Iglesia Visión de Futuro

Escuela Kids agosto 2017

Domingo 6 de agosto

“Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron”. Mateo 4:20

Uno + conociendo el propósito de Dios

Mateo 4:18-25, Marcos 1:16-20, Lucas 5:1-11

 

Como Iglesia estamos declarando que “uno más conoce el propósito de Dios”. Por eso queremos hablarte de algunos de los hombres que fueron llamados por Jesús. Ellos tenían una profesión, eran pescadores, pero cuando Jesús se acercó y los llamó no tardaron en seguirle. Así como ellos entendieron que había un propósito divino para sus vidas, hoy descubrirás que también hay un propósito divino para vos.

 

Palabras para el líder kids: Este mes estamos declarando que hay un propósito divino para cada una de nuestras vidas y se lo transmitiremos durante todo el mes de agosto. Por eso te invito a que recuerdes el día cuando en tu corazón oíste el llamado de Jesús. Tal vez escuchaste una y otra vez el llamado… y al fin ya no pudiste resistir la amorosa voz de Cristo. ¿Recuerdas cuando te llamó para que enseñaras la Palabra de Dios a los niños? Ahora estás cumpliendo esta tarea. Seguí adelante, sirviendo fielmente al Maestro pues de Él recibirás la recompensa.

 

Según las edades narra o haz que lean las porciones bíblicas.

 

Cuando Jesús anduvo en la Tierra lo siguieron grandes multitudes. Muchos lo hacían sólo por interés personal, para recibir sanidad y comida. Pero otros lo seguían por amor. De entre la multitud, Jesús escogió a un grupo de personas, para enseñarles las verdades del evangelio. Lucas menciona a setenta discípulos que Jesús envió de dos en dos a predicar la Palabra, a todas las ciudades y lugares donde Él iría. Pero del gran grupo de seguidores, Él eligió doce discípulos, a quienes dio la gran responsabilidad de llevar adelante Su obra. Los llamó “Apóstoles!. ¿Cuál era la misión de los doce escogidos? :

  • Estar con Jesús
  • Ser enviados a predicar
  • Recibir y ejercer autoridad para sanar enfermedades
  • Recibir y ejercer autoridad para echar fuera demonios.

 

Para captar el interés puede realizar cualquiera de estas dos actividades o si desea y le rinde el tiempo, ambas, o busca la más adecuada para tus alumnos.

 

1- Pide la ayuda de siete niños. Entrega a cada uno tarjetas con las letras: SIGUEME. Deben estar intercaladas para que los niños formen la palabra. Cuando la hayan descubierto, conversa con ellos sobre el significado de la misma, luego ilustra la palabra, pidiendo a los niños que tienen las tarjetas que lo sigan alrededor del salón de clase. Ellos deben hacer lo que les indiques. Por ejemplo, levantar las manos, poner las tarjetas sobre la mesa, saludar a un compañero, aplaudir, etc. Luego di: «Hoy estudiaremos de Alguien que anduvo aquí en la Tierra diciendo a hombres y a mujeres: «¡Sígueme!» ¿Saben quién es? Los niños seguramente responderán: Jesús. Pida entonces que todos digan a una sola voz: ¡Jesús!

 

2-¿Cuántos saben qué tengo en la mano? Un teléfono y muchos hemos llegado a decir: no podríamos vivir sin él. ¡Es tan importante para nosotros! Lo usamos para mantenernos en contacto con personas que amamos y con amigos. ¿No sirve para pedir una pizza u otra comida? ¿Para que más lo usamos? ¡Los teléfonos de hoy en día son maravillosos! La mayoría de los celulares hacen mucho más que una llamada telefónica. Algunos te permiten enviar mensajes de texto y correos electrónicos. Otros pueden hasta tomar fotografías y enviárselas a un amigo. Una característica importante de los teléfonos actuales es que un amigo puede llamarte y dejar un mensaje. Cuando eso ocurre, nuestro teléfono nos lo deja saber: “Tienes un mensaje”. Hay una cosa que realmente me molesta es cuando llamo a un amigo, le dejo un mensaje, y no me devuelve la llamada. ¿Qué clase de amigo haría eso? ¡También hoy tenemos el WhassApp!

Tú y yo tenemos un amigo que nos ha dejado un mensaje: ¡Sígueme! Nos ha invitado a ir de pesca con Él. Jesús, nos dejó un mensaje para que vayamos juntos de pesca. Este viaje de pesca será muy diferente. En vez de pescar peces, Jesús nos invita a que pesquemos personas. Jesús no dejó Su mensaje en el teléfono, sino en la Biblia.

Un día, mientras Jesús caminaba a la orilla del Mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón Pedro y Andrés, tirando una red al agua. Jesús los llamó: “¡Vengan, síganme, y les enseñaré como pescar personas!”. La Biblia nos dice que inmediatamente dejaron lo que estaban haciendo y siguieron a Jesús.

Mientras Jesús, Pedro y Andrés caminaban por la orilla, vieron a otros dos hermanos, Santiago y Juan, sentados en su bote arreglando las redes. Los llamaron y los invitaron a que fueran con ellos también. Santiago y Juan dejaron sus redes y su barco y siguieron a Jesús.

Si fuiste a pescar, sabes lo emocionante que es tomar un pez grande. ¿Puedes imaginarte lo hermoso que es ir a pescar personas y ayudar a alguien a conocer a Jesús y a convertirse en uno de Sus seguidores? Aunque hoy hablamos de Jesús llamando a Sus primeros discípulos, el llamado también es para cada uno de nosotros. Es un mensaje de Jesús que nos deja saber que desea que salgamos y hagamos discípulos. ¿Le devolveremos Su llamada? ¿Cuál será nuestra respuesta?

Toma tiempo para orar y ministrar según las edades para que respondan al llamado de Dios sobre cada uno de los kids y pre.

 

Actividades para hacer durante la clase según las edades:

PESCA Y SIGUE: Recorte patrones de peces de diversos tamaños y póngalos en el piso para que los niños sigan el camino hasta llegar al pez más grande (un pez grande para cada niño), el cual tendrá algún dulce o una cajita pequeña de galletitas en forma de pez, pegada por atrás.

COSIENDO UN PEZ: Recorte patrones de peces (2 para cada niño) y hágale huecos en las orillas (hágalo con los dos patrones juntos para que los huecos estén igualados). Los niños unirán los dos patrones y antes de cerrar el pez le pondrán papel toalla o algodón para rellenar el pez. Terminarán de coser el pez y se lo llevarán para adornar su puerta o cuarto.

PROYECTO DE ARTE “PECES CON NOMBRES” – Dele a los niños varios peces para colorear y decorar (puede usar lentejuelas para las escamas). Los niños pueden pegar sus peces en una cartulina azul y escribir los nombres de las personas a los cuales les podrían hablar acerca de Jesús y convertirse en “pescadores de hombres.” Permítales a los niños orar por las personas a las cuales les hablarán acerca de Jesús.

MÓVIL DE PECES: Recorten dibujos o fotos de peces de diversas revistas y péguenlas a un papel duro. Recorte la figura del pez. En la parte de atrás de los peces los niños escribirán frases como PESCADORES DE HOMBRES; PESCANDO ALMAS; VEN, SIGUE A JESÚS; PESCA CON JESÚS. Haga un móvil haciéndole un hueco pequeño al pez, introduciendo lana o cinta por el mismo y colgándolo de un gancho de ropa. La lana o cinta debe estar a diferentes longitudes para que se vea bonito. Puede dejarles llevar el móvil a la casa o hacer un móvil grande para el salón, recordándoles semanalmente que son pescadores de hombres.

DIBUJO DEL PEZ MÁS GRANDE: Antes de llegar los niños, la maestra pegará dos cartulinas azules a la pared y dibujará un pez sencillo pero grande. Según vayan llegando los niños se les animará a dibujar un pez más pequeño dentro del pez grande y escribirán el nombre de alguna persona por la cual deban orar. ¡A los niños les encantará tener ese pez en la pared! Si puede, tome una foto de los niños junto al pez grande después que terminen la actividad.

PECES DE LA BIBLIA: Dele a los niños los instrumentos necesarios para que tracen, coloreen y recorten la forma de una Biblia. Los niños escribirán también palabras de la lección de hoy en la parte interior de la Biblia. Luego harán un marcador trazando un pez, decorándolo y coloreándolo. Escribirán el versículo de hoy en su marcador. Puede, si desea, ponerle hilo de pescar al marcador.

Sopa de letras:

Pintar con colores

 

 

 

Conecta los puntos para completar el retrato.

 

 

 

Jesús les dijo: “Síganme. En lugar de pescar peces,

les voy a enseñar a ganar seguidores para mí”.

Mateo 4:19 (BLS)

Proclamo: Yo soy uno + que conoce el propósito de Dios.

Actividad: Completar el crucigrama.

 

 

Domingo 13

 

“Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado”. Hechos 9:18

Saulo: Uno + que conoce el propósito de Dios

Hechos 9:1-19

 

Saulo era un perseguidor de los seguidores de Jesús, pero un día, camino a una ciudad para matar a más cristianos, Dios se le aparece y le dice que a partir de ese momento será Su servidor. Y así fue, en ese momento Dios le cambia el nombre y lo llama Pablo. A partir de ese día Pablo descubrió cuál es su propósito divino: Seguir a Jesús e ir de pueblo en pueblo hablando de Dios. De la misma manera Dios quiere que conozcas tu propósito en esta vida: ganar a uno + para el reino de los cielos.

 

Hay muchas personas que creen que están sirviendo a Dios; creen que están en la verdad pero sin embargo están equivocadas. Saulo era una de esas personas. Él pensaba que al perseguir a los cristianos estaba haciendo un servicio a Dios. La sinceridad no salva. Solo Jesús salva. Él es el único camino al cielo. Somos salvos por gracia.

 

Para empezar la clase, hable sobre la transformación de las mariposas. (Puede llevar un video, ilustraciones etc. según los recursos con los que cuente). Puedes extraerla de Internet, quizás ya tienes otra similar, puedes cambiarla.

 

Cuente la historia de dos orugas. Una conversando con la otra dijo: “Siempre he querido volar. Creo que algo especial va a pasar. No sé qué es, pero es algo especial. Voy a esperar a que Dios me muestre lo que quiere”. La otra dijo, “No sé de lo que hablas pero sé exactamente lo que voy a hacer. Siempre he querido volar. Así voy a subir al edificio más alto que pueda encontrar y voy a volar”. “No debes hacerlo, amiga”, dijo la primera, “creo que debes esperar. Si Dios quiere que vueles, ¡vas a volar!”. Bueno, las dos seguían sus planes. La una esperaba, a veces con ansias y a veces con calma. La otra comenzó a subir un edificio alto. Conversaban de vez en cuando. La una siempre decía, “No debes tirarte del edificio, amiga”. La otra decía, “Amiga, tú estás perdiendo el tiempo. Debes subirte aquí”. Cierto día la primera oruga tuvo mucho sueño y decidió hacerse una cuna y acostarse. La otra casi llegaba al techo del edificio, muy cansada pero convencida de alcanzar su meta de volar. Unos días después, la una llegó al pináculo. La otra comenzó a despertarse. La una, después de mirar abajo se tiró del edificio. La otra, salió de su cuna y qué sorpresa. ¡Salió transformada! La una se tiró a su muerte. La otra, esperó el momento de Dios, voló. Es muy interesante saber que una oruga, al dejar el capullo se transforma en una bella mariposa. La transformación es completa. Esta transformación la podemos comparar con el cambio que experimenta una persona al conocer a Jesucristo como su Salvador. El día de hoy descubriremos a un hombre que experimentó esa transformación. De ser un perseguidor de los cristianos, se convirtió en uno de sus más grandes líderes de la historia del cristianismo.

 

 

Con tu Biblia abierta, cuenta la historia a los más pequeños o lea para los pre. Saulo en su afán de acabar con los cristianos, pidió al sumo sacerdote cartas para las sinagogas de Damasco para traer presos a Jerusalén a los cristianos que encontrara. Pero cuando iba por el camino, un resplandor lo rodeó y cayó al suelo. Entonces escuchó una voz que le decía: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”. Entonces Jesús se manifestó a él y le dio órdenes de esperar en la ciudad. Saulo quedó ciego y fue llevado a Damasco donde esperó tres días. No comió ni bebió en este tiempo. Oró. Mientras tanto, Ananías fue llamado por Dios para buscar a Saulo. Al principio, él no quería ir porque sabía quién era Saulo. Sin embargo, Ananías, obediente a la voz de Dios, fue a buscar a Saulo, oró por él y Saulo recuperó la vista y fue bautizado. Saulo permaneció por algunos días con los cristianos de Damasco. Después de esto, se dedicó a predicar la Palabra y dar testimonio de lo que Dios había hecho en su vida y predicó hasta el día de su muerte. Esa misma obra de transformación Dios quiere hacer con cada uno de los que hoy está en esta clase. Porque hay un propósito divino para cada una de sus vidas. Vamos a orar para que así como fueron abiertos los ojos de Saulo se abran los de todos nosotros y podamos ver a ese uno más que está cerca nuestro y lo llevemos a los pies de Jesús.

 

Proclamo: Soy uno + transformado por el poder de Dios.

Actividad: Pinto la secuencia

Domingo 20

Eres mi Dios: Tu poder está en mí

“El espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha consagrado…”.

Isaías 61:1 (DHH)

Isaías 61:1-9

Hoy es el día en que aprendemos de las canciones de nuestro CD “Eres mi Dios”. La canción de hoy nos habla que Jesús es la fuente de poder, que Él está siempre con nosotros, en las buenas y en las malas. Su poder está en nosotros y por eso nos levantamos y le servimos. Quizás te acordás de esto cuando todo va mal y cuando las cosas van bien te olvidas. Pero Su poder está en nosotros siempre. Hoy a través de esta canción Su Espíritu nos llenará y sabremos para qué y con qué propósito.

 

Lee la lectura de hoy y para ilustrar esta clase escrib3 en fajas de cartulinas de diferentes colores todos los beneficios que tenemos para nosotros y los que oyen el mensaje de Jesús al estar el Espíritu de Dios sobre nuestras vidas. A medida que hablas de cada uno de ellos muestra el cartel y haz repetir a todos el beneficio.

 

Jesús vuelve a Galilea en el poder del Espíritu Santo y vino a Nazaret donde se había criado. El sábado fue a la sinagoga, como era Su costumbre. Se puso en pie para hacer la lectura, y el libro del profeta Isaías le fue entregado. Él encontró el lugar donde estaba escrito: (Haz que todos se paren y a una voz proclamen estos versos).

 

“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a pregonar libertad a los cautivos y vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos y a predicar el año agradable del Señor” (Lucas 4:18-19).  Luego enrolló el libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en Él, entonces les dijo: “Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros”.

 

Lucas registra que Jesús se levantó a leer como era costumbre en honor a la Palabra de Dios y se sienta a dar la explicación de lo que acaba de leer. Así que ahora todos nos sentamos y vamos a escuchar qué significa cada una de estas proclamaciones que hizo Jesús y las vamos a declarar sobre nosotros y toda nuestra familia, provincia y nación.

 

Preparación personal y para adaptar para los niños y pre

 

“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido”: El Ungido, el Mesías de quien habló, había sido ansiosamente esperado y ahora estaba allí. Ungido significa que te preparó para hacer la obra que te llamó a hacer: Ganar Uno +.

 

“Para dar buenas nuevas a los pobres”  Jesús se refiere aquí a los “pobres de espíritu” la diferencia entre los humildes y el orgulloso como Él se refiere a ellos en el Sermón de la Montaña – “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos” (Mateo 5:3). Una persona humilde es mucho más apta para escuchar la Palabra de Jesús que el orgulloso.  Debemos seguir el ejemplo de Jesús y enseñar el Evangelio a los pobres, para declarar las buenas nuevas, para evangelizar, para enseñar acerca de Jesús y la salvación. Pobre en este contexto es cualquier persona que no conoce las riquezas de la vida en Cristo.

 

“Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón Isaías había profetizado lo que Jesús iba a hacer, fue enviado a sanar a los quebrantados de corazón, así como Dios había dicho: “El sana a los quebrantados de corazón y venda sus heridas” (Salmo 147:3). Las personas que están quebrantados de corazón por su pecado y están verdaderamente arrepentidos y encontrarán salvación cuando aceptan, creen y confiesan a Jesús como su Señor y Salvador. Quizás tu corazón está quebrantado o conocés algún amiguito o compañero de la escuela que está triste. Es tu oportunidad de declarar en oración que Dios sana su corazón.

 

“A pregonar libertad a los cautivos” – En Hechos 10:38 leemos “cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos (cautivos) por el diablo, porque Dios estaba con Él”.  Jesús vino a liberar a las personas. La libertad de la que Él habla es del encarcelamiento de hábitos malos, adicción física, la lujuria del dinero y los caminos del mundo, la droga, alcohol, juego, etc. Dios quiere hacerte verdaderamente libre para que ayudes a otros a ser libres a través del poder de Dios que fluye de tu vida.

 

“Y vista a los ciegos” – Jesús hizo muchos milagros y sanó a muchas personas ciegas, incluso abrió los ojos a un ciego de nacimiento, pero aquí está hablando de la ceguera espiritual, como Saulo en la clase anterior. Como hijos de Dios debemos seguir el ejemplo de Jesús y tratar de abrir los ojos de aquellos que están espiritualmente ciegos con las verdades de la Palabra de Dios.

 

“Para poner en libertad a los oprimidos”  Mucha gente en los días de Jesús estaban oprimidos y muchos se aprovecharon de viudas y huérfanos. Ellos también fueron oprimidos por los impuestos. Las cosas no han cambiado en los casi 2000 años, sin embargo, Jesús dijo: “Por tanto, si el Hijo os hace libres, seréis verdaderamente libres” (Juan 8:36).

 

“A proclamar el año agradable (o de gracia) del Señor”. – En el contexto de Isaías 61:1-2, parece hacer referencia al año del jubileo que ocurría cada 50 años. En ese año todos los esclavos hebreos que pudieron haber sido esclavizados por deudas fueron puestos en libertad. La tierra que había sido vendida a otro volvió a su dueño original (Levítico 25:8-13). La profecía de Isaías describe exactamente a lo que Jesús vino: para liberar a los cautivos.

 

Cuando pensamos en este pasaje nos damos cuenta de que como seguidores del Mesías tenemos que hablar a otros de ese poder de Dios que nos da vida cada día.

 

El año agradable del Señor es cuando somos restaurados y puestos en libertad. Es el año en que aceptamos a Jesús como nuestro Mesías y Salvador y reconocemos la necesidad de un Salvador y la aceptación de que vamos a servirle, alabarle, adorarle, honrarle, buscarle y obedecerle por el resto de nuestra vida.

 

¡¡¡¡ESE ES EL PODER DEL CUAL HOY CANTAMOS!!!!! Toma tiempo para orar que ese poder descienda sobre cada niño y finalicen cantando la canción.

 

Proclamo: Tu poder está en mí, por eso gano uno +

 

Actividad: Completo con las palabras que faltan en la canción (escucha la canción del CD o búscala en el canal de YouTube)

 

Eres mi ……… de poder,

solo a ti…………..

A ti mis ……………. alzaré,

Espíritu ven.

Porque tú ……………. estás en mí,

en las ………….. y en las ………………..,

solo a ti te ……………….

 

Quiero tu …………,

ven y ……………….

 

Tu poder ……… en mí,

me ……………….

Con toda mi …………,

te ………………

 

 

Domingo 27 de agosto

“…y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo…”. Hechos 6:5

Esteban: Dio su vida por el propósito

Hoy conoceremos la vida de Esteban, uno de los primeros diáconos de la Iglesia primitiva que fue elegido para ayudar en la tarea de servicio diaria. Él también entendió que había un propósito divino para su vida. Era un varón lleno de gracia y de poder y hacía grandes milagros y señales entre el pueblo, su entrega fue total. En esta clase descubrirás hasta donde llegó su entrega.

Jesús murió por salvar a toda la humanidad, Esteban también por defender la causa del Evangelio. Por lo que Esteban vivió se lo llama “mártir”. ¿Qué es un mártir? Es una persona que sufre y/o muere por defender una causa. Esteban defendió el evangelio y fue apedreado por esto. El martirio es un alto precio que pagar. Pero morir por Jesús es una honra. Cuando Pedro y Juan fueron perseguidos, dice que estaban gozosos de haber sido considerados dignos de padecer afrenta por el Nombre (Hechos 5:41).

 

Vamos a ver lo que le sucedió a Esteban después que habló con los líderes del templo. Recuerden que Esteban fue uno de los creyentes escogido para servir las mesas de las viudas. Estaba lleno del Espíritu Santo. Hizo muchas cosas maravillosas y dejó que el Espíritu Santo controlara su vida. Pero los hombres que no lo querían dijeron mentiras de él. El tribunal arrestó a Esteban. Cuando le preguntaron acerca de las mentiras en contra de él. Esteban les dijo que siempre le decían “no” al Espíritu Santo. “Al escuchar esto, los de la Junta Suprema se enfurecieron mucho contra Esteban. Pero como tenía el poder del Espíritu Santo, Esteban miró al cielo y vio a Dios en todo su poder. Al lado derecho de Dios estaba Jesús, de pie” (Hechos 7:54-55 NVI). Algo maravilloso le sucedió a Esteban. ¡Miró al cielo y Dios le permitió ver el cielo! Vio a Jesús que estaba al lado diestra de Dios. Le dijo al tribunal lo que veía y se enfurecieron. Cubrieron sus oídos. Ellos gritaron a voz alta. Corrieron así a Esteban, los atacaron, y lo arrastraron fuera de la ciudad. Cuando estaban fuera de los muros de la ciudad, esos líderes religiosos a quienes todos respetaban se le echaron encima a Esteban, levantaron piedras, y empezaron a apedrearlo. Otros se quedaron mirando. Un hombre joven llamado Saulo fue uno de los que se quedó viendo (aprobando). Mientras veían como apedreaban a Esteban, se quitaron las túnicas. Pusieron las túnicas a los pies de Saulo. Esteban oró mientras estaba siendo apedreado. ‘Señor Jesús, recibe mi espíritu’. Luego cayó de rodillas y gritó: ‘¡Señor, no les tomes en cuenta este pecado!’. Cuando hubo dicho esto, murió” (Hechos 7:59-60 NVI). Algunos de los piadosos enterraron a Esteban y lloraron. ¿Es algo malo morir? Si no conocemos a Jesús, sí es malo. Pero cuando confiamos en Jesús y dejamos que el Espíritu Santo controle nuestras vidas como lo hizo Esteban, no tenemos nada que temer cuando morimos. ¡Sólo tenemos que despertar y ver a Jesús! Es difícil escuchar que Esteban murió por hacer lo recto. ¿Quién más murió por hacer lo recto? ¡Jesús! Jesús nunca hizo nada malo. Murió por vos y por mí que hemos pecado. Somos pecadores. Hacemos cosas malas. (Romanos 3:23) La Biblia dice que merecemos morir por las cosas malas que hemos hecho. (Romanos 6:23). Pero mientras estábamos haciendo cosas malas, Jesús murió por nosotros (Romanos 5:8) Para aceptar el regalo de Dios y vivir con Él para siempre (en lugar de estar alejado de Dios para siempre) tenemos que creer que Jesús es el Hijo de Dios y el camino a Dios. Tenemos que creer que Dios resucitó a Jesús de la muerte y que murió por tus pecados para permitirle a Dios que controle tu vida. Entonces serás salvo de la muerte que mereces por tu pecado (Romanos 10:9).

 

Proclamo: Soy uno + dispuesto a dar todo por Jesús.

Actividad:

 

Adivinanzas Atléticas

Respondan a las preguntas para llenar los blancos.

El nombre del tribunal. La _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ Cuando el tribunal se enfureció, le rechinaron los _ _ _ _ _ _ _ a Esteban. Esteban estaba lleno del _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ Dios permitió que Esteban viera el _ _ _ _ _. Saulo _ _ _ _ _ _ la muerte de Esteban. Lo que el tribunal le hizo a Esteban. Lo _ _ _ _ _ _ _ _ _ _. Ese mismo día se desató una gran _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ en contra de la iglesia.

 

Respuestas

Adivinanzas Atléticas Respondan a las preguntas para llenar los blancos.

El nombre del tribunal: La Junta Suprema

Cuando el tribunal se enfureció, le rechinaron los dientes a Esteban.

Esteban estaba lleno del Espíritu Santo.

Dios permitió que Esteban viera el cielo.

Saulo se aprobó de la muerte de Esteban.

Lo que el tribunal le hizo a Esteban: Lo apedrearon.

Ese mismo día se desató una gran persecución en contra de la iglesia.

Ordeno las secuencias y pinto con colores