente”.

 2. No dejarse dominar por las emociones: Proverbios 3:5-6

Según el DRAE, el término emoción significa: “estado de ánimo producido por impresiones de los sentidos, ideas o recuerdos que con frecuencia se traduce en gestos, actitudes u otras formas de expresión”.

Emocionable significa: “emotivo, muy sensible a las emociones”.

La persona emocionable es alguien cuya conducta se rige por las emociones.

Recordando Proverbios 13:16 a “Todo hombre prudente procede con sabiduría”  La sabiduría siempre espera actuar hasta el momento adecuado, mientras que la emoción siempre quiere actuar ¡ahora mismo! Dejarse llevar por las emociones es imprudente, clama por una acción inmediata. Por el contrario, la sabiduría tranquilamente piensa en cómo una decisión afectará el futuro. 1 Corintios 6:12 “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna”.

3. Tener dominio propio 2 Timoteo 1:7

Dominio propio: Es la capacidad que nos permite controlar nuestras emociones y no que estas nos controlen a nosotros.

Es lo que me permite alejarme del pecado y hacer solamente lo que es correcto que significa hacer lo que Dios me dice en su palabra.

4. Conducirme en conformidad con el Espíritu (Romanos 8:4).

Conducir un vehículo distraído es peligroso, por ejemplo haciendo uso del celular, puede ocasionar un accidente. Lo mismo sucede con nuestro bienestar espiritual, como el conductor distraído que no ve las señales de peligro, si nos distraemos en sentido espiritual también sufrimos consecuencias, por ejemplo permitiendo que otras cosas nos desvíen de nuestra carrera cristiana. “El tener la mente puesta en la carne significa muerte, pero el tener la mente puesta en el Espíritu significa vida y paz”. Romanos 8:6

En lugar de permitir que las cosas de la carne nos distraigan, conduzcámonos con las cosas del espíritu. De esta forma seguiremos andando en conformidad con él y eso nos traerá bendiciones, pues la mente puesta en las cosas del Espíritu significa vida y paz (Gálatas 6:8).

5. Andar con diligencia. (Efesios 5:15-16).

“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos”.

El mirar con diligencia como andamos, debe ser una actitud diaria que debemos tener.

Pablo menciona la palabra “andar” siete veces en la epístola a los efesios. Es una palabra muy clave que describe todo el circuito de las actividades de la vida individual, es decir debemos ser diligentes no solo en algunas áreas de nuestra vida sino en todas en nuestro diario vivir, que incluye lo personal, familiar, laboral y  espiritual.

Debemos andar como sabios diligentes en TODO, y de esa manera,  “marcaremos la diferencia”.

Conclusión: Esforcémonos para cumplir esta responsabilidad tan importante para nuestro caminar cristiano, siendo sobrios en todo, no dejándonos dominar por las emociones, teniendo dominio propio y conduciéndonos en el Espíritu.

Para Orar: Que el Espíritu Santo nos ayude a cumplir este importante encargo.

Para hacer: Trabajemos para que todas nuestras acciones, reflejen prudencia, que es el camino a la sabiduría.

_____________________________________

LUNES  8 de mayo 2017

RECOMENDACIONES BÁSICAS para las Células

  • Utiliza un lenguaje sencillo. Sé amable en cada una de tus expresiones, no utilices idioma religioso.
  • Pídele al Señor creatividad para que cada semana la lección sea una experiencia de vida impactante para todos los asistentes.
  • Tu mensaje debe ser de fe, esperanza y motivación para que los invitados sigan adelante en su vida cristiana.
  • Transmítele el amor de Dios a cada persona.
  • Organízate con anterioridad:
    • Prepara el tema
    • Llega puntual
    • En tu presentación personal.
  • Es importante que tengas una excelente relación con el anfitrión, esto te permitirá́ crear una atmósfera en la cual el Espíritu Santo podrá́ moverse con libertad.
  • Motiva a los asistentes a participar de las reuniones y a ser miembros activos de la iglesia.
  • Enséñales acerca de la importancia de la ofrenda.
  • No excedas el tiempo acordado para la Célula (45 a 60 minutos).
  • Sé prudente dentro del hogar donde realizas la Célula, tu testimonio habla por ti.
  • Lee, estudia y prepárate para recibir la bendición que Dios tiene preparada para ti.
  • Ponte de acuerdo con el anfitrión para invitar siempre personas nuevas cada semana.
  • Recuerda realizar siempre la oración de fe.
  • Ora siempre por las necesidades de los asistentes.

DINÁMICA Para un desarrollo efectivo de las Células se sugiere tener en cuenta el siguiente esquema:

1.  BIENVENIDA Y SALUDO (5 MINUTOS).
2.  INTRODUCCIÓN (5 MINUTOS).
3.  DESARROLLO DEL TEMA (20 MINUTOS).
4.  MINISTRACIÓN (5 MINUTOS).
5.  OFRENDA (5 MINUTOS).

Versículo: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse”. (2 Timoteo 2:15)

Vida de Testimonio

Lectura Bíblica: Romanos 8:15,16, 2 Corintios 3:2,3, Santiago 4:7, Mateo 7:17,20, Mateo 5:16                                                                        

Introducción: Nuestras acciones, el cómo nos comportamos y cómo somos con nuestros semejantes; son el fruto, de que aquello en lo que creemos se ha hecho o se está convirtiendo una realidad en nuestra vida. Si vemos esto aplicado en la vida de Jesús, vemos que el evangelio que predicaba no estaba basado solo en ideas.

I. Un buen testimonio nos da identidad como hijos de Dios. Romanos 8:15,16

La identidad es la que dice y responde las siguientes preguntas:

  1. ¿Quiénes somos?: “Somos hijos de Dios”
  2. ¿De quién somos? “de Cristo”
  3. ¿A qué lugar pertenecemos? “Somos ciudadanos celestiales embajadores en la Tierra”

 II. La carta de presentación de todo cristiano es su testimonio. 2 Co 3:2,3

A. El comportamiento con los demás, 2 Corintios 3:2:  “Ustedes mismos son nuestra carta,  escrita en nuestro corazón,  conocida y leída por todos”.

Ser una carta es tener en nuestro corazón escrito el corazón de Dios. Es una manera poderosa de mostrar a otros y enseñar acerca de nuestra fe; dejar que otros vean a Jesús a través de nosotros, es una de las mejores maneras de permitir que el evangelio sea predicado en nuestro medio, en nuestros quehaceres diarios, en el trabajo, en la escuela, con nuestros familiares y amigos no creyentes.

B. Fieles representantes de Cristo. En su vida y testimonio, en nuestro corazón han sido escritas las leyes de Dios por el Espíritu, para que por Su gracia las podamos poner por obra. “Es evidente que ustedes son una carta de Cristo,  expedida por nosotros,  escrita no con tinta sino con el Espíritu del Dios viviente;  no en tablas de piedra sino en tablas de carne, en los corazones” (2 Corintios 3:3).

C. Nuestro testimonio nos da autoridad. “Someteos, pues a Dios; resistid al diablo y huirá de vosotros” (Santiago 4:7). Si nos sometemos a Dios, si estamos bajo autoridad, podemos ejercer autoridad. El testimonio de la autoridad se refleja en la casa, para guiar nuestra familia, para exigir un cambio de vida en nuestros hijos. Esa es la manera para que toda la familia se convierta. No podemos exigir un estilo de vida sino somos ejemplo.

D. Un árbol se conoce por el fruto que da. “Así todo buen árbol da buenos frutos, más el árbol malo da malo frutos, 20 Así que, por sus frutos los conoceréis”. Mateo 7:17,20 

“No se recogen higos de las zarzas, ni se cortan uvas de los espinos”. De la misma manera un cristiano se conoce por su manera de vivir, su manera de hablar, por su manera de reaccionar ante los problemas.

 

  1. Nos da el poder de darle la Gloria a Dios. Mateo 5:16
  2. Cuando cambiamos nuestra manera de pensar. Toda conducta es motivada por una creencia y toda acción es incitada por una actitud. Dios reveló esto hace miles de años antes: “Tengan cuidado de cómo piensan; la vida es modelada por sus pensamientos”.

El primer paso en el crecimiento espiritual es empezar por cambiar la manera de pensar. La manera en que pienses determinará cómo te sientes, y cómo te sientes influirá en cómo actúas.

“No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta”. Romanos 12:2 (NVI).

  • Cambia tu manera de vivir: Cuando permites que otros conozcan al Señor a través de ti, entonces, es cuando el impacto del evangelio llega a tu medio; pero más que por lo que digas, hablas más con lo que haces, por cómo te comportas, si tu vida realmente está bajo la dirección de lo que Jesús nos enseña a través de los evangelios, y del Espíritu Santo; y si tus hechos no contradicen el evangelio, es cuando le estamos diciendo al mundo que tenemos un Dios que cambia, que transforma, que restaura.   

“Si yo cambio, todo cambia”

Conclusión: Hoy es nuestra oportunidad de sembrar en las personas más que palabras, podemos sembrar pequeñas y hermosas semillas con nuestro testimonio, y nuestro proceder también.

Para Orar: En este día, pídele  al Señor a que te ayude a que tus hechos y palabras vayan siempre en la misma dirección, a que tus acciones no contradigan el evangelio, y siempre presentarte acepto delante de nuestro Señor.

Para Hacer: Ten conciencia de tus palabras, acciones y comportamientos, y comienza a sembrar a través de tus palabras y ejemplo semillas verdaderas que muestren al Cristo que vive en ti.

“Todo lo que hagas, lo que dejes de hacer, todo eso va a reflejar qué clase de epístola, qué clase de testimonio y testamento estás dejando”. Rvdo. Omar Cabrera Jr.

____________________________________________

LUNES 15  de mayo 2017

RECOMENDACIONES BÁSICAS para las Células

  • Utiliza un lenguaje sencillo. Sé amable en cada una de tus expresiones, no utilices idioma religioso.
  • Pídele al Señor creatividad para que cada semana la lección sea una experiencia de vida impactante para todos los asistentes.
  • Tu mensaje debe ser de fe, esperanza y motivación para que los invitados sigan adelante en su vida cristiana.
  • Transmítele el amor de Dios a cada persona.
  • Organízate con anterioridad:
    • Prepara el tema
    • Llega puntual
    • En tu presentación personal.
  • Es importante que tengas una excelente relación con el anfitrión, esto te permitirá́ crear una atmósfera en la cual el Espíritu Santo podrá́ moverse con libertad.
  • Motiva a los asistentes a participar de las reuniones y a ser miembros activos de la iglesia.
  • Enséñales acerca de la importancia de la ofrenda.
  • No excedas el tiempo acordado para la Célula (45 a 60 minutos).
  • Sé prudente dentro del hogar donde realizas la Célula, tu testimonio habla por ti.
  • Lee, estudia y prepárate para recibir la bendición que Dios tiene preparada para ti.
  • Ponte de acuerdo con el anfitrión para invitar siempre personas nuevas cada semana.
  • Recuerda realizar siempre la oración de fe.
  • Ora siempre por las necesidades de los asistentes.

DINÁMICA Para un desarrollo efectivo de las Células se sugiere tener en cuenta el siguiente esquema:

1.  BIENVENIDA Y SALUDO (5 MINUTOS).
2.  INTRODUCCIÓN (5 MINUTOS).
3.  DESARROLLO DEL TEMA (20 MINUTOS).
4.  MINISTRACIÓN (5 MINUTOS).
5.  OFRENDA (5 MINUTOS).

 

Versículo: “Predica la Palabra”. 2 Timoteo 4:2 a

 

                                                PREDICA LA PALABRA (Parte I)

Lectura Bíblica: 2 Timoteo 1:8, 2 Timoteo 1:13

Introducción: Como instrumentos de Dios no le era requerido a Timoteo solamente conocer la Palabra o que le gustara la Palabra o que aprobara la Palabra; se le requería que predicara la Palabra.

Este énfasis constante,  le deja claro a Timoteo el punto que Pablo le quería transmitir:

I.  No te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor(2 Timoteo 1:8) “Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios”.

A.   “no te avergüences…”. Pablo no estaba reprendiendo a Timoteo, había demostrado en muchas ocasiones ser un siervo fiel, que había trabajado con frecuencia en medio de la persecución, sin llegar a retroceder nunca. Pero el ambiente en el que Timoteo tenía que trabajar se estaba volviendo hostil.

Lo que Dios nos quiere decir es que nos analicemos y confesemos si nos hemos avergonzado del Señor en un momento (Mr 8:38), quizás por temor a lo que otros iban a pensar de nosotros, o porque nos preocupaba por que nuestra forma de vida no guarda correspondencia con la fe que profesamos, muchas veces somos tan reservados en expresar lo que el Señor ha hecho en nuestras vidas.  Y aquí encontramos que Pablo nos exhorta a nosotros a dar un testimonio valiente y sin complejos de Cristo, sin importar el costo o las consecuencias. Si no hablando con claridad, sin evasivas ni vacilaciones, explicando la gracia de Dios que nos es ofrecida por el evangelio y también, las graves consecuencias de rechazarlo.

B. Soporta las aflicciones que acompañan al ministerio

Pablo tiene como finalidad invitar a Timoteo a participar con él en el evangelio y en las dificultades que éste conlleva: “Sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios”. Siempre que nos involucramos en el servicio fiel al Señor, no faltará el sufrimiento y las dificultades.

Por lo tanto, no debemos extrañarnos cuando encontramos aflicción al  identificarnos con el evangelio. Lo que nos debería extrañar es que los inconversos nos alaben por ello. Esto sería “preocupante” y nos debería hacer reflexionar sobre nuestra fidelidad al Señor.

A muchos en nuestros días esto les extraña, que piensan que la vida cristiana debería ser fácil, agradable. Creen en un Dios que tiene que quitarles cada obstáculo que se presenta en sus vidas, y que nunca permitirá que nada grave les ocurra. Pero esta visión del evangelio no tiene nada que ver con lo que había sido la vida de Pablo hasta ese momento, ni tampoco con las exhortaciones que ahora le hacía a Timoteo.

II. Retén la forma de las sanas palabras (2 Timoteo 1:13)

Pablo alienta a Timoteo para que sea fiel en el cuidado de “las sanas palabras que de mí oíste”. El apóstol estaba al final de su carrera, y encarga a su discípulo y colaborador que continúe con el ministerio que le había encomendado el Señor.
A. Ser leal al contenido de la Palabra de Dios. En nuestros días es conveniente tener esto en cuenta. No debemos avergonzarnos de términos como “la sangre de Cristo que nos limpia de todo pecado”, “expiación”, “redención”, “justificación”, “nacer de nuevo”, u otros muchos conceptos que ya no son agradables al oído moderno. La razón es que estas palabras son “sanas”, y tienen la facultad de producir sanidad espiritual, en contraste con aquellas enseñanzas de los falsos maestros (1 Ti 6:3-5).
B. “Las palabras que de mí oíste”. Pablo estaba afirmando también que Dios le usaba para revelar su verdad inspirada, ya que de otro modo, no tendría sentido que Timoteo guardara sus palabras con tanto cuidado y rigor.
Hoy más que nunca, cuando todo vale y todo se justifica, se hace imprescindible tomar seriamente en consideración esta exhortación del apóstol Pablo.

III. Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles (2 Timoteo 2:2)

Hoy a través de esta palabra Dios nos insta a que transmitamos el evangelio, a hombres fieles, que sean idóneos para enseñar también a otros.

Como hijos de Dios ¿estamos interesados en los negocios de nuestro Padre celestial? el principal asunto es la predicación de la Palabra de Dios. Pero tenemos que reconocer que necesitamos la gracia de Dios para llevar a cabo los propósitos de Dios, así como para cualquier aspecto de nuestras vidas como Sus hijos.

IV. Preséntate ante Dios como obrero aprobado(2 Timoteo 2:15)

A. Esfuérzate: Uno tiene que estudiar, con el ansia y la ilusión de hacer todo lo posible para que Dios apruebe nuestra vida. El obrero aquí es evidentemente un maestro, lo cual significa que ha de ser un estudiante diligente de la Palabra de Dios.

B, Usa bien la palabra de verdad debes interpretar correctamente la Palabra de Dios. Y eso quiere decir que tienes que ser un obrero especializado, cualificado, como un artesano. Uno no puede escoger un versículo de aquí y otro versículo de allá, e ignorar un pasaje aquí y otro más allá. La recomendación es que seamos diligentes en el estudio de la Palabra. Para poder llegar a ser un maestro que interpreta bien la Palabra de verdad.

V. El siervo del Señor… debe… ser apto para enseñar (2 Timoteo 2:24)

(No contenciosos, apto para enseñar, sufrido)

A. Un siervo: el creyente es como un siervo, y ha de ser amable con todos. Cuando te mantienes firme por la verdad, debes tener una postura clara y definida, y dar a conocer a la gente cuál es tu posición. Mantén tu firmeza a favor de la verdad, pero ten en cuenta que debes corregir con mansedumbre a los que se oponen. Si estás tratando de ganar una persona para Cristo, no discutas con ella. Si ella no está de acuerdo contigo, respeta su desacuerdo. Simplemente, limítate a continuar presentándole la Palabra de Dios.

B. Sufrido: Hay que estar dispuesto a sufrir por el evangelio, a sobrellevar todo lo necesario para que el evangelio de Dios avance. Aunque en el camino nos encontremos con ofensas, burla, calumnias, discriminación, pérdidas materiales y otras circunstancias semejantes.

El engaño es creer que porque Jesús sufrió en la cruz por nosotros, ya no debemos soportar aflicciones, no se trata de buscar el sufrimiento, sino que este se acepta como consecuencia de ser fieles a nuestro Señor Jesucristo.

El Espíritu Santo en Su trato con nuestras vidas, nos hace pasar por la “escuela del sufrimiento”, que es fuerte y firme, para desarrollar compasión por los que sufren, seguir a Jesús requiere pagar un precio. “Para ser aprobado tiene que ser probado”.

(Recomendación leer el libro del Rvo Omar Cabrera “Vale la Pena Pagar el Precio”)

VI. Toda la Escritura es inspirada por Dios (2 Timoteo 3:16)

La expresión “inspirada por Dios” quiere decir literalmente “exhalada por Dios”, lo que señala su origen divino por medio del Espíritu Santo. Este origen divino de la Escrituras, explica por qué es provechosa y debe ser la norma suprema y absoluta de fe y conducta para toda la humanidad.

 

Conclusión: Es el tiempo de testificar de Cristo más allá de las aflicciones y obstáculos que se presentan en nuestras vidas.

Para Orar: Señor perdónanos si nos hemos avergonzado de Ti en algún momento, ayúdanos a partir de hoy a ser valientes para dar testimonio sin importar el costo de las consecuencias.

Para Hacer. Presentar la Palabra de Dios con diligencia.

 

__________________________________________________

LUNES  22  de mayo 2017         

RECOMENDACIONES BÁSICAS para las Células

  • Utiliza un lenguaje sencillo. Sé amable en cada una de tus expresiones, no utilices idioma religioso.
  • Pídele al Señor creatividad para que cada semana la lección sea una experiencia de vida impactante para todos los asistentes.
  • Tu mensaje debe ser de fe, esperanza y motivación para que los invitados sigan adelante en su vida cristiana.
  • Transmítele el amor de Dios a cada persona.
  • Organízate con anterioridad:
    • Prepara el tema
    • Llega puntual
    • En tu presentación personal.
  • Es importante que tengas una excelente relación con el anfitrión, esto te permitirá́ crear una atmósfera en la cual el Espíritu Santo podrá́ moverse con libertad.
  • Motiva a los asistentes a participar de las reuniones y a ser miembros activos de la iglesia.
  • Enséñales acerca de la importancia de la ofrenda.
  • No excedas el tiempo acordado para la Célula (45 a 60 minutos).
  • Sé prudente dentro del hogar donde realizas la Célula, tu testimonio habla por ti.
  • Lee, estudia y prepárate para recibir la bendición que Dios tiene preparada para ti.
  • Ponte de acuerdo con el anfitrión para invitar siempre personas nuevas cada semana.
  • Recuerda realizar siempre la oración de fe.
  • Ora siempre por las necesidades de los asistentes.

DINÁMICA Para un desarrollo efectivo de las Células se sugiere tener en cuenta el siguiente esquema:

1.  BIENVENIDA Y SALUDO (5 MINUTOS).
2.  INTRODUCCIÓN (5 MINUTOS).
3.  DESARROLLO DEL TEMA (20 MINUTOS).
4.  MINISTRACIÓN (5 MINUTOS).
5.  OFRENDA (5 MINUTOS).

 

Versículo: “Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina”. 2 Timoteo 4:2 – RVR

 

                              PREDICA LA PALABRA (Parte II)

 

Lectura Bíblica: 2 Timoteo 4:1,  2 Timoteo  4:2

                                                                            

Introducción: la predicación de la Palabra es el medio establecido por Dios para comunicar Su verdad a los hombres. Esta es una necesidad suprema en nuestros días y debe estar inspirada por Dios.
I. ¿Cuándo debo cumplir con este encargo?
A.  Insta a tiempo y fuera de tiempo – 2 Timoteo 4:2 b

La palabra instar significa, insistir con esfuerzo. Pablo le dice a Timoteo que debe predicar la Palabra con igual urgencia en circunstancias favorables o desfavorables.

Había una vez un clérigo en una Iglesia de Inglaterra que fue gloriosamente salvado. Cuando Jesús cambió su vida empezó a predicar el evangelio a toda su parroquia y todos fueron salvos. Entonces empezó a predicar en parroquias vecinas, y los clérigos se ofendieron. Le pidieron al obispo que detuviera a ese hombre. Cuando el obispo lo confrontó le dijo “He escuchado que usted siempre está predicando y parece que no hace nada más.” El hombre cambiado le contestó, “Bueno, señor obispo solo predico durante dos temporadas del año.” El obispo le dijo, “Me alegra saber eso; ¿qué temporadas son esas?” Él contestó, “¡a tiempo y fuera de tiempo!”

El cristiano debe estar siempre preparado y listo para predicar la Palabra, debe predicarla cuando es sencilla y cuando es difícil.

Con frecuencia hay cierto rechazo a escuchar la Palabra, pero el siervo del Señor debe ser constante en ello, sin ceder ante la presión que el mundo pueda colocar. Por supuesto, esto no quita que la predicación siempre debe ser llevada a cabo con corrección y formalidad.

El tiempo y las oportunidades para predicar el evangelio durarán hasta el momento de la venida de Cristo a juzgar al mundo.

II. ¿Cómo debo hacerlo?

La Palabra debe ser expuesta con el fin de abarcar diferentes necesidades en las personas:

A. Redarguye, reprende, exhorta – 2 Ti 4:2 c

“Redargüir“. del griego ‘élegchos’ que significa “convencer”, “reprobar” y por implicación “amonestar”. La raíz de la palabra es “prueba”, “convicción”. Se trata de presentar “evidencia” o “prueba. Una forma de la palabra significa “refutar” o “amonestar”.

Una de las finalidades del predicador es corregir aquello que es pecaminoso o que es falso doctrinalmente, para lo que primero tendrá que hacer es convencer por medio de la Palabra. Luego tendrá que guiar a la persona al arrepentimiento y al cambio en su forma de pensar.

“Reprende”. Se traduce “cuando son puestas en evidencia”, de todas las cosas, por la luz (Ef 5:13).

En este caso debe enfrentar el problema del pecado y juzgarlo a la luz de la Palabra, tanto en relación con aquellos que todavía no son creyentes, como de los que ya lo son. No se puede reducir su gravedad o ignorarlo. Esta es una de las tareas más difíciles y peor vistas que el predicador tiene que enfrentar.

“Exhorta“: animar a otros a una conducta admirable. (Strong)

Junto con la reprensión es necesario exhortar, lo que implica colocarse al lado de la persona para animarle, alentarle, amonestarle con el fin de que siga el camino correcto.

B. Con toda paciencia y doctrina 2 Ti 4:2 c

Sin impacientar o enojarse o enojarse con quienes se trata de corregir. Porque acalorarse, mostrarse áspero, o impetuoso, hará que todos nuestros esfuerzos sean infructuosos (2 Timoteo 2:25). Y para ser realmente instrumentos útiles de Dios, tendremos que fundamentar nuestra corrección con la instrucción sana de la Palabra, porque de otro modo, no tendrán ningún peso y rápidamente será olvidada.

Conclusión: Prediquemos la Palabra de Dios a tiempo y fuera de tiempo, siendo esta una necesidad suprema en nuestros días

Para Orar: Que el Señor nos ayude a estar siempre preparados y listos para predicar Su Palabra con toda paciencia y poder ser un instrumento útil en Sus manos.

Para Hacer: elaborar una estrategia con los integrantes de la Célula para cumplir con el encargo establecido por el Señor.

_________________________________________________

LUNES  29  de mayo 2017         

 

RECOMENDACIONES BÁSICAS para las Células

  • Utiliza un lenguaje sencillo. Sé amable en cada una de tus expresiones, no utilices idioma religioso.
  • Pídele al Señor creatividad para que cada semana la lección sea una experiencia de vida impactante para todos los asistentes.
  • Tu mensaje debe ser de fe, esperanza y motivación para que los invitados sigan adelante en su vida cristiana.
  • Transmítele el amor de Dios a cada persona.
  • Organízate con anterioridad:
    • Prepara el tema
    • Llega puntual
    • En tu presentación personal.
  • Es importante que tengas una excelente relación con el anfitrión, esto te permitirá́ crear una atmósfera en la cual el Espíritu Santo podrá́ moverse con libertad.
  • Motiva a los asistentes a participar de las reuniones y a ser miembros activos de la iglesia.
  • Enséñales acerca de la importancia de la ofrenda.
  • No excedas el tiempo acordado para la Célula (45 a 60 minutos).
  • Sé prudente dentro del hogar donde realizas la Célula, tu testimonio habla por ti.
  • Lee, estudia y prepárate para recibir la bendición que Dios tiene preparada para ti.
  • Ponte de acuerdo con el anfitrión para invitar siempre personas nuevas cada semana.
  • Recuerda realizar siempre la oración de fe.
  • Ora siempre por las necesidades de los asistentes.

DINÁMICA Para un desarrollo efectivo de las Células se sugiere tener en cuenta el siguiente esquema:

1.  BIENVENIDA Y SALUDO (5 MINUTOS).
2.  INTRODUCCIÓN (5 MINUTOS).
3.  DESARROLLO DEL TEMA (20 MINUTOS).
4.  MINISTRACIÓN (5 MINUTOS).
5.  OFRENDA (5 MINUTOS).

 

Versículo: “Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡Ay de mí si no anunciare el evangelio!”. 1 Corintios 9:16 RVR

 

                                                      PREDICAR  CON AMOR

Lectura Bíblica: 1 Juan 2:6, Juan 5:19, Mateo 9:36, Filipenses 2:7, 1 Juan 4:8                                                                            

Introducción: Veamos la necesidad de otros, porque es tiempo de predicar la verdad con amor.

 

I.-  Un gran Ejemplo 1 Jn 2:6

El mismo Señor Jesucristo dio ejemplo de trabajar en la obra de Dios sólo por amor

¿Qué hizo de Jesús un evangelizador tan extraordinario?

Su actitud hacia la gente.

Jesús imitó a Su Padre  (Juan 5: 19) y mostró cualidades como la humildad, el amor  y la compasión.

A. Humildad. Filipenses 2:7: “Se despojó a sí mismo y tomó la forma de un esclavo y llegó a estar en la semejanza de los hombres”.

Nunca menospreció a las personas ni les exigió de manera arrogante que le escucharan porque Él había venido del Cielo.

B. Amor. 1 Juan 4:8 “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor”. Jesús también mostró amor, uno de los rasgos más sobresalientes de Su Padre celestial.

Para que ese Amor se manifieste en nuestras vidas podemos pedir la ayuda de Dios para que a través de Su Espíritu Santo lo derrame en nuestros corazones.

C. Compasión. Mateo 9:36: “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”.

Compasión: el verbo hebreo ra·jám, que suele traducirse “mostrar misericordia” y “tener piedad”

Misericordia: es la disposición a compadecerse de los sufrimientos y miserias ajenas.

Esta cualidad es la que ganaron el cariño de la gente. Jesús sabía que quienes respondían a Su mensaje tenían muchos problemas, pues eran humanos imperfectos. Por eso, se compadecía de ellos y les enseñaba y “Se enterneció por ellos, porque eran como ovejas sin pastor”. Mr. 6:34

II.-  Predicamos sirviendo a los demás. Marcos 10:45

A. Sirvo a Dios al servir a otros: No puedes ser siervo si estás lleno de ti mismo. Solo cuando te olvidas de ti mismo puedes pensar en los demás y hacer cosas que merecen ser recordadas.

B. No condenando. Juan 8: 11 Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más”.

Teniendo en cuenta que Jesús no nos condenó, tampoco nosotros debemos condenar.

C. Hablar la verdad en amor. Efesios 4:15 (NBLH) “Más bien, al hablar la verdad en amor, creceremos en todos los aspectos en Aquél que es la cabeza, es decir, Cristo.

“El único modo de decir la verdad es hablar siempre con amor” (Henry David Thoreau)

Cuando estamos motivados por el amor —preocupación genuina según Dios por los demás— escogeremos nuestras palabras cuidadosa y meticulosamente. Como Pablo escribiera: “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes” (Efesios 4:29). Debemos escoger palabras que edifiquen —que construyan, animen y fortalezcan. “Hablar la verdad” no incluye hacer comentarios despiadados, no solicitados, sin tacto, críticos, sólo porque son ciertos, sino sintiendo el dolor y el sufrimiento del otro que nos mueve a la acción.

D. El Hablar de la Cruz de Cristo: es la mayor declaración de la  manifestación del amor de Dios.

Es una manera de comprometerte a amar al prójimo, en un mundo donde cada vez es más difícil amar, es identificarte con los que sufren, significa una invitación a un acto de extremo amor.

Conclusión: La forma más efectiva de anunciar el evangelio, es con amor.

Para Orar: Que el Espíritu Santo derrame de Su compasión para servir a los demás.

Para Hacer: Hablar la verdad en amor.