Iglesia Visión de Futuro

Escuela Kids febrero 2018

Domingo 4 de febrero

“Por eso ustedes, mis discípulos, deben estar siempre alerta”.

Mateo 25:13a  Traducción Lenguaje Actual

Siempre listos y preparados

Mateo 25:1-13

¿Alguna vez participaste de un simulacro de incendio, robo, terremoto?  Es una manera práctica de prepararte para saber cómo reaccionar y estar preparado frente a situaciones de peligro y saber qué cosas debemos hacer y qué cosas no debemos hacer. Es muy importante el estar preparado cuando algo no esperado ocurre ya que puede hacer la diferencia entre estar seguro o tener que lamentarse por la situación…así que mejor es que estés preparado.

Jesús contó una historia (parábola) para enseñarnos la importancia de estar preparados en este año en el que subimos un escalón más en nuestra comunión con Dios. En esta historia, “el novio” es Jesús, y tú y yo somos “las jóvenes”. La historia nos está enseñando que un día saldremos a encontrarnos con Jesús y por esta razón debemos estar siempre preparados, porque no sabemos exactamente cuándo llegará ese momento. ¿Sabes lo que debemos hacer para estar preparados? Debemos invitar a Jesús a venir a nuestros corazones para que nos llene con Su Presencia.

(Leer la Parábola o narrar, según el nivel de la clase).

¿Estás preparado para la fiesta más grande  de todos los tiempos? Si amas a Jesús y lo has recibido como tu Salvador y Señor, dice la Palabra de Dios que eres su novia y vas a estar en las Bodas del Cordero. Allí estaremos alabando a Jesús gente de toda raza, idioma, pueblo y nación.  Todos los que amamos a Jesús somos Su novia y un día estaremos con Él para siempre. Jesús nos está preparando lugar y ha prometido venir a llevarnos con Él. Así era en los tiempos de Jesús. El novio preparaba una casa para la novia. Después iba a buscar a su amada y la llevaba allí.

Preparación para el maestro, para compartir de acuerdo al grupo en el que de clase. (Es un tema muy importante considerando lo que hoy ven nuestros kids en la sociedad en la que vivimos)

EL COMPROMISO DE LOS NOVIOS: Cuando un hombre se enamoraba de una joven, iba al padre de ella para pedir que sea su novia. Llevaba dinero y un contrato de matrimonio, y ambos hablaban sobre el precio del compromiso. Lo que un hombre pagaba por su novia solía ser más de lo que ganaba un obrero en medio año. Si el padre aceptaba, bebía vino con el novio; luego invitaban a la joven a pasar. Si ella aceptaba, el novio y la novia sellaban su acuerdo bebiendo de misma copa de vino, y se daba una bendición. El compromiso duraba hasta doce meses y desde entonces se trataba a la novia como si realmente estuviera casada. Pero los novios seguían viviendo cada uno en la casa de sus padres. La novia se preparaba para ser una buena esposa y el novio se encargaba de buscar una vivienda para su amada, la cual podía ser una habitación dentro de la casa de sus padres.

EL DÍA DE LA BODA: Cuando llegaba el día de la boda, el novio iba a la casa de la novia para recibirla de sus padres. Los invitados y las damas de honor estaban reunidos allí esperando al novio. Solía ser de noche, y tenían lámparas que ardían con aceite de oliva. El novio venía acompañado de sus amigos y tenía mensajeros que anunciaban su llegada. La novia, con sus invitados y las damas de honor iban en una procesión festiva a la casa del novio o de su padre, y allí se hacía la ceremonia del matrimonio y el agasajo. ¡A veces la fiesta duraba una semana!

LAS DIEZ DAMAS DE HONOR Jesús comparó al reino de Dios con diez jóvenes, damas de honor (puedes mostrar imágenes de esto) que salieron a recibir al novio. Como era de noche, tomaron sus lámparas de aceite para alumbrar. Cinco de las jóvenes eran descuidadas y cinco eran responsables. ¿Cómo sabemos que eran descuidadas? Porque no llevaron aceite extra para cuando sus lámparas estuvieran por apagarse. El novio tardó en llegar. A las damas de honor les dio sueño y se durmieron. De repente, como a la media noche, los mensajeros gritaron: «¡Ya viene el novio! ¡Salgan a recibirlo!» Todas las jóvenes se levantaron y prepararon sus lámparas. Entonces las descuidadas se dieron cuenta de que no tenían suficiente aceite. ¡Sus lámparas se estaban apagando! Así que pidieron a las responsables que les dieran aceite. ¿Crees que las cinco damas de honor responsables tenían aceite suficiente para dar a las descuidadas? ¡No! Les dijeron que era mejor que vayan a comprar aceite. Y ellas se fueron. Mientras tanto, llegó el novio. Las cinco jóvenes responsables entraron con el novio a la fiesta de bodas. ¡Y la puerta se cerró! Llegaron las cinco jóvenes descuidadas y encontraron la puerta cerrada. Cuando gritaron al novio que les abra la puerta, él les contestó: «No sé quiénes son ustedes. ¡No las conozco!» Por ser descuidadas, no entraron a la fiesta de bodas.

PREPARADOS PARA LA VENIDA DE JESÚS Al contar esta parábola, Jesús dijo que debemos estar siempre alerta, listos para Su venida, porque no sabemos ni el día ni la hora en que Él volverá. ¡Pero sí sabemos que vendrá! ¿Estás listo? ¿Estás lista? El gran banquete en el Cielo será maravilloso. Entrega tu corazón a Jesús y espera Su venida. Este año hemos declarado “En Su Presencia”, en los campamentos kids hemos declarado “ Subamos” , a un nuevo nivel en la oración, alabanza, lectura de La Palabra, congregarnos, asistir a la Célula, Escuela Kids. Esto es parte de lo que debemos hacer para estar listos y preparados para cuando Jesús nos venga a buscar.

Vamos a orar para que cada día subamos a un nuevo nivel y amemos la Presencia de Dios.

Ore por los niños y pre, para estar siempre listos, preparados para cuando Jesús venga a buscarnos.

Laminas para enseñar: https://misperlitas.files.wordpress.com/2016/11/347-perlitas-lhttps://misperlitas.files.wordpress.com/2016/11/347-perlitas-laminas-co1.pdfaminas-bn1.pdf

Un escalón más… Escalón 5 para subir: Sigo subiendo amando Su Presencia.

Dinámica familiar: En https://youtu.be/4qzbRzSEQlk vemos la parábola de las diez vírgenes; durante la semana meditaremos entre todos qué tenemos que quitar de nuestra vida para que la luz no se nos apague y Su presencia sea mayor en nosotros.

Actividad: Completo el crucigrama

Otra actividad: Enumero correctamente y pinto

 

 


Domingo 11 de febrero

“Entonces el ángel del Señor se le apareció y le dijo: —¡Guerrero valiente, el Señor está contigo!”.

Jueces 6:12  (Nueva Traducción Viviente

Transformados por Su presencia

Jueces 6

Hubo una época en la que el pueblo de Israel estaba haciendo muchas cosas malas que desagradaban a Dios, y por eso muchas cosas malas comenzaron a sucederles. Con mucho miedo, el pueblo de Israel comenzó a vivir escondido en cuevas. Los enemigos les robaban todo. Cansado con esta situación el pueblo clamó a Dios y Él usó a un hombre llamado Gedeón que, aunque no era el más indicado, fue transformado en la presencia de Dios y las cosas a su alrededor cambiaron.

 

Esta historia de Gedeón nos muestra cómo Dios mira nuestro potencial, no solo la persona que somos hoy; sino que Él pasa los límites para hacernos ver Su infinito poder en la vida de un ser humano común y corriente como lo era Gedeón. Así Él nos ve a cada uno de nosotros, como esos niños y niñas esforzados y valientes que cumpliremos Su propósito por el cual fuimos creados.

A Gedeón le llegó el gran día; ese cuando, Dios se aparece sobrenaturalmente y te visita con un toque que cambia todo. Ese día Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar. Lo estaba haciendo para esconderlo de los madianitas. Se estaba escondiendo del enemigo. Luego, un ángel se le apareció y le dijo una cosa asombrosa: ‘el Señor está contigo, varón esforzado y valiente’. ¡Ah…! El Señor seguramente tenía sentido del humor. Aquí estaba el pobre Gedeón, un (aparente) cobarde, escondiéndose del enemigo y Dios lo llamó un soldado valiente. ¿Pero, sabes qué? Dios no estaba mirando al hombre cobarde parado ante él. Estaba buscando el potencial de Gedeón, que podría sacar, si solamente confiaba en Dios. Dios es así. Él no solo ve lo que somos, Él ve lo que podemos hacer por Él.

Así que no importa lo que digan de una persona o la apariencia que tenga, el Señor tiene señalado un día especial para cada uno de aquellos que se disponen a creer en Él. Y los llevará a hacer cosas sorprendentes, porque cuando la victoria está, no hay duda que Dios extendió Su mamo de poder sobre esa vida y muestra que Él mira más allá de lo que los ojos naturales pueden ver.

El nombre Gedeón significa: valiente guerrero. En esta historia bíblica encontramos a un guerrero en potencia, es decir, que se estaba por desarrollar.

Aunque su comienzo no fue tan bueno, podemos ver cómo Dios lo alentaba a que siguiese hasta obtener una visión adecuada de lo que él era realmente.

Cuando Gedeón escucha hablar al ángel, no entendía qué sucedía ya que estaba viviendo tiempos difíciles y confusos. La gente de Israel se había alejado de Dios; y adoraban a otros dioses por ello sus enemigos estaban al acecho para destruirlos, se encontraban lejos de la protección de Dios. Ellos, llenos de temores se dejaban oprimir y eran tratados como esclavos. Pero Dios llega a su rescate, levantando a un guerrero de en medio de ese pueblo atemorizado. Al hijo menor de una familia muy pobre que se encontraba escondido en una cueva; renegando por su mala situación.

Dios conocía muy bien a Gedeón y sabía que él llevaría a Israel a la victoria en contra de sus enemigos. Sabía que era un hombre leal y lleno de valentía y no podía dejarlo que continuara escondido en una cueva viendo pasar a sus enemigos con la victoria. Debía motivarlo y animarlo a que se lanzara a la conquista, por eso mandó al ángel a que le hablara verdades de él mismo. Lo llamó ‘valiente’, ‘esforzado’, recordándole que Dios estaba con él y lo envió a salvar a su pueblo Israel de las manos de sus enemigos, los madianitas, dándole un pequeño ejército para pelear.

Aunque Gedeón no se veía como Dios lo había creado, aprendió a confiar en Él y entendió que la victoria no dependía de cómo era su enemigo, o cuán grande sea; sino quien estaba con él y por quien él peleaba. De esta forma pudo ver grandes victorias en cada batalla. Pudo verse como Dios lo había diseñado; un guerrero valiente, lleno de fuerza y osadía listo para formar parte del ejército de Dios. Gedeón se convirtió en un guerrero poderoso y un juez fiel para todo su pueblo.

Qué maravilloso es ver la obra de Dios sobre la vida de Gedeón. Hoy también quiere hacerlo en vos, para que obtengas victorias en medio de tus batallas que pueden estar en tu mente, en tu corazón, o también que estén ocurriendo en medio de tu familia y sólo veas que te encuentras lleno de problemas o necesidades. Dios quiere mostrarte lo que vos sos en medio de todo eso, eres un esforzado/a y lleno/a de valentía, eres la persona que Dios escogió e hizo nacer en este tiempo para que formes parte del ejército de los valientes del Señor. Aunque tengas que luchar grandes batallas tendrás la seguridad que Dios está de tu lado.

Recuerda que para obtener victoria no depende de cuán grande es tu problema, sino en quién confiás y por quién estás dispuesto a luchar. Si confiás en el Señor y luchas por amor a Él, seguro conquistarás grandes victorias rompiendo todos tus límites. Que hoy puedas subir a un nuevo nivel creyendo que todo temor, cosas que no te dejan avanzar, palabras que te dijeron y las creiste, hoy sean quitadas por el poder de la sangre de Jesús y subas a un nuevo nivel y seas ese niño, pre, valiente.

 

Otro escaloncito más, el 6: En Su presencia el temor se transforma en valentía.

 

Dinámica familiar: En este link https://www.youtube.com/watch?v=uYQlP7HZB

podremos ver la historia de hoy y orar echando fuera el temor de nuestra familia.

 

Actividad: Pinto a Gedeón

Otra actividad: Completo el crucigrama

 

 


 


Domingo 18 de febrero

“En esto se muestra la gloria de mi Padre, en que den mucho fruto y lleguen así a ser verdaderos discípulos míos”.

Juan 15:8  (Dios Habla Hoy)

Mateo 10:1-4

Pedro: un antes y un después

Jesús puede transformar mis debilidades en habilidades para llevar el mensaje de salvación a otros. Así lo hizo con Pedro, cuando lo llamó para servirle. De violento e inestable pasó a ser un discípulo bueno y recto. ¡Qué bueno es saber que Dios puede tomarnos como somos y hacer una transformación en nuestra vida! Como Simón, podemos llegar a ser discípulos que llevamos fruto para la honra y gloria de Dios.

Dios puede cambiar la vida de una persona inestable y hacer de él un discípulo bueno y recto. ¡Qué bueno es saber que Dios puede tomarnos como somos y hacer una transformación en nuestra vida! Como Simón, podemos llegar a ser discípulos que llevamos fruto para la Honra y Gloria de Dios. Hoy aprenderán a depositar en las manos de Dios todo lo que tienen y todo lo que son, sabiendo que todas nuestras debilidades, si se las entregamos al Señor, son transformadas para que Dios pueda usarnos con Él anhela hacerlo.

Pedro es el hombre de la Biblia con quien muchos de nosotros podemos identificarnos con facilidad; muy dispuesto a seguir a Jesús, pero a la vez muy frágil en su decisión. En un momento prometió a Jesús que si todos los demás lo abandonaran, él nunca lo haría; pero solo unas horas después lo negó tres veces. Podríamos comparar su vida y su relación con Jesucristo con un «sube y baja», pero solo hasta el día de Pentecostés. Después que recibió el poder del Espíritu Santo su manera de actuar cambió totalmente. Ya no realizó las cosas con su propia fuerza, sino actuó con el poder  de lo Alto, y Dios hizo grandes milagros y prodigios a través de su vida (Hch 5:12-16). El poder sobrenatural del Espíritu Santo no era sólo un privilegio de Pedro y de los demás apóstoles, sino que es una promesa para cada creyente.

Pedro era un hombre de carácter impulsivo, dispuesto a lanzarse a la aventura sin pensarlo dos veces, pero descubrió que en sus propias fuerzas no podía hacer la obra de Dios. Cuando el Espíritu Santo controló su vida, el pescador de Galilea fue transformado en un gran «pescador de hombres». Después de su primera predicación se convirtieron tres mil personas. Hoy vamos a entregarle a Jesús cada una de las cosas que sabemos que no están bien delante de Su presencia: temores, malas palabras, enojos, broncas, dolores, amarguras, deseos de venganza, tristezas, frustraciones y todo lo que vos sepas que está allí guardado en tu corazón para que Él las transforme y de esta manera nuestra vida sea un antes y un después.  Puedes, de alguna manera simbólica, hacer que los niños escriban las debilidades o las representen con dibujos, luego de orar, romper y dibujar o escribir las fortalezas.

Seguimos subiendo… Escalón 7: En Su presencia mis debilidades se transforman en fortalezas.

Actividad: Uno los puntos

 

Actividad: Encuentro las palabras

 


 

Domingo 25 de febrero

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”. 1 Juan 1:9  (Reina Valera 1960)

2 Samuel 11 y 12

Un corazón puro

David pecó en contra del Señor. Dios envió al profeta Natán para reprenderlo por su pecado. Natán le contó una historia a David acerca de un hombre rico y un hombre pobre y así lo confrontó con su pecado. El pecado de David destruyó a su familia. Dios quiere que le obedezcamos, por eso envió a Jesús para que nos ayude a saber cómo hacerlo. Si nos arrepentimos, nos dará otra oportunidad. Por eso, subamos a otro nivel en nuestra búsqueda de Dios.

Quizás recuerdes que Samuel ungió a David como rey. Después de la muerte del rey Saúl, David fue el rey. Un año en la primavera, cuando los reyes iban a pelear en las guerras, David no fue. Envió a Joab y todo el ejército de Israel. Pelearon en contra de los amonitas y los destruyeron. Se prepararon para atacar otra ciudad, pero el rey David se quedó en Jerusalén. Una noche David se levantó y vio una mujer hermosa. David descubrió quien era y la mandó traer. Aunque David sabía que era la esposa de otro hombre, pasó la noche con ella. Betsabé se embarazó y le mandó decir a David [Maestros: Al decirles a los niños acerca de esto, recuerde que es pecado tomar la mujer de otro hombre y viceversa.] Cuando David se dio cuenta que Betsabé estaba embarazada mandó llamar a su esposo, Urias. David quería que Urias se quedara con Betsabé para que pensara que el bebé era de él (Urias).

David hasta emborrachó a Urias. Pero Urías no se quedó con su esposa. Siendo que  los hombres del ejército estaban peleando en la batalla, Urías no pensaba que estaba bien que se fuera a su casa.  Cuando David no logró que Urias fuera a su casa, desarrolló un plan malvado para matar a Urias. David le pidió a Joab que le ayudara. El plan malvado le funcionó y Urías murió.  Joab le envió un reporte a David de todo lo que había sucedido en la batalla donde murió Urías. Saúl rehusó tomar responsabilidad por su pecado, solo que Dios lo rehusó como rey. David le dijo a Joab que siguiera peleando. Cuando Betsabé se dio cuenta que había muerto Urías, lloró y tomó tiempo para estar de luto. Cuando terminó su tiempo de luto, David se llevó a Betsabé a su casa. Betsabé fue su esposa. Pero Dios estaba disgustado con lo que había hecho David. Dios envió al profeta, Natán, para decirle a David acerca de su pecado. Natán le dijo una historia a David acerca de un hombre rico y un hombre pobre. El hombre pobre tenía sólo una ovejita, la cual amaba mucho, mientras el hombre rico tenía muchas ovejas y también tenía muchas vacas. Un día le llegó visita al hombre rico. El hombre rico tomó la ovejita querida del hombre pobre, y la mató para darle de comer a su visita. Cuando David escuchó la historia, estaba muy enojado. Le dijo al profeta Natán que el hombre rico merecía morir. Después, Natán le dijo a David, “¡Tú eres ese hombre! … ¿Por qué, entonces, despreciaste la palabra del SEÑOR haciendo lo que me desagrada? ¡Asesinaste a Urías el hitita para apoderarte de su esposa! ¡Lo mataste con la espada de los amonitas!” Saúl rehusó tomar responsabilidad por su pecado, pero David se arrepintió y dijo, “¡He pecado contra el SEÑOR!”  El profeta, Natán, le dijo a David que no iba a morir pero el bebé de Betsabé iba a morir.  Cuando el bebé nació, se enfermó. David le rogó a Dios que sanara el bebé, pero murió.  Después de la muerte del bebe, David se levantó, y adoró a Dios. En la Biblia después habla de otro hijo que tuvieron David y Betsabé y dice, “David fue el padre de Salomón, cuya madre había sido la esposa de Urías”.

David es perdonado por la gracia de Dios. La gracia de Dios le concede otro hijo, un hijo especial que llega a ser el siguiente rey. David acepta el perdón de Dios y renueva su amor y servicio a Él.

Subamos más… Escalón 8: Busco más cada día a Dios.

Actividad. Decoro las palabras con alguna técnica (plasticola de color o pegándole papelitos, etc.).

Dinámica familiar. Charlamos sobre lo sucedido en la vida de David y oramos juntos a Dios para que transforme y libere a nuestra familia.

 

 

Respuestas: