Iglesia Visión de Futuro

Escuela Kids abril 2017

Domingo 2 de abril de 2017

“La gente… aclamaba, diciendo: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!”. Mateo 21:9b (RVR 1960)

Buenas noticias de pascua: Entrada triunfal de Jesús

Lectura bíblica: Mateo 2:1-11

Introducción de la clase: [si posees los recursos puedes mostrar esto con algún medio audiovisual].

¿Fuiste a un lugar donde alguien famoso iba a cantar o tal vez has ido a un concierto o a un partido de básquetbol? ¿Qué hiciste cuando llegó la persona famosa? ¿Aplaudir, gritar su nombre, etc.? Los judíos celebraban la Pascua cada año para recordar el tiempo en que Dios los protegió de la muerte durante la décima plaga en Egipto. Un año, mientras la gente venía a Jerusalén para celebrar el banquete, ellos oyeron que un Rey especial iba a venir también, así que todos fueron al camino a alabarlo. ¿Cómo crees que reaccionaron cuando llegó el Rey? Cantaron, alabaron y le dieron la bienvenida. Así cada día tenemos que tomar ese tiempo especial para darle la bienvenida a nuestras vidas.

Faltaban pocos días para la celebración de una gran fiesta en Jerusalén. Todos los años se celebraba, desde el día en que los israelitas habían salido de Egipto. ¡Era la fiesta de la Pascua! Como lo celebraremos en unas semanas nosotros, yendo a la Vigilia en Villa María y con una gran fiesta el domingo 16 de abril, la “Fiesta de la Resurrección” en todos los templos de la Iglesia Visión de Futuro.

Jesús y sus discípulos fueron a Jerusalén. La Pascua sería diferente (sólo Jesús y sus discípulos lo sabían) pues Él iba a morir. Jesús iba subiendo de Jericó a Jerusalén. Al llegar al monte de los Olivos, dijo a dos de Sus discípulos que buscaran un burro y si preguntaban que dijeran que era para Él. “Díganle que yo lo necesito y que lo devolveré”. Muy obedientes, los discípulos fueron a traer el burro. Pero primero pusieron unos mantos encima. Ya se había reunido mucha gente. Todos estaban emocionados al ver a Jesús. Tomaron sus mantos y los tendieron en el camino, y cortaron ramas de árboles para poner por donde pasaría Jesús. Comenzaron todos a cantar y a declarar que Jesús era el rey.

Todos decían: “¡Hosanna! Bendito el rey que viene en el nombre del Señor. ¡Paz en el cielo, y gloria en las alturas!”. Todos estaban muy contentos.

Lo que ellos gritaban era como decir: ¡Viva el rey! La gente estaba muy feliz al entrar con Jesús en Jerusalén.

Cierra tus ojos un rato. Imagina que estás en medio de ese gran desfile. Vas corriendo delante de Jesús; te subes a un árbol y cortas un par de ramas. Luego te sacas la camisa y la pones delante de Jesús. Cuando Jesús pasa por encima de tu camisa, saltas de alegría, agitas las ramas, y gritas: «¡Viva el Rey! ¡Hosanna!» ¿Sientes gran alegría? Ahora, abre los ojos. No importa que no estemos en el camino a Jerusalén. Aquí, en la clase vamos a adorar a Dios. [Toma tiempo para adorar, pon alguna de las canciones del CD “Eres mi Dios” y enséñale a los niños a adorar al Rey de reyes y Señor de señores].

 

Preguntas de repaso 1. ¿Qué fiesta se celebraba en Jerusalén? 2. ¿Qué pidió Jesús a dos discípulos que le trajeran? 3. ¿Qué pusieron las personas en el camino para que pasara Jesús? 4. ¿Qué hicieron los discípulos y otras personas cuando Jesús entró en Jerusalén? 5. ¿Quiénes se quejaron por las alabanzas? 6. ¿Qué iba a pasar si los discípulos se callaban?

Proclamo: Soy Uno + que alaba y bendice el nombre de Jesús.

Actividad: ¡Contesto las preguntas!
1. ¿Qué fue lo que Jesús le dijo a sus discípulos que iban a hallar en la aldea?
2. ¿Cómo prepararon los discípulos el burro para Jesús?
3. ¿Qué puso la gente en el camino delante de Jesús?
4. ¿Qué fue lo que la gente gritó? ¿Por qué hicieron esto?
5. Si tú estuvieras en esta multitud, ¿cómo hubieras mostrado tu alegría cuando Él se acercó?
6. ¿Por qué crees que Jesús estaba sentado en un asna? ¿Por qué no estaba encima de un caballo? 

 

 

 

 

 

 

 

________________________________________________

Domingo 9 de abril

“Pero Dios…por su gran amor por nosotros, nos dio vida con Cristo…”. Efesios 2:4-5 Nueva Versión Internacional

Buenas noticias de pascua: Cristo murió por nuestros pecados

Lectura bíblica: Lucas 23:26-49

Querido maestro: Que a través de esta clase puedas impartir en el Espíritu lo que significa el sacrificio de Jesús en la Cruz para que cada niño pueda tener la revelación del amor de Dios demostrado en la Cruz del Calvario al enviar a Su Hijo a morir por cada uno de nosotros. «Siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a Sí mismo, tomando forma de siervo… se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz» (Filipenses 2:6-8, RVR-1960). «Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados» (Isaías 53:6 RVR-1960).  La historia del Calvario es larga, elija los momentos más importantes y claves y a través de los recursos que estén a su disposición visualice la clase. Dios quiere que usted sea un canal de ese amor para los niños.

Introducción a la clase:

Después de que Judas traicionó a Jesús, arrestaron a Jesús. Al siguiente día llevaron a Jesús a Pilato para ser sentenciado por los crímenes de no haber pagado impuestos y de blasfemia. Pilato cuestionó a Jesús pero no halló falta en lo que dijo y trató de liberarlo. Sin embargo, la gente quería que lo crucifiquen. Hoy hablaremos del tiempo en que Jesús empezó a caminar hacia el lugar donde iba a morir en la cruz, sabiendo que lo hizo por amor a cada uno de nosotros.

Clase: si dispone de los recursos puede pasar un video corto de esta clase.

Cuando Juan el Bautista habló de Jesús a la gente, dijo: «He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo». Jesús sabía que vino al mundo para morir por nuestros pecados ¡y había llegado Su hora!

Después de comer la Pascua con sus discípulos, Jesús los llevó al huerto de Getsemaní para orar. Ellos estaban cansados y se durmieron, pero Jesús oró angustiado diciendo: «Padre, si es posible, pase de mí esta copa, pero no se haga mi voluntad, sino la tuya». Sobre su cuerpo serían cargados todos nuestros pecados. ¿Te imaginas? [Pida a los alumnos que nombres pecados]. Jesús nunca pecó pero debía llevar el castigo de los pecados de todo el mundo. Así como morían los corderos por los pecados del pueblo de Israel, Jesús moriría como el Cordero de Dios, llevando los pecados de todo el mundo. De repente, un grupo de soldados entraron al huerto. Venían para llevar preso a Jesús. Judas Iscariote iba delante de ellos. Él había prometido entregar a Jesús en manos de sus enemigos y así lo hizo.  En ese momento Judas besó a Jesús. Esa era la señal de ataque para los soldados. Ellos no perdieron un minuto. Inmediatamente prendieron a Jesús y lo llevaron ante el principal sacerdote, Anás. Allí lo acusaron y le hicieron muchas preguntas. [Lea o lleve escrito en un cartel: Isaías 53:7]. Jesús sabía que era el Cordero de Dios y que tenía que morir por nuestros pecados y por eso no se defendió porque sabía lo que estaba por suceder, se había preparado para esto. Más tarde llevaron a Jesús con Pilato, el gobernador romano. Pilato comprendió que Jesús era inocente y quería soltar a Jesús, pero la gente lo presionó y pidió que soltaran a un ladrón llamado Barrabás. Jesús fue crucificado. Lo clavaron a una cruz, entre dos ladrones. Sobre su cabeza colocaron una corona de espinas. Se burlaron de Él y lo escupieron; pero Jesús soportó todo en silencio. Era el Cordero de Dios que había venido al mundo para quitar el pecado de hombres, mujeres y niños como todos los que estamos aquí. Cuando Jesús murió en la cruz, lo hizo por cada uno de nosotros. [Repita junto con los niños y pre como una declaración de fe: JESÚS MURIÓ POR MÍ]. Jesús, el Cordero de Dios murió por los pecados del mundo. Pero no quedó muerto, ¡resucitó y vive entre nosotros! La semana que viene veremos acerca de Su resurrección. Hoy, puedes venir a Jesús para ser salvo. Él te ama y quiere perdonarte. [Tome tiempo para ministrar la revelación del amor de Dios que lo llevó a enviar a Jesús a morir].

Preguntas para repasar con los preadolescentes (puede hacerlo impreso, corregir y poner notas con felicitaciones).

  1. ¿Cuántas personas siguieron a Jesús al lugar donde iba a ser crucificado? (Una gran cantidad).
    2. Jesús fue crucificado junto con dos ladrones (Vea Mateo 27:38). ¿Qué les dijo Jesús a ellos y a la gente responsable por ponerlo en la cruz? (Jesús dijo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”).
    3. ¿Qué le dijeron los ladrones a Jesús? (Uno de los ladrones insultó a Jesús y le dijo que tenía que salvarse. El otro ladrón le pidió a Jesús que le recordara cuando viniera a Su Reino).
    4. ¿Cuál ladrón creen que tuvo un cambio de corazón y un deseo de dejar de pecar? (El segundo ladrón).
    5. ¿Qué le dijo Jesús al segundo ladrón y qué creen que significó? (Jesús le dijo: “Hoy vas a estar conmigo en el Paraíso”. Se cree que el paraíso es un lugar de felicidad y de descanso antes de ir al Cielo. De cuando modo, uno puede asumir que este hombre no quería pecar más y después que oyó lo que dijo Jesús, el pidió perdón).
    6. ¿Qué es lo que le ocurrió al cielo antes de que Jesús muera? (El sol dejó de brillar y hubo una oscuridad completa en toda la tierra).
    7. ¿Cuáles fueron las últimas palabras que dijo Jesús antes de morir? (“Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”).
    8. Algunas personas que estuvieron ahí se pegaron en sus pechos y luego se fueron; otros estuvieron parados a la distancia y miraron. ¿Cómo crees que hubieras reaccionado al ver a Jesús morir en la cruz? (Escriban respuestas personales).
    9. Si Jesús no hizo nada malo, ¿por qué tuvo que morir en la cruz? (Él fue dispuesto a sacrificar Su vida por nuestros pecados para que tuviéramos perdón y vida eterna).

Proclamo: Soy Uno + que cree en el sacrificio de Jesús en la Cruz.

Actividad: Pinto

_____________________________________________

Domingo 16 de abril de 2017

“Jesús les dijo, ‘Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. Juan 14:6 (Reina Valera Revisada 1960)

Las buenas noticias de la pascua: la tumba vacía

Lectura bíblica: Mateo 28:1-10

Querido maestro: Las palabras más hermosas que dan sentido a la vida cristiana es: ¡JESÚS VIVE! Si Él no hubiese resucitado, nuestra fe sería vana. Él resucitó y vive para interceder por nosotros. Nosotros tenemos una tumba vacía. ¡Nuestro maravilloso Redentor vive! Medite sobre esta realidad para poder transmitir en la clase de hoy el espíritu de resurrección. La muerte no pudo retenerlo, ya no hay temor, vivo seguro. Esta clase debe transmitir el triunfo de Jesús sobre la muerte y la vida victoriosa que podemos vivir. Reciba ahora ese poder de resurrección y si había en su vida algún área donde necesitaba ese poder actívelo a través del poder de la confesión de la Palabra: Él no está aquí, ha resucitado. Contagie a los alumnos su alegría, para que todos sientan el gran gozo que da tener un Cristo vivo. Él vive por los siglos de los siglos y está a la diestra de Dios, intercediendo por nosotros. ¡Qué privilegiados somos! JESÚS NACIÓ PARA MORIR. JESÚS MURIÓ Y RESUCITÓ PARA VIVIR.

Introducción a la clase:

Hoy entenderemos que en la resurrección de Jesús hay esperanza, porque El no quedó clavado en la Cruz, sino que resucitó y vive entre nosotros. Esto es lo que tenemos que contar a uno + . La resurrección de Jesús es el centro de la historia de la Pascua. Jesús tomó nuestros pecados y murió en la cruz pero ¡resucitó de entre los muertos! Su resurrección nos da vida. No tenemos poder en nuestros pecados, pero si tenemos fe en Jesús y creemos en Su resurrección, podemos ser nuevas criaturas. Hoy celebramos que Jesús resucitó.

Para captar el interés:

Prepare 16 tarjetas para un repaso. Escriba en las tarjetas los nombres y las descripciones de abajo, una cosa en cada tarjeta. Si lo desea, imprima y use las tarjetas que proveemos con esta lección. Divida la clase en dos grupos. Entregue las tarjetas con los nombres a un grupo y las demás, al otro grupo. Los niños deben buscar la pareja que coincida con la tarjeta que tengan.

PEDRO Y JUAN Prepararon la Última Cena

PILATO- Juzgó a Jesús -JESÚS Fue crucificado -BARRABÁS- Ladrón liberado -JUDAS- Traicionó a Jesús -ANÁS -Sumo sacerdote- DISCÍPULOS -Jesús les lavó los pies -NIÑOS – Cantaron alabanzas a Jesús

Desarrollo de la clase:

En la ciudad de Jerusalén había gran revuelo y movimiento. La gente estaba asustada porque habían sucedido cosas muy raras. En el lugar de la Calavera habían crucificado a tres hombres, pero uno de ellos no era un ladrón; sobre su cruz había un letrero que decía: «JESÚS DE NAZARET, REY DE LOS JUDÍOS». Los que lo vieron decían que en la cruz en vez de maldecir, pedía que Dios perdonara a los que les hacían daño. Al mediodía el sol se oscureció, hasta las tres de la tarde. Hubo también un gran terremoto. Las rocas se partieron y los sepulcros se abrieron. Muchos hombres santos, que habían muerto, se levantaron de sus tumbas y aparecieron a muchos en Jerusalén. Los que habían ido al templo, decían que la pesada cortina del Lugar Santísimo se había partido en dos, de arriba abajo. La gente estaba asustada. «Verdaderamente era Hijo de Dios», decían los soldados que habían estado junto a la cruz. «Ha muerto nuestro Señor», se lamentaban las mujeres que habían seguido a Jesús. «Nuestro Maestro está muerto», decían los discípulos. José de Arimatea y Nicodemo, dos discípulos que habían seguido en secreto a Jesús, pidieron permiso a Pilato para sepultar el cuerpo de Jesús. Lo pusieron en una tumba nueva. [Explique a los niños que los sepulcros eran como cuevas en las rocas]. Los principales sacerdotes y los fariseos también fueron donde Pilato. Le pidieron que sellara la tumba y que pusiera guardias. Ellos pensaban que los discípulos de Jesús robarían el cuerpo del Señor, para decir que había resucitado. María Magdalena, una mujer de la cual Jesús había echado fuera siete demonios, pasó muy triste la fiesta de la Pascua. Ella esperaba que terminara la fiesta para ir al sepulcro y ungir el cuerpo de Jesús con perfumes. Muy temprano el día domingo, María Magdalena y otras mujeres fueron a la tumba. Al llegar a la sepultura la piedra estaba removida, ¡y el cuerpo de Jesús había desaparecido! Dos hombres de vestiduras blancas les hablaron, y dijeron: «¿Por qué buscan entre los muertos al que vive? Jesús no está aquí, ¡ha resucitado!». Las mujeres fueron a dar la noticia a Pedro y a Juan, y ellos corrieron al sepulcro para ver si era verdad lo que las mujeres decían. No encontraron a Jesús. María se paró junto al sepulcro, llorando. En ese momento Jesús vino a su lado, pero ella no lo reconoció.

«¡María!» fue lo único que dijo Jesús. Al reconocer la voz de su amado Maestro, muy feliz María se arrodilló y lo adoró. –Ve a mis hermanos y diles que estoy vivo –le dijo Jesús. De inmediato María Magdalena fue a dar las noticias. «¡Jesús vive!» dijo a todos los que querían escuchar las buenas nuevas: Jesús vive. No adoramos a un Dios muerto; no tenemos una tumba con el cuerpo de nuestro Dios. ¡Tenemos un Dios vivo! Jesús no está en la tumba. ¡Él ha resucitado! Así como María fue a dar las buenas nuevas de que Jesús estaba vivo, tú y yo podemos decir: ¡Jesús vive!  Ir y hablar a “uno más” para que muchos reciban ese poder de Dios en sus vidas. Vamos a orar todos juntos agradeciendo a Dios por Jesús.

Proclamo: Soy uno + que celebra la vida y la resurrección de Jesús.

Actividad: Pinto

________________________________________________

Domingo 23 de abril de 2017

“Señor quiero alabarte de todo corazón”. Salmos 138:1 Nueva Versión Internacional

Te adoraré por siempre

Lectura bíblica: Salmos 138

Introducción a la clase: Hoy seguimos conociendo las canciones del CD “Eres mi Dios”. Le toca a la canción “Te adoraré por siempre”. Este tema está basado en el Salmo 138 donde nos habla de alabarlo, adorarlo, pase lo que pase, sabiendo que en medio de las angustias y problemas El estará con nosotros, Su mano nos salvará y cumplirá Su propósito en cada uno de nosotros. ¡La cantamos juntos!

Desarrollo de la clase: Muestre la lámina del CD “Eres mi Dios” y haga que alguno de los alumnos lea el título de la canción de hoy y la base bíblica. Hoy veremos qué dice Dios de este Salmo, para que cada vez que cantemos esta canción podamos comprender más la letra de “Te adoraré por siempre”. [Haga que todos lo repitan fuerte como una declaración de fe, con voz bien fuerte].

Es un salmo de acción de gracias por la liberación que obtuvo David de muchos problemas y situaciones difíciles como quizás cada uno de nosotros podemos estar pasando o pasaremos algún día.

El versículo 1 nos habla de cuál debe ser la actitud con la que debemos alabarle: de todo corazón [recuerde: amar a Dios con todo el corazón, la mente, alma y cuerpo – Deuteronomio 6]. Aunque estemos pasando por problemas tenemos que hacerlo porque Dios es bueno y nos demuestra Su amor y fidelidad.

Dios es fiel y tiene misericordia, responde en el día de la debilidad y de la angustia, atiende al humilde y mira de lejos al arrogante.

Más de diez años David estuvo huyendo, aun de un familiar -su propio hijo- sabiendo que a pesar de todas estas situaciones Dios cumpliría Su propósito en su vida. Por eso, Dios dice de David que era un hombre conforme a Su corazón. A pesar de sus pecados, siempre se humilló y reconoció a Dios por encima de todo, lo alabó y adoró por siempre como hoy estamos cantando en esta canción.

David recibió todo lo contrario a lo que se había imaginado cuando era joven y ya ungido rey, el propósito de Dios parecía diluirse en medio de sus experiencias de dolor y angustia. Sin embargo, Dios cumplió Su propósito, cuando ni él ni los hombres pensaron que era el momento, sino justo cuando todo parecía perdido Dios se manifiesta a su vida.

En este mismo tiempo cuando piensas que todo se perdió, que Dios se olvidó de tu vida y de tu familia, Dios va a cumplir Su propósito. Repetí: Dios cumplirá Su propósito en mí.

Este salmo nos alienta el alma y fortalece el espíritu. Confiemos en Dios porque Él va a cumplir Sus propósitos ya que no es hombre para mentir.

Cuando soñemos y hagamos planes para el futuro, confiemos para ver que esos sueños y planes se vuelven realidad. Pero para hacer lo mejor de esta vida, debemos incluir todos nuestros planes en los de Dios. Solo Él conoce lo mejor para nosotros. Rendirle toda gloria y honra con nuestra vida: llevando una vida consagrada a Él, haciendo lo que solo a Él le agrada, quitando de nuestra vida todo lo que sabemos que a Dios le desagrada.

 

Proclamo: Soy Uno + que alabo al Señor siempre.

Actividad: Colorea las notas musicales y dibuja cómo adoras al Señor!

______________________________________________________

 

Domingo 30 de abril de 2017

“El hombre que había estado muerto salió.” Juan 11:43 NTV

Jesús es la resurrección y la vida

Lectura bíblica: Juan 11:1-44

Resucitar es volver a la vida después de la muerte. Es uno de los milagros más sorprendentes. Es lo que sucedió con Jesús y celebramos la semana pasada. Solo Dios puede traer vida donde hay muerte. Cuando Jesús estuvo en la Tierra hizo muchos milagros. Resucitó a su amigo Lázaro y así como hizo esto con Lázaro quiere traer vida donde no la hay. ¡Hoy recibe esa nueva vida!

Vamos a ver lo que les sucedió a tres hermanos amigos de Jesús. Estos hermanos eran Marta, María y Lázaro. Los tres vivían juntos en Betania, una ciudad cercana a Jerusalén. A Jesús le gustaba visitarlos a menudo, cuando necesitaba descansar iba a su casa y se quedaba un tiempo con ellos. Un día, Lázaro se enfermó. Marta y María lo cuidaban, pero Lázaro no mejoraba de su enfermedad. Las hermanas mandaron  a llamar a Jesús para que fuera a Betania y curase a su hermano Lázaro.

Jesús estaba en otra ciudad. Los vecinos lo encontraron y le contaron lo que pasaba.  Pero Jesús dijo: “Esta enfermedad no es para muerte sino para vida eterna, para que el Hijo de Dios sea glorificado en ella, y Jesús se quedó en aquella ciudad dos días más.” Cuando Jesús llegó a Betania era demasiado tarde. Lázaro ya había muerto. Sus hermanas lloraban desconsoladas. Cuando vieron que Jesús llegaba se disgustaron con él, ya no había nada que hacer, Lázaro estaba muerto y enterrado.
Marta le dijo llorando a Jesús: “Si tú hubieras estado aquí, nuestro hermano no habría muerto”. Marta le reprochó con sus palabras a Jesús que se demorara dos días en la otra ciudad. Jesús le respondió a Marta: “Marta, ¿no sabes que Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mí aunque esté muerto vivirá?”. ¿Qué quieres decir con esto, Jesús? ¿Que algún día mi hermano Lázaro resucitará? Pero Jesús no hablaba de esa resurrección. Cuando María llegó también le escuchó decir las mismas palabras. Marta y María lloraron por su hermano Lázaro. Y Jesús también lloró.

Marta y María llevaron a Jesús ante el sepulcro de Lázaro. Al llegar allí Jesús pidió que apartaran la piedra que tapaba el sepulcro y oró así: “Padre te agradezco porque me escuchas, siempre me escuchas, digo esto para que estas personas que están aquí crean que tú me enviaste”. Jesús levantó su voz en alto y dijo: “Lázaro, sal fuera”, Lázaro se levantó del sepulcro y salió afuera. Había sucedido un milagro maravilloso. Marta y María abrazaron a su hermano que estaba cubierto con las vendas de embalsamar los cadáveres. El lugar se convirtió en una fiesta. Muchos creyeron en Jesús al ver el milagro de resurrección que había sucedido.

La historia de la resurrección de Lázaro nos recuerda lo que aprendimos la semana pasada: Jesús también murió y resucitó para darnos vida eterna. Todos los que creen en Jesús como Salvador y Señor también tienen vida eterna.
Proclamo: Soy uno + que recibe el poder de la vida eterna

ACTIVIDADES

Hacer una dramatización de la resurrección de Lázaro. Dos niñas interpretarán a las hermanas Marta y María. Un niño hará de Lázaro embalsamado con papel higiénico, ¡será muy divertido! Otro representará a Jesús y varios niños y niñas pueden hacer de vecinos y amigos que van a darle el pésame a Marta y a María.

Contesta las siguientes preguntas:
2. ¿Qué le sucedió a Lázaro?
3. ¿Por qué crees que Marta podría estar disgustada con Jesús?
4. ¿Qué le dijo Marta a Jesús?
5. ¿Qué palabras le dijo Jesús a Lázaro?
6. ¿Qué ocurrió después de que Jesús pronunció estas palabras?
7. ¿Quién tiene el poder para resucitar a los muertos?

¿Quién dijo? Puede hacer tres carteles que digan: Vecinos, Marta, María y contesten levantando el cartel con la respuesta correcta.
1. Tu amigo Lázaro está muy enfermo.
2. Tu hermano volverá a vivir.
3. Lázaro, sal fuera.
4. Lleva cuatro días muerto, ya huele.
5. Lázaro no está muerto.
6. Apartad la piedra .
7. Yo soy la resurrección y la vida.
8. Ven pronto, por favor.
9. Si hubieras estado aquí, Lázaro no habría muerto.
10. El que cree en Mí aunque esté muerto vivirá.

Actividad: Encuentra en el cuadro de letras los nombres de las cinco imágenes y dales color; pasa al casillero las letras sobrantes de izquierda a derecha, empezando por la “Y”. Encontrarás una promesa de Jesús para tu vida.