Iglesia Visión de Futuro

Escuela Kids julio 2018

Domingo 1 de julio

¡Tú bien sabes, Señor, que no he guardado silencio!”. Salmos 40:9 (Dios Habla Hoy).

Ester, una joven -como tú- para ese tiempo. Ester, una heroína

Ester 2:1-9

Una persona se la considera héroe porque actúa decididamente en el “momento justo”, mientras que otros se quedan mirando, paralizados por el terror y el asombro. Aunque no tengamos la oportunidad de salvar la vida de alguien, podríamos salvar la vida emocional al defender al necesitado, estrechar nuestra mano de amistad a quien está desamparado, compartir la Buenas Nuevas de Jesucristo con el que todavía no lo conoce, dar comida o ropa a los que no la tienen, etcétera. Lo importante es actuar en el “momento justo” para el bien de otros. Así cualquier adulto o niño será un héroe verdadero como la reina Ester.

Conoceremos hoy a una de las heroínas más valiosas de toda la historia de los israelitas. Ester era una hermosa mujer judía que quedó huérfana a causa de la muerte de su padre y su madre, pero que fue adoptada por su primo Mardoqueo. Entre todas las jóvenes vírgenes y bellas en todas las provincias del reinado de Persa, Ester fue elegida por el rey Asuero para ser su reina, ya que él se enamoró como nunca antes de otra mujer. Tal como le había ordenado su primo, Ester no dijo nada sobre su raza ni su familia pues correría peligro su vida. Cuando su primo se enteró de que Amán, el primer ministro nombrado por el rey Asuero, había hecho que el rey firmara un decreto de destrucción contra los judíos, Mardoqueo se vistió con ropas ásperas (que era señal de dolor). Al verlo así, la reina Ester mandó a preguntarle qué pasaba. Le explicó el plan de Amán y le pidió que ella hablara personalmente con el rey y le suplicara su intervención en favor de su pueblo. Al principio, a Ester no le agradó la idea de presentarse ante el rey sin su invitación, debido a la ley que condenaba a muerte a todo hombre o mujer que entrara en el patio interior del palacio sin el llamado del rey. Solo si él extendía su cetro de oro hacia esa persona en señal de clemencia, le perdonaría la vida. Pero Mardoqueo le animó diciendo: “¡A lo mejor tú has llegado a ser reina precisamente para ayudarnos en esta situación!” (Ester 4:14). ¿Qué piensan que hizo la reina Ester?

Ester llegó a ser la reina de una de las naciones más poderosas de la historia. De repente, llega un “momento crítico” en el cual podría desaparecer el pueblo de Dios. ¿Intervendrá la reina Ester? Hacerlo significaría arriesgar su propia vida. ¿Qué harían si fueran la reina Ester? [Dé tiempo a que respondan…]. Piensen por un momento que la vida de toda su familia depende de lo que ustedes hagan o hablen… ¿qué harían? Entonces, la reina Ester pidió un ayuno por tres días y decidió que después, iría a ver al rey aunque eso fuera en contra de la ley y la mataran. Hoy estamos viviendo tiempos difíciles, chicos, estamos viviendo tiempos donde en Argentina se quiere establecer una ley que permita que se mate a los bebés en la panza de la mamá. Quieren destruir la vida de los indefensos, quieren dar rienda suelta a matar sin pensar. Este situación que estamos viviendo en Argentina, necesita nuestra oración, que clamemos que Dios intervenga, por eso en todas las iglesias cada día hay un tiempo de clamor, de oración y la oración que todos nosotros hagamos llegará a los oídos de Dios y Él intervendrá.

Ester estaba dispuesta a pedir al rey por su pueblo. Después del ayuno, se puso su ropa real y arriesgó su vida al aparecer en el patio del palacio ante Asuero. Al verla allí, el rey se mostró cariñoso con ella y extendió su cetro. Cuando el rey preguntó lo que quería, ella le invitó a un banquete que había preparado en su honor. También pidió que trajera a Amán. El rey quería saber lo que deseaba Ester para poder conceder lo que fuera. Ella solamente quería invitarles a otro banquete al siguiente día. Fue allí que Ester dio a conocer los planes de Amán de matar a los judíos, al pedir al rey que salvara la vida a ella y a su pueblo. Cuando el rey supo que Amán estaba detrás del plan de destrucción, mandó a que lo cuelguen en la horca (la misma que él había preparado para Mardoqueo porque éste no le respetaba debidamente). Su plan salvó a los judíos porque el rey Asuero anuló la malvada orden de Amán y le dio a Ester la autoridad para escribir las cartas en nombre del rey, lo que mejor le pareciera en favor de los judíos. Entonces, el rey autorizó que los israelitas se reunieran y defendieran sus vidas y se apoderen de los bienes de los que les atacaran. Y así fue. Ester decretó la celebración de Purim para recordar estos días, fiesta que hasta hoy el pueblo de Dios la recuerda y celebra. Hoy queremos decretar desde este lugar y con la autoridad que Dios nos dio, que no habrá plan de muerte ni de destrucción para nadie en Argentina. No vamos a guardar silencio (versículo para memorizar) vamos a hablar y vamos a orar. Su Reino se establecerá en este tiempo a través de tu vida. Echaremos fuera el temor y seremos los héroes de este tiempo. Oremos.

Maestro: Ora impartiendo valentía a los kids y pre. Si tienen preguntas sobre el tema, escúchelos y si necesitas ayuda por algún caso particular que se presente con los niños y pre, habla con tu pastor. Quizás muchos en este tiempo puedan haber sentido temor, intimidación por las situaciones que atraviesan. Pero la iglesia debe sostenerlo y ayudarlos a ganar la victoria.

Escalón 26: Subo en Su Presencia buscando el bienestar de otros

Dinámica familiar: Mirar juntos Historias de la Biblia para niños – Ester – Pequeños Héroes: https://www.youtube.com/watch?v=VK3p3TmcHE0

Actividad: Pinto cada número del color indicado

1: violeta, 2: rojo, 3: verde, 4: amarillo, 5: azul, 6: naranja

Actividad para preadolescentes

Esta actividad aún se puede realizar como un programa de televisión

Ten hojas listas para 2 o 4 equipos.

Escribe las preguntas en hojas grandes de papel económico o en la pizarra.

Provee marcadores para que puedan contestar las preguntas y luego compartir sus respuestas. Abajo se encuentran las respuestas.

No debes dar las respuestas, pero puede utilizarlas para ayudar como “pistas”.

Primera pregunta

¿Qué dicen muchas veces los héroes a los que los entrevistan en televisión después de haber ayudado o salvado a alguien?

Posibles repuestas: “Estoy seguro de que otros hubieran hecho lo mismo”. “Solo sucedió porque yo estaba en el lugar preciso en el momento justo”. “No sé qué pasó realmente. Vi la crisis y salí al encuentro para ayudar”. “No podía quedarme con los brazos cruzados. Tenía que ayudar”.

Segunda pregunta

¿Cómo definirían la palabra “valor”?

Posibles respuestas: valentía, atrevimiento, fuerza, virtud. ¿Tienen valor los héroes verdaderos? ¿Cómo se ve en ellos?


Domingo 8 de julio

“Esté lista tu mano a darme ayuda, porque he preferido tus preceptos”. Salmo 119: 173 (Dios Habla Hoy)

Abram y Lot, escogiendo lo mejor

NOTA ACLARATORIA: LA LECTURA BÍBLICA ES GENESIS 13

Génesis 13

Es importantísimo hablar de las cosas que nos quieren desviar de los propósitos de Dios.  Abraham y Lot no lo hicieron cuando hubo problemas entre sus siervos. Así que tuvieron que tomar una decisión, la cual los apartó y los llevó por caminos diferentes. Esto fue necesario para que se cumpla la promesa de Dios para Abraham.  En la vida hay cosas que nos causan dificultad y con Su sabiduría, debemos quitarlas de nuestro camino si queremos que se cumpla Su propósito.

Para comenzar la clase de hoy haremos este juego:

La clase de hoy es sobre cómo tomar buenas decisiones. A veces es más fácil saber qué es lo mejor para nosotros pero otras veces no sabemos cómo escoger. Ten a mano tres cajas cubiertas con papel de regalo que contengan los siguientes elementos: Una con piedras, otra con caramelos para todos los niños /pre y la otra vacía. Pida a tres niños que sin mirar lo que hay adentro, escojan una de las cajas. Cuando las hayan escogido, deben mirar y sacar lo que hay adentro y decir cómo se sienten al saber lo que les salió por sorpresa. Una vez que hayan compartido sus sentimientos, hable sobre cómo a veces sabemos escoger lo mejor cuando vemos de qué se trata, pero muchas veces tenemos que decidir sin saber ni ver las sorpresas que tendremos.  Hoy veremos las diferentes formas en que tomamos decisiones.

Lee o narra la historia de Génesis 13  para poder contarla en palabras fáciles de entender.

Para visualizar la historia, haz el dibujo de una cara enojada en un globo de aire de color rojo. Poco a poco, mientras cuentas la historia, tienes que ir inflando el globo. Cuenta algo y sigue inflando. Cuenta más y sigue inflando hasta que el globo explote (debe explotar mientras estás hablando de la relación entre los siervos de Abraham y los de Lot). Habla de las muchas cosas que pasaron entre la gente de los dos campos, por ejemplo: peleas, celos, pleitos, etcétera. Si no quieres inflar un globo, toma un vaso y dibuja en él una cara enojada. Mientras cuentas la historia vas a ir llenando el vaso con algún líquido rojo (agua con tinta roja). Debes llenarlo hasta que se rebalse. Explica que así es el enojo que permitimos crecer en nuestras vidas. Cualquiera de las dos actividades permitirá visualizar la idea del enojo.

Abraham regresó de Egipto y se estableció nuevamente en la tierra donde antes había construido un altar, Bethel. Tuvo muchas posesiones, ganado y también un sobrino llamado Lot quien había venido desde Harán. Los siervos de los dos empezaron a tener problemas, pleitos, celos, etcétera. Comenzaron a pelear. Al fin Abraham y Lot tuvieron que separarse ya que la tierra no era suficientemente grande para abastecer el ganado de los dos. Aunque Abraham era el padre de la familia (Lot estaba bajo su autoridad). Abraham dejó que Lot decidiera cuál tierra tomaría. Abraham no quiso pelear con su sobrino. Lot escogió la tierra que parecía más fértil. ¿Qué pensarían ustedes al tener la oportunidad de escoger? ¿Escogerías lo mejor para ti o dejarías lo mejor para otro? Habla de ejemplos como: Cuando hay dos pedazos de torta, ¿cuál escogerías tú? Abraham fue sabio en su decisión y Dios le bendijo diciendo que Él sería dueño de toda la tierra. Abraham se estableció en Hebrón.

Solo para los pre: Una vez que hayas terminado la historia, acérquense todos a mirar en el mapa la ubicación de Hebrón. (Para que puedan comprender más) Allí pueden poner a Abraham y su familia.

Muchas cosas se pueden aprender gracias a la historia de hoy.

Por ejemplo:

  1. A veces las cosas que parecen ser lo mejor no lo son.
  2. Cuando permitimos que otros tengan el primer puesto o tomen el pedazo más grande, Dios se complace.
  3. Cuando nos sentimos enojados debemos hablar de nuestros sentimientos para que no crezcan y así evitar las barreras que causan los conflictos.

Trabaja en estos tres puntos con ejemplos concretos que los niños y pre viven a diario.

En el escalón 27 tomo decisiones que me acercan a Su propósito

Dinámica familiar: Charlen durante la semana las cosas de las cuales se tienen que apartar para cumplir con el propósito de Dios. Tomen decisiones.

Actividad: Ordeno, pinto

Pinto!


 

Domingo 15 de julio

“¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra”.  Salmos 119:9

¿Manos o corazón limpio?

Marcos 7: 1- 23

Vieron que desde hace un tiempo se ha estipulado tener alcohol en gel en todos lados, para poder tener siempre las manos desinfectadas, limpias, de todo virus y bacteria. Si no también tenemos las toallitas húmedas en alcohol. Es muy importante tener las manos limpias porque muchos gérmenes se acumulan en la piel y en las uñas, debemos mantenerlas limpias ( puede hacer que los niños muestren sus manos, para ver cómo están, dar algunos consejos prácticos de cómo mantenerlas limpias, las uñas cortadas, etc)  Como en ocasiones el jabón y el agua no están disponibles, muchas personas cargan un paquete de toallas húmedas desechables o una botellita con alcohol en gel (puedes llevar todo esto para mostrar) para asegurarse que sus manos estén limpias.

Hoy veremos que más que tener las manos limpias, Jesús nos llama a cuidar y limpiar nuestro corazón, nuestros pensamientos.

Después de todos los milagros que había hecho Jesús, los líderes religiosos encontraron la manera de criticar a Jesús. Los judíos, el pueblo escogido de Dios, tenían muchas reglas acerca de cómo hacer las cosas. Una de esas reglas era de cómo limpiarse las manos antes de comer. Al parecer, Jesús y Sus discípulos no se habían limpiado las manos de la manera correcta. Cuando los líderes religiosos vieron esto, le dijeron a Jesús que eso no estaba correcto. Pero Jesús (el Hijo de Dios) conocía el corazón de esos hombres. Jesús sabía que por fuera estaban limpios, pero sus corazones estaban sucios y llenos de pecado. Jesús les hizo mención de un versículo de Isaías 29:13 (LBLA) “Dijo entonces el Señor: Por cuanto este pueblo se me acerca con sus palabras y me honra con sus labios, pero aleja de mí su corazón, y su veneración hacia mí es sólo una tradición aprendida de memoria”.

Jesús se refería a los líderes religioso cuando dijo eso. Jesús continúo explicándoles a Sus discípulos que lo que está por dentro de la persona (el corazón) es más importante que lo que está por fuera. Dios se preocupa más porque la persona esté bien con Él que por cómo la persona se lava las manos. Los judíos habían creado tantas reglas que era muy difícil para que la gente las siguiera a todas.

Entonces Jesús llamó a las personas a acercarse alrededor de Él a escuchar lo que tenía que decir. “Todos ustedes escuchen. No es lo que entra en su cuerpo lo que les hace impuros, son las malas palabras que salen de sus bocas. De sus corazones vienen los pensamientos malos, la codicia (desear cosas), el engaño y la envidia (desear lo que otro posee). Esto es lo que los hace impuros.”

Las personas en el tiempo de Jesús estaban más preocupadas por mantener sus manos limpias que de tener un corazón limpio.

¿Somos diferentes? ¿Cuidamos nuestros corazones de pensamientos malos? ¿Qué clase de libros leemos? ¿Qué tipo de programas de televisión y películas observamos? ¿Qué lenguaje utilizamos? ¿Qué miramos en el celular?

Manos limpias o corazón limpio, ¿qué es más importante?

Tomar un tiempo para ministrar y orar para que cada uno así como se baña y mantiene limpio su cuerpo, limpie su corazón, mente, pensamientos de todo lo que lo quiere ensuciar.

En el escalón 28 crezco en la limpieza de mi corazón

Dinámica familiar: Anotamos aquellas áreas de nuestra vida como familia en las que debemos dejar que la Sangre de Jesús nos limpie y oramos unos por otros.

Actividades para mirar y elegir según los recursos que tienes:

RELEVO DE GUANTES: Divida a los niños en dos equipos y permíteles competir haciendo que un miembro de cada equipo corra hacia una caja de guantes desechables, se ponga un guante, regrese a su equipo y toque al próximo participante de su equipo. El primer equipo que tenga a todos sus participantes con un guante en su mano es el ganador.

COLGANTE “MANO EN EL CORAZÓN: Provéele a los niños materiales para que individualmente recorten un corazón grande hecho de cartulina o cartón fino. Pídales que escriban ¿MANOS LIMPIAS O CORAZÓN LIMPIO? alrededor del borde del corazón. Luego pídeles que marquen sus manos en el centro del corazón, y decoren con el material que deseen. Añádele una cinta o lana para que puedan colgarlo cuando lo completen.

MANO DECORADA: Entrega a los niños cartulina para que marquen cada mano y las recorten. (Si prefieres, puedes tener patrones de manos ya recortadas disponibles). Peguen las manos formando un “guante”. Permíteles escribir algo de la lección de hoy en cada dedo de su “guante” como: Manos limpias; Corazón limpio; Perdónanos, Padre, por nuestros corazones impuros; NO a las malas palabras, NO a los malos pensamientos, etc. Los niños podrán crear sus propias frases después de escuchar la lección de hoy. Esto definitivamente puede animar al grupo a discutir el tema.

CORAZONES LIMPIOS: Provéele a los niños dos corazones bien grandes hechos de cartulina. Le pegarán, si desean, una cinta o lana roja en un corazón y cinta o lana negra en el otro corazón o puedes trazar el borde con marcadores en esos colores. En un papel escribirán palabras o dibujarán representaciones de cosas o acciones que demuestran tener un corazón limpio y un corazón impuro. (Pueden también buscar fotos o dibujos en revistas). Las recortarán y, después de escribir en el corazón con borde rojo el título CORAZÓN LIMPIO y en el otro corazón el título CORAZÓN IMPURO, pegarán las palabras o dibujos en el corazón adecuado. Peguen los corazones en la pared del salón.

CORAZÓN EN BARRA DE JABÓN: (Actividad para niños mayores) Si el tiempo lo permite, dele una barra de jabón y un cuchillo plástico a los niños y pídales que traten de esculpir un corazón de la barra de jabón. Indíqueles que deben recortar las esquinas primero, formando la parte superior del corazón y luego darle la forma adecuada al resto del jabón.

EXPOSICIÓN DE LIMPIEZA: Permítele a los niños trabajar juntos para hacer un afiche de la lección bíblica de hoy. Deberán tener papel para hacer dibujos de acciones que demuestren un corazón limpio, guantes y toallas desechables para colgar en el afiche, dibujos de líquido desinfectante para las manos y etiquetas engomadas o de foam en forma de corazones. En el medio de una cartulina escribe ESTEMOS LIMPIOS ANTE DIOS y luego peguen todo lo conseguido alrededor del título. Añada palabras de la lección de hoy y los corazones.

ENVOLVIENDO JABONES: Provéele una barra de jabón a cada niño y papel o papel de construcción para envolver el mismo. Decoren la envoltura con la frase, PERDÓNANOS, PADRE, POR TENER PENSAMIENTOS IMPUROS. Añádele corazones dibujados o de etiquetas engomadas. Sugiérele a los niños el poner su jabón envuelto en el baño para recordarles la lección de hoy.

CORAZÓN EN TRES CAPAS: Entrega patrones de corazones en tres tamaños diferentes a los niños para que los recorten. Los pegarán, uno encima de otro, pero poniéndole un cuadrito de cartón grueso o de cartón espuma  entre uno y otro. El más grande deberá estar abajo y el más pequeño arriba. Antes de pegar el más pequeño escriban en él PADRE, CREA EN MÍ UN CORAZÓN LIMPIO QUE TE HONRE. (Si los niños son pequeños, pueden escribir TE HONRO o DESEO HONRARTE solamente.) También pueden considerar el escribir la frase alrededor de alguno de los corazones.

MERIENDA DE MANOS Y CORAZONES LIMPIOS: Provéele una botella pequeña de líquido desinfectante para que se limpien las manos antes de comerse una galletita en forma de corazón. (Los niños pueden quedarse con la botella).

Actividad: Completo el crucigrama.

 

 

 

Cada número representa una letra del alfabeto. Sustituye cada letra por el número correspondiente para resolver las palabras secretas.


Domingo  22 de julio

“Y cuando llega, la halla barrida y adornada”. Lucas 11:25

A limpiar la casa, se ha dicho!

Juan 2:13-17

Juegos para hacer antes de la clase o cuando usted crea conveniente!

HABLANDO SOBRE EL TEMPLO POR UN TUBO: Pídele a los niños que hagan una fila. Entrégale al primer niño un papel pequeño con algo de la historia de hoy que necesitaba limpiarse (las jaulas de las palomas, el lugar donde estaban las ovejas y el ganado, el lugar donde se cayeron las monedas, etc). Usando un tubo del rollo de papel higiénico o de cocina, el primer niño le murmurará lo que está escrito en su papel al siguiente niño. Cada niño le dirá en voz baja al siguiente hasta que llegue al último niño. Cuando éste oiga lo murmurado, lo dirá en voz alta para ver si es lo mismo que está escrito en el papel. Puedes jugar el juego otra vez, dándole la oportunidad a otro niño que lea y murmure lo que dice el segundo papel. Anima a los niños a pensar y decir palabras de lo que creen que necesitamos limpiar en nuestras vidas (nuestras expresiones verbales, mejorar nuestra vida de oración, nuestra obediencia, lo que miran nuestros ojos, lo que nuestros oídos escuchan, etc.).

LLAVES DEL TEMPLO: Permítele a los niños recortar varias llaves que la maestra haya preparado de antemano. (Puede utilizar este patrón: https://www.sermons4kids.com/key_template.pdf). En cada llave, los niños escribirán algo importante que debemos hacer en nuestra iglesia. (Por ejemplo: adorar, alabar, cantar, orar, servir, limpiar el salón de la Escuela Kids, limpiar baños, etc.) Dale un aro o un pedazo de lana o cuerda en el cual pueda poner sus llaves del templo y las puedan llevar para colgar en su casa. Y también realiza el día de la clase estas actividades para afianzar la temática de hoy.

BAÚL DEL TESORO: Provéele a los niños una cajita y los materiales para decorarla. En esta cajita pondrán monedas, ya sean de verdad o de juguete, mientras discuten la lección bíblica de hoy. Pregúnteles como creen que se utilizan las ofrendas ofrecidas a Dios. (Pueden ser usadas para comprar materiales, ayudar a personas necesitadas, etc).

GUERRA DE SOGA: Divida a los niños en dos equipos. Cada equipo aguantará la soga en un extremo, y cuando la maestra diga, comenzarán a halar. Antes de halar, la maestra habrá marcado en el piso, la mitad de la distancia de la soga para que cuando los niños la halen, el equipo que pase esa marca sea el ganador. Pídele a los niños que escuchen con mucha atención la historia bíblica y vean la forma en que Jesús usó una soga en el templo.

RELEVO DE LIMPIEZA: Divida a los niños en dos equipos. Ponga igual cantidad de materiales de limpieza en dos baldes. El relevo de limpieza comenzará con un niño de cada equipo tomando uno de los materiales y llevándolo a su equipo. El próximo niño hará lo mismo, tomará otro material de limpieza de su balde y lo traerá a su equipo. Esto continuará hasta que el balde esté vacío. El equipo que lo vacíe primero gana. (Si tienes pocos materiales, en lugar de terminar cuando vacíen el balde, puede continuar el relevo haciendo que los equipos lleven los materiales al balde. El primer equipo en llenar el balde será el ganador.

Baldes, escobas, esponjas, trapos, desodorante líquido, lavandina… ¿para qué usamos estas cosas? Las usamos cuando limpiamos la casa. ¿Ayudaste a tu mamá alguna vez con la limpieza de la casa?, ¿cómo sabes que llegó el momento de limpiar la casa? (Cuando está marcado el piso, telarañas, hay pelusas, etc.).

Aquí compartimos algunos signos que definitivamente dan idea a uno de que es hora de limpiar la casa:

  • Es tiempo de limpiar la casa cuando tus pies se pegan al piso cuando caminas por la cocina.
  • Es hora de limpiar la casa cuando tu mamá no puede encontrarte cuando viene a tu cuarto a levantarte en la mañana.
  • Es tiempo de limpiar la casa cuando los chicos del vecindario usan sus dedos para escribir “lávame” en el polvo de tus ventanas.
  • Es tiempo de limpiar la casa cuando hay más platos en la pileta de la cocina que en las alacenas.
  • Es tiempo de limpiar la casa cuando tienes suficientes hilitos, pelusa y polvo debajo de tu cama como para hacerle una camita a los conejitos.

Bueno, creo que ya tienes una idea de lo que quiero decir. Sé que tu casa nunca está TAN sucia como lo que hemos dicho, pero la verdad es que todos necesitamos limpiar la casa en ocasiones.

Hoy vamos a aprender acerca de una ocasión en la cual Jesús hizo una limpieza de casa.

Se estaba llevando a cabo la celebración anual de la Pascua, así que Jesús había viajado hasta Jerusalén. Cuando llegó a Jerusalén, Jesús fue al templo. No podía creer lo que veía. Allí veía personas que estaban vendiendo ganado, ovejas y palomas para ser usadas como sacrificios en el templo. Allí había también mesas para que las personas pudieran cambiar dinero para pagar los impuestos del templo. Parecía más un mercado que una casa de adoración.

A Jesús no le gustó lo que vio. Le dio tanto coraje y fuerza que tomó una soga, hizo un látigo y sacó al ganado, las ovejas y a las personas que estaban vendiéndolos fuera del templo. Luego, fue a donde estaban los que cambiaban el dinero y les tiró sus mesas, desparramando las monedas por todo el piso del templo. A los que estaban vendiendo las palomas les dijo: “¡Sálgan de aquí! ¿Cómo se atreven convertir la casa de mi Padre en un mercado?” ¡Yo diría que Jesús hizo una buena y muy seria limpieza de casa ese día en el templo!

Mientras pensamos acerca de la limpieza hecha por Jesús en el templo, debemos también recordar que hay otras limpiezas que necesitan ser hechas. La Biblia nos dice que somos el templo de Dios y que el Espíritu de Dios vive en nosotros. Hoy es un buen momento para nosotros mirarnos por dentro y ver si hay algo que debe ser limpiado. ¿Hay algunas áreas de tu vida en las cuales necesitas hacer una limpieza?

El Escalón 29 me ayuda a crecer más en la limpieza

Dinámica Familiar: Planear juntos la limpieza de la casa, designar a cada uno un sector de la misma.

Actividad: Cada número representa una letra del alfabeto.  Sustituye cada letra por el número correspondiente para resolver las palabras secretas.

 

 


Domingo 29 de julio

“Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”. Mateo 5:8

Zaqueo, limpio de corazón

Lucas 19:1-10

Dos niños estaban jugando y cayeron al piso. A uno se le ensucio la cara y al otro no. El niño de la cara limpia al mirar al de la cara sucia, dijo rápido: tenemos que lavarnos la cara, mientras que el de la cara sucia, dijo: a pesar de la caída seguimos limpios. ¿Con cuál de los dos te identificas? Cuando te ensucias, ¿vas rápido a limpiarte o te da lo mismo? En lo exterior es fácil ver cuando estamos sucios, no así en lo que ensucia nuestro corazón. Hoy veremos cómo un hombre que tenía sucio el corazón, fue transformado por Jesús y luego esa limpieza interna se vio reflejada en sus acciones. Aprenderemos mucho de él.

Abre tu Biblia en Lucas 19, según la edad, lee o narra la historia.  Había un hombre… un hombre muy pequeño y encima era muy malo. Su nombre era Zaqueo. Zaqueo era un hombre muy malo porque robaba a la gente. Robaba a los niños y se guardaba todo para él.  Era una persona muy mala, sin compasión por la gente pobre. Jesús llegó de visita a su pueblo. Todo el mundo estaba hablando de Jesús, de los milagros que hacía y las cosas que decía. Zaqueo también quería conocerlo. Quería verle pero tenía miedo de estar con la gente. La gente lo odiaba y Zaqueo no quería estar con ellos. Por ser tan pequeño, no alcanzaba ver a Jesús, puesto que había gente más alta que él y le impedían verlo. Así que Zaqueo tuvo una idea. Decidió subirse a un árbol para ver a Jesús sin estar con la gente. Estaba muy cómodo ahí arriba sentado en el árbol. Al fin escuchó más ruido y vio que se acercaba un grupo grande de personas. En medio del grupo estaba Jesús  que se acercó al árbol donde estaba sentado Zaqueo. De repente, cuando estaba junto al árbol, Jesús levantó Sus ojos y vio a Zaqueo. ¿Y saben una cosa? Hizo algo increíble. Dijo, “Zaqueo, baja enseguida, porque hoy tengo que quedarme en tu casa”. ¿Cómo sabía su nombre? ¿Por qué quería quedarse en la casa de alguien tan malo? Jesús es así, no importa la condición de nuestra vida, Él siempre quiere estar con nosotros.

Creo que la gente estuvo muy sorprendida, sobre todo Zaqueo. Pero bajó rápidamente del árbol y con mucho gusto recibió a Jesús en su casa. Después de almorzar juntos, Zaqueo salió de su casa y habló con todos sus vecinos. Dijo: “Yo he sido muy malo. Les he robado. Ahora conozco a Jesús y Él me ha perdonado por todas las cosas malas que he hecho. Yo quiero obedecer a Dios. Por eso voy a devolverles todo lo que he robado y voy a darles cuatro veces más. También repartiré la mitad de mi dinero entre los pobres”. Los vecinos estaban muy contentos y felices viendo el cambio que Jesús hizo en la vida de Zaqueo y cómo él decidió obedecer a Dios.

Así sucederá con cada uno de nosotros, cada vez que invitemos a Jesús a tomar más lugar en nuestro corazón, Nos limpiará cada día para parecernos más a Él y estar más cerca de Su Presencia. Lo veremos a Él en cada área de nuestra vida (Mateo 5:8)

Llegamos al escalón 30: Seguimos subiendo en nuestra limpieza.

Dinámica familiar: Escribimos en un papel las actitudes que nos impiden acercarnos a Jesús. Oramos, rompemos esos papeles declarando que cambiaremos por Su Presencia en nosotros.

Actividad: Pinto con colores

 

 

 

 

Fotocopiar y mezclar las partes, que armen peguen y pinten