Iglesia Visión de Futuro

Escuela Kids agosto 2018

Domingo 5 de agosto

“Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús”.

Colosenses 3:17 (RVR 1960)

¿Qué haría Jesús para divertirse?

Lucas 7:36-50

¿Te gustan las fiestas? ¿Pasar horas comiendo o tomando la merienda con conocidos?, es lindo pasar tiempo en cumpleaños, casamientos, son días casi perfectos, nos divertimos, comemos, estamos con compañeros, amigos, familiares. Sin embargo, muchas veces en algunas fiestas no se termina bien. Hoy veremos cómo actuó Jesús en una casa donde lo invitaron a comer y había varias personas. Imitaremos su conducta.

Jesús asistió a muchas fiestas y en ellas había gente pecadora, no obstante, como sabía cuál era Su objetivo, nunca dejó que nada lo desviara de Su propósito, ni aun estando muchas veces rodeado de no la mejor gente. Hoy veremos qué hizo Jesús en medio de esas reuniones o fiestas.

La siguiente es una lista de cosas que los niños y adolescentes hacen para divertirse. Lee las actividades de una vez y deja que los miembros del grupo clasifiquen de uno a diez cuán divertida es cada una. Deja que respondan marcando su calificación con los dedos. (agregar juegos o actividades de su provincia que los niños y pre jueguen habitualmente).

  • Salto en alto
  • Juegos de video o computadora
  • Películas para menores
  • Películas con restricciones
  • Películas violentas
  • Voleibol
  • Fútbol
  • Tarea para el hogar
  • Ir al centro comercial
  • Estudio bíblico
  • Oración
  • Ir al parque
  • Escuchar música
  • Salir con amigos, amigas
  • Nadar

 

De estas cosas ¿qué se convertiría en una invitación a pecar?

Veremos qué hizo Jesús en una casa donde se reunían.

Un fariseo llamado Simón invitó a Jesús a comer en su casa. Mientras estaban comiendo, una mujer entró y fue a Jesús. Se puso de pie detrás de Jesús y estaba llorando. Ella amaba a Jesús y para demostrarlo lavó Sus pies con sus lágrimas y los secó con sus cabellos. Después, ungió los pies de Jesús con perfume. El perfume se mezcló con sus lágrimas. Ella besaba los pies de Jesús mientras lloraba. Mientras estaba haciendo eso, el fariseo pensó para sí mismo, “Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la que lo está tocando, y qué clase de mujer es, una pecadora”. Jesús sabía lo que estaba pensando el fariseo, y le respondió: “Simón, quiero decirte algo” Simón le dijo a Jesús que siguiera adelante. Jesús contó la historia de dos hombres quienes debían dinero a un banquero. Una persona debía quinientas monedas y otra persona debía cincuenta monedas. Ninguno uno de los dos podía pagarle al banquero lo que le debían, pero el banquero les dijo que no se preocuparan, que no era necesario que le pagaran. Después, Jesús preguntó que cual hombre amaba más al banquero. Simón respondió, “Supongo que aquel a quien más le perdonó.” Jesús le dijo su respuesta era correcta. Entonces Jesús voltio a la mujer. Jesús le preguntó a Simón, “¿Ves a esta mujer? Cuando entré en tu casa, no me diste agua para los pies, pero ella me ha bañado los pies en lágrimas y me los ha secado con sus cabellos. Tú no me besaste, pero ella, desde que entré, no ha dejado de besarme los pies. Tú no me ungiste la cabeza con aceite, pero ella me ungió los pies con perfume. Por esto te digo: si ella ha amado mucho, es que sus muchos pecados le han sido perdonados. Pero a quien poco se le perdona, poco ama”. Luego, Jesús dijo algo que desconcertó a sus invitados. Le dijo a la mujer que sus pecados eran perdonados. La gente en el cuarto no entendía cómo Jesús podía perdonar los pecados. No sabían que Jesús es el Hijo de Dios. La mujer fue a Jesús para recibir perdón de sus pecados. La Biblia nos dice que todos hemos pecado. Todos necesitamos ayuda para ser perdonados. Fue por eso que Jesús murió en la Cruz. Él tomó nuestros pecados. Necesitamos creer que Jesús murió y resucitó. Podemos tener vida eterna. Como la mujer, vamos a querer adorar a Jesús; vamos a querer mostrarle que lo amamos. Pero también podemos mostrar que amamos a Jesús al obedecer Sus mandamientos, al leer la Biblia, al ir a la iglesia o estudio bíblico, y al orar a diario. Vamos a tomar tiempo para mostrarle a Dios lo agradecido que estamos por todo lo que ha hecho por nosotros haciendo algo por los demás, por aquellos que no lo conocen y necesitan el amor de Dios en sus vidas.

Todo lo que hacemos tiene que ser para darle gloria al Señor, así estemos en medio de una fiesta, cena con amigos, et.

¡Fiesta! Llegamos al escalón 31 y en este escalón nos divertimos sanamente.

Dinámica familiar: Mirar juntos: Jesús perdona a la mujer pecadora: https://www.youtube.com/watch?v=TkvWfRcrUD0

Actividades extras: Elije alguna de las que más estén a su alcance para hacer según tus alumnos-

Lleva perfume y loción/crema. Deja que todos se pongan poquito en sus manos. Piensa cómo cada persona puede mostrar bondad esta semana.

Dibuja un frasco de perfume. Deja que todos escriban al menos una cosa bondadosa que pueden hacer esta semana. Asegúrate que ellos lleven el papel a su casa y lo pongan en un lugar donde lo puedan ver.

Pide a los niños que tracen un pie. Recorten el pie. Escriban el versículo en el pie, perfumen y lo tengan a mano para memorizar

Piensa de maneras en que puedan ser bondadosos con sus vecinos, con los gerentes y con sus padres. Deja que los niños piensen de ideas y traten de hacerlas.

Coloree un dibujo de la mujer y Jesús. Pegue lana para el cabello y rocié el dibujo con perfume.

Actividad: Pinto con colores

 

 


Domingo 12 de agosto

“Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas”. Lucas 2:47

¿Qué haría Jesús en mi escuela?

Lucas 2:41-52

Actividad para comenzar la clase:

–Con los más grandes charlar sobre ¿por qué piensan que en un grupo de amigos o compañeros de clase nos desesperamos tanto para impresionar a los demás? ¿Qué sucede muchas veces cuando viene un compañero nuevo, como actuamos nosotros y como se siente el o ella?

También con ellos puedes hacer copia de estas hojas tipo encuesta o traerlo en un afiche o en la pizarra (adapte según recursos) Esta actividad se puede ajustar a los kids pequeños con visuales que representen las frases.

Suponemos que Jesús va a nuestra escuela y quiere conocerla, conocer a los maestros, compañeros. Seguramente encontrará cosas que le agradan y otras que no le agradan. Califica del 1 al 10 según lo que pienses que Jesús haría frente a estas situaciones (Donde el numero 1 indica que no tiene ninguna incomodidad con esa situación y 10 es total incomodidad con esa situación)  Luego califica como te sentirías tu normalmente al ver la misma situación, sin estar con Jesús.

Estas son algunas situaciones escolares, puedes adpatarlas según tu zona

*Los alumnos se están copiando los resultados de las tareas para la casa.

*Los alumnos se  están copiando para tener mejores notas.

*En el momento del recreo compañeros no son bienvenidos en tu grupo.

* Muchas malas palabras en las conversaciones.

*Los compañeros se burlan de los maestros a sus espaldas.

*Los compañeros más grandes provocan a los mas pequeños.

* Los alumnos se duermen en clase a espaldas de los compañeros para que no los vean los maestros.

*Los compañeros hablan bien de los profesores para tener seguras buenas notas.

* Hay chicos drogándose en el pasillo en los recreos.

* Chicos se besan en los pasillos.

* Escriben en los espejos y paredes de los baños.

Una vez que completan la hoja ya sea de manera grupal o individual, responder a estas preguntas. ¿Crees que a Jesús le gustaría tu escuela? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Cómo se vestiría Jesús para ir a tu escuela? ¿Cómo serían los amigos de Jesús? ¿A que jugaría en los recreos? ¿Qué habría en su mochila? ¿Qué juegos jugaría Jesús en los recreos?

Quizás resulte difícil imaginarse como sería Jesús hoy en mi escuela, sabemos poco de Su niñez, sabemos que obedecía a Sus padres, pero al pensar en esto, los niños y pre de la clase sí podrán pensar en los cambios que deberían hacer como representantes de Jesús en su escuela.

Algunas imágenes que te servirán (copiando, burlando, pegando etc)

 

 

Desarrollo:

Imagínate que todos digan esto de vos en tu escuela!!!  ( llévalos escrito en grande o en el pizarrón para este momento de la clase)

“Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas.” Lucas 2:47

 

Es lo que dijeron de Jesús. Esto sucedió al alejarse de los padres  y llegar a una sinagoga donde estaban los maestros de la ley, donde se enseñaba la Ley, la Palabra de Dios.

Para las fiestas de Pascua los padres de Jesús iban con Él a Jerusalén. Cuando cumplió doce años. Al terminar la fiesta (como cuando termina una fiesta de aniversario de la iglesia) mientras ellos se volvían, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. Pensando que iba en la caravana, hicieron un día de camino y se pusieron a buscarlo entre los parientes y los conocidos. ¿Te imaginas? Piense en alguna fiesta de aniversario, muestre aun una foto… mucha gente … los niños se pueden perder…. Al no encontrarlo, regresaron a buscarlo a Jerusalén. Al cabo de tres días lo encontraron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Y todos los que lo oían estaban atónitos ante su inteligencia y sus respuestas. Al verlo, se quedaron desconcertados, y su madre le dijo: “Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados”. Jesús les dijo: “¿Por qué me buscan, no saben que yo tengo que estar en la casa de mi Padre?” Ellos no entendieron lo que les dijo. Regresó con ellos, fue a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Su madre guardaba todas estas cosas en su corazón. Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en el favor de Dios y de los hombres. Podemos hoy pensar conforme a la clase  cómo sería el comportamiento de Jesús en nuestra escuela hoy. Lo más importante es aprender de nuestro mejor ejemplo Jesús, con 12 años como se comportó con estos maestros y la conducta que debes imitar de Él. Por eso es importante que entendamos que en la escuela en la que estamos, en el jardín de infantes, estamos con un propósito  que es que otros vean que amamos a Dios, Jesús  y con nuestra conducta demos testimonio de El.

Escalón 32: Jesús me ayuda a subir a un nuevo nivel en mi escuela

Dinámica familiar: Mirar Jesús en el templo de Jerusalén a los 12 años: https://www.youtube.com/watch?v=OC971-3iY7c

Actividad: Pinto

Domingo 19 de agosto

“¿De dónde, tiene éste esta sabiduría y estos milagros?” Mateo 13:54

¿Qué haría Jesús en mi familia?

Querido maestro y ayudante: En la clase de hoy ministraremos a los niños y pre y a través de la Palabra de Dios les ayudaremos a ver que los problemas que enfrentan con su familia, probablemente sean los mismos que viven muchos de sus amigos de la Escuela Kids. Los ayudaremos a comprender que la paz en la familia depende tanto de ellos como de sus padres y hermanos y, a través de la oración y la guía de Dios, pensaremos en cosas específicas para hacer en la semana para minimizar los problemas y ser más felices en casa. La voluntad de Dios hoy se desata en cada kids y pre; YO Y MI CASA SERVIREMOS AL SEÑOR.

La mayoría de las familias tienen dificultades, pero con un poco de esfuerzo de cada integrante y por sobre todo, la Presencia del Señor, esos problemas pueden resolverse y las diferencias arreglarse. Jesús experimentó diferentes emociones con cada uno de los miembros de Su familia, y hoy veremos cómo cada uno debemos actuar dentro de nuestro hogar.

Al leer Mateo 13:53-58 vemos que Jesús, luego de convertirse en una figura reconocida y sorprender a tanta gente con los milagros y también con sus enseñanzas, vuelve a Su pueblo natal, a Su familia. Observamos que ni Su pueblo, ni los que podríamos llamar Su familia, no lo reconocieron y no lo valoraron por lo que Él era. Mencionaron los nombres de los miembros de Su familia dando a entender que, si el resto de Su familia eran unos “don nadie”, ¿qué nos podría hacer pensar que Él es tan especial?

La reputación (buen nombre, la popularidad, el concepto, la opinión) familiar puede tener un efecto positivo o demoledor sobre sus integrantes. Ponte a pensar cómo te sentirías si dijeran de vos, por ejemplo, que eres el hijo de ese que mató a alguien, del ladrón, del que toma, del que se droga… dando a entender que no puedes ser bueno por ser el hijo de fulano de tal. (Da tiempo a que se expresen algunos para conocer sus estados o lo que piensan).

Entonces, hoy aprendemos de esta etapa de la vida de Jesús que:

  • A veces debemos luchar para sobrellevar la reputación de nuestra familia. A causa de los problemas que hemos vivido, quizás deudas, droga, robo, padre alcohólico, (pon ejemplos que sabes y conoces que viven los kids y pre). Esto debemos llevarlo al Señor y pedirle que nos ayude a pasar este tiempo tomados de Su mano, sabiendo que Él hará todo nuevo y Su propósito se cumplirá en nosotros y en nuestra familia.
  • La gente que te degrada a ti o a tu familia, no necesariamente tiene razón en todo lo que dice. Quizás lo dicen porque repiten lo que escuchan de otros o porque desconocen la verdadera historia y dolor familiar.
  • La gente puede juzgar nuestra familia como a un grupo, pero Dios nos recompensará como individualmente. (Podemos apoyar a nuestra familia, pero no debemos permitir que nos retengan si sentimos que Dios tiene planes para nosotros).

Tenemos que entender que ninguna familia es perfecta, pues cada persona es diferente y habrá problemas. Muchas veces pensamos que las cosas que vivimos son “anormales”. ¿Cuántos vieron alguna vez la serie de “La familia Ingalls” o la de la familia de “Los locos Addams”??

Pensemos en esta frase y con la ayuda del Señor la completaremos:

Lo peor o lo más triste en mi familia es:      …………………………………………………………………………….. (pensemos como hijos y hermanos).

Todo esto lo llevaremos hoy en oración al Señor. Es mucho más fácil concentrarse en lo malo de la familia, pero ahora nos concentraremos en lo bueno que sí tenemos.

Di la frase: “Lo mejor de mi familia es…” y que todos los que deseen completen la frase (Aun puedes llevar dos afiches para escribirla o si tienes pizarra hacerlo de esta manera).

Solamente Dios necesita una persona dispuesta a comenzar algo nuevo en la familia, y esa persona eres tú que estás aquí.

Toma un tiempo para ministrar y para orar que seamos como Jesús, que a pesar de no haber sido valorado en su propia tierra, siguió adelante hasta cumplir con el propósito de Dios para Su vida que era darnos a cada uno de nosotros la vida eterna.

Como familia subimos al escalón 33 y damos gracias a Dios por ella.

Dinámica familiar: Tomen un tiempo en la semana para agradecer por algo en particular que hizo algún miembro de tu familia por ti.

Actividad: Pego en el recuadro una foto de mi familia y me comprometo a orar por ella. Lo traigo la semana siguiente para que todos lo vean.