Iglesia Visión de Futuro

Comentario Células jóvenes y adultos septiembre 2017

LUNES 4 de septiembre

RECOMENDACIONES BÁSICAS para las Células

  • Utiliza un lenguaje sencillo. Sé amable en cada una de tus expresiones, no utilices idioma religioso.
  • Pídele al Señor creatividad para que cada semana la lección sea una experiencia de vida impactante para todos los asistentes.
  • Tu mensaje debe ser de fe, esperanza y motivación para que los invitados sigan adelante en su vida cristiana.
  • Transmítele el amor de Dios a cada persona.
  • Organízate con anterioridad:
    • Prepara el tema
    • Llega puntual
    • En tu presentación personal.
  • Es importante que tengas una excelente relación con el anfitrión, esto te permitirá́ crear una atmósfera en la cual el Espíritu Santo podrá́ moverse con libertad.
  • Motiva a los asistentes a participar de las reuniones y a ser miembros activos de la iglesia.
  • Enséñales acerca de la importancia de la ofrenda.
  • No excedas el tiempo acordado para la Célula (45 a 60 minutos).
  • Sé prudente dentro del hogar donde realizas la Célula, tu testimonio habla por ti.
  • Lee, estudia y prepárate para recibir la bendición que Dios tiene preparada para ti.
  • Ponte de acuerdo con el anfitrión para invitar siempre personas nuevas cada semana.
  • Recuerda realizar siempre la oración de fe.
  • Ora siempre por las necesidades de los asistentes.

DINÁMICA Para un desarrollo efectivo de las Células se sugiere tener en cuenta el siguiente esquema:

1.  BIENVENIDA Y SALUDO (5 MINUTOS).
2.  INTRODUCCIÓN (5 MINUTOS).
3.  DESARROLLO DEL TEMA (20 MINUTOS).
4.  MINISTRACIÓN (5 MINUTOS).
5.  OFRENDA (5 MINUTOS

Corriendo con la visión

Habacuc 2:1-3; 14

“Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar”.Habacuc 2:14 (RVR1960)

Dios nos está llamando a servirle con todo nuestro corazón, a no ser solamente hijos que reciben Sus promesas y las guardan, sino hijos que también las ejecutan para que otros puedan alcanzar la salvación y ver la bondad del Señor en este tiempo.

I.  Dios nos ha llamado a influenciar y a correr con la visión.

A. Siguiendo el ejemplo de nuestros antecesores,, de nuestros pastores y líderes. (Hebreos 12:1). Los testigos no se encuentran sentados en la tribuna, sino que son los que ya han corrido la carrera antes y aquí en la tierra. Son los que estaban en el circuito de carreras mientras usted y yo estábamos en tinieblas o aun ni habíamos nacido. Ellos nos dieron a nosotros su testimonio, y nos estimularon a correr esa carrera por la fe y a vivir por fe. Nosotros somos estimulados por estos testigos. Ellos no son sencillamente espectadores, sino que están testificando para nosotros. Nos están alentando, animándonos a correr la vida cristiana.  Así que salgamos de la tribuna, y descendamos a la pista de carreras de la vida, y hagamos lo que Dios nos ha llamado a hacer, dondequiera que Él nos ha llamado a vivir, a actuar y a desarrollar nuestra existencia. Corramos la carrera cristiana, y pongámonos en movimiento para Dios.

B. Cómo nos hace ministros competentes y portadores de Su gloria (2 Corintios 3:6-8). Pablo se sentía animado en su ministerio: él sabía que no tenía que sentirse competente o poderoso en sí mismo para ministrar el evangelio a los demás. Al contrario, se daba cuenta de que el hombre mejor capacitado para ministrar el evangelio a los demás es aquel hombre que reconoce que la obra es por medio del Espíritu Santo comprendiendo claramente la naturaleza gloriosa del nuevo pacto, el pacto del que Dios le había hecho ministro. El éxito del nuevo pacto no depende de hecho de los hombres en lo absoluto. Depende solamente de Dios quien promete, en este pacto, quitarle a Su pueblo escogido sus corazones de piedra para ponerles corazones de carne, es decir, corazones blandos y receptivos a la Palabra de Dios. A pesar de las pruebas, tienes un ministerio glorioso, cuyos frutos son eternos.

 C. ¿Por qué debemos correr? ¿Cuál es el premio? (1 Corintios 9:24). Pablo nos alienta a correr la carrera espiritual con el propósito de tener un objetivo claro y definido de ganar el premio espiritual. La vida cristiana, repetimos, es una carrera y lo importante es ganar, y no solo participar, es la única carrera en la que todos pueden ganar el premio espiritual, Pablo describe que no se limita a un solo ganador. Muchos ganarán un puesto en el reino de Dios. El premio que los cristianos quieren alcanzar no perece y es una herencia incorruptible y “eterna en los Cielos”.

II. Características de los que corren con la visión:

A. Sabiduría. Salomón y los sabios de Israel decían que la sabiduría, son metas valiosas en la vida. De hecho, cuando tuvieron la elección entre la sabiduría y la riqueza material, optaron por la sabiduría en todas las ocasiones. Para ellos, una visión clara era la clave del éxito en todas las áreas de la vida. La sabiduría del Antiguo Testamento refleja la enseñanza de un Dios personal Santo y Justo que espera que aquellos que lo conozcan exhiban su carácter en todos los asuntos prácticos de la vida.

B. Integridad. Ha llegado el momento de ser quien Dios te ha llamado a ser, de vivir Su propósito y de cumplir el sueño de Dios para tu vida con integridad haciendo lo correcto. Cuando las presiones aumenten y surjan las dificultades mantén la integridad en tu corazón. Conviértete en el agente de cambio que Dios te ha llamado a ser, siempre actuando en integridad, siendo luz en medio de las tinieblas

C. Una fe digna de imitar (.Hebreos 13:7).  En este año hemos tenido el llamado a ser mujeres que brillen y hombres que dejen un legado cada uno de nosotros podemos ser cristianos que dejamos huellas de fe en la vida de nuestros hijos naturales he espirituales, principalmente en nuestra familia. Una fe inquebrantable, que motiva a otros a creer, motiva a otros a confiar en Dios, motiva a otros a no desmayar en el tiempo de la prueba.

3.     La visión producirá en nosotros:

A. Una constante vida de oración (.Isaías 5:4).  La oración hace grande a los hombres que la practican. La oración es el lenguaje de la fe que nos comunica con el cielo y hace que el cielo se mueva a nuestro favor. Dios, lo hará en respuesta a la oración. Cuando no se ora, se le impide a Dios hacer lo suyo.

B. Seremos verdaderos hijos espirituales (.Filipenses 2:20-22).  Pablo conocía el testimonio de amor que fluía en el corazón de Timoteo para con la obra y el servicio, por eso al enviarlo sabía que podía confiar como un hijo porque conocía a su hijo espiritual y el amor que había en su corazón para guiar, exhortar, y animar a la iglesia para bendecirles. Timoteo ha demostrado con creces y amor el servicio comprometido para con Cristo a quien él sirve en su ministerio. Todo discípulo debe tener como fin último servir a los intereses del Padre y del Hijo, si no es así, entonces es infructuosa su obra.

C. Aprenderemos a ser padres espirituales. La Palabra paternidad en el Antiguo Testamento  es la misma que  en el Nuevo Testamento, y significa: seguir haciendo igualmente como hace nuestro padre. Lo que hace un padre espiritual con su(s) hijo(s) es transmitir su ejemplo de carácter y de principios, con el fin de poner las bases para que lo que Dios haya puesto en la vida del discípulo, pueda despertar y desarrollarse con buenos cimientos. Los padres espirituales se constituyen en ejemplo de matrimonios sacerdotales consagrados a Dios, ejemplos en el manejo del dinero, ejemplos en la crianza de los hijos, etc. Deben ser hombres íntegros, con un carácter probado, que caminan en rectitud delante del Señor y delante de los hombres. Es decir que tienen un carácter de siervos.

1)    Actividad evangelística: Es año electoral, en lugar de protestar.. .hagamos un acto de bondad, en la parada de colectivos. Preparar termos con agua caliente, y otros con jugos y puedes agregar algún tipo de alimento. Créeme que si tu Célula está repartiendo un aperitivo gratis vas a captar la atención de mucha gente. Un acto de bondad. Significa que estás haciendo lo que hizo Jesús, brindar amor y esperanza a personas cansadas estresadas. Ahora… en estos lugares se juntan las personas y mientras esperan el colectivo muchas veces se convierten en lugares de queja, estos son lugares donde debemos aplicar esta estrategia porque es una buena forma de captar la atención de los pasajeros y hablarles de Jesús. Es necesario aplicar la sabiduría en este tipo de idea (punto 2 inciso (a) de nuestro estudio de la Célula).

2)    Visitas a hospitales: organizar a los miembros de la Célula para visitar los hospitales, Samco, Dispensarios, nosocomios de salud pública y privada en el horario de visitas llevar como ofrenda los alientos cotidianos nuevos y una palabra para compartir con los enfermos y fliares. Orar por sanidad. Marcos 16:17-20

3)    Visitas a geriátricos: llevar para compartir con los abuelos torta, jugo, una palabra del Amor de Dios para sus vidas y compartirles testimonios de los miembros de la Célula para que ellos puedan recibir a Jesús en sus corazones.

Conclusión: TomemosQue en este mismo momento podemos tomar la antorcha del evangelio y comenzar a corramoser con la visión que Dios nos ha dado, entendiendo que es el mayor privilegio de servir al Señor en nuestra iglesia.

Para orar: Que el Señor despierte nuestro espíritu para cumplir con la gran comisión y Suel llamado que puso en nuestras vidas.

Para hacer: Estudiar y memorizar: Habacuc 2:14 y; Salmos 138:8. Tomar un día esta semana para ayunar y orar para que Dios despierte tu espíritu a Su llamado y propósito. Comenzar a evangelizar y a organizar la os medios de movilidad para celebrar nuestro 45° aniversario en Córdoba. Proponte ir con toda tu familia.

__________________________________________________________________________

LUNES 11 de septiembre

RECOMENDACIONES BÁSICAS para las Células

  • Utiliza un lenguaje sencillo. Sé amable en cada una de tus expresiones, no utilices idioma religioso.
  • Pídele al Señor creatividad para que cada semana la lección sea una experiencia de vida impactante para todos los asistentes.
  • Tu mensaje debe ser de fe, esperanza y motivación para que los invitados sigan adelante en su vida cristiana.
  • Transmítele el amor de Dios a cada persona.
  • Organízate con anterioridad:
    • Prepara el tema
    • Llega puntual
    • En tu presentación personal.
  • Es importante que tengas una excelente relación con el anfitrión, esto te permitirá́ crear una atmósfera en la cual el Espíritu Santo podrá́ moverse con libertad.
  • Motiva a los asistentes a participar de las reuniones y a ser miembros activos de la iglesia.
  • Enséñales acerca de la importancia de la ofrenda.
  • No excedas el tiempo acordado para la Célula (45 a 60 minutos).
  • Sé prudente dentro del hogar donde realizas la Célula, tu testimonio habla por ti.
  • Lee, estudia y prepárate para recibir la bendición que Dios tiene preparada para ti.
  • Ponte de acuerdo con el anfitrión para invitar siempre personas nuevas cada semana.
  • Recuerda realizar siempre la oración de fe.
  • Ora siempre por las necesidades de los asistentes.

DINÁMICA Para un desarrollo efectivo de las Células se sugiere tener en cuenta el siguiente esquema:

1.  BIENVENIDA Y SALUDO (5 MINUTOS).
2.  INTRODUCCIÓN (5 MINUTOS).
3.  DESARROLLO DEL TEMA (20 MINUTOS).
4.  MINISTRACIÓN (5 MINUTOS).
5.  OFRENDA (5 MINUTOS

Evangelizando con Pasión (GANAR)

Mateo 14:13-21

“Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos”. Mateo 14:14  (RVR1960)

Dios desea que tengamos la misma compasión que Él tuvo por los perdidos, por los que están desamparados, por los que han perdido la esperanza y están rodeados de tinieblas. Esta es la hora de levantarnos a llevar el mensaje del evangelio de Jesús a todos ellos y debemos comprometernos en hacerlo con una gran pasión.

I. Ganando almas con pasión.

A. ¿Qué es la pasión? del verbo en latín, patior, que significa sufrir o sentir. La pasión es una emoción intensa que engloba el entusiasmo o deseo por algo, se aplica a menudo a un vivo interés  por una propuesta, causa o actividad. La pasión hace referencia a la necesidad de hacer algo porque existe una fuerza interna que mueve al individuo a hacerlo.

B. Entendiendo la necesidad de la gente que nos rodea. Aunque sean personas autosuficientes, y muestren que no necesitan de nadie, es tan reconfortante cuando alguien te dice ¿Cómo estás, te sientes bien, te pasa algo? Dedica tiempo a preocuparte un poco por los que te rodean, dedica un poco de tu tiempo a escuchar a aquellos que no tienen a nadie que los escuchen. Presta tus oídos, preocúpate un poquito por los que te rodean y regala una palabra de esperanza si conoces personas con necesidad, ten la actitud del buen samaritano: Lucas 10: 25-37. Así podemos ayudar.

C.   Compasión: Amor más habilidad por los demás. La compasión es una forma de empatía y afecto cuyo deseo es el alivio del sufrimiento de alguien. La práctica de la atención plena es una gran ayuda para esto, poder estar atentos a las necesidades de los demás. Una manera de fortalecer la compasión es entender y soltar lo que impide que surja. Por ejemplo, la tensión y el estrés limitan la compasión. Cuando estamos estresados, estamos generalmente demasiado preocupados para que la compasión  pueda operar. Sin embargo, cuando estamos en Cristo, nuestra compasión para las personas aumenta y tenemos la habilidad para transmitir paz en medio de las circunstancias adversas. Las personas que practican la compasión encuentran, que de forma espontánea, su corazón se abre ante la necesidad y aumenta la capacidad para sentir compasión y amor.

II. Mantener un constante lenguaje de fFe. Orar declarando:

A.  Orar declarando el milagro sobre el que necesitado está en necesidad. Si tú has creído el mensaje del evangelio, entonces las señales mencionadas en la Biblia te van a acompañar. Así que, Jesús  ha prometido que si oras al Padre, y pides en el nombre de Jesús, te lo concederá (Juan 14:13) es tiempo de que pidas creyendo que Dios suplirá para toda necesidad. ¡El poder de Dios es parte de tu herencia en Cristo!

B. Orar declarando que los que están lejos vendrán al camino del Señor este próximo domingo en nuestro aniversario. Los tiempos en que vivimos son muy difíciles y todos estamos muy ocupados, por lo que quizá no nos demos cuenta de que hay personas a nuestro alrededor que necesitan de Cristo. Que en este aniversario podamos ser puentes de reconciliación de todos los hombres y mujeres que necesitan de Dios. Cada persona es tan valiosa para Él como lo es para nosotros cada parte de nuestro cuerpo. Por eso, todos debemos interesarnos sinceramente en ellos y orar para que todo velo sea corrido de sus mentes y la luz llegue y puedan estar presentes en el Aniversario.

C. Orar decretando la poderosa Palabra de Dios. No limites a Dios.  No lo pongas al nivel de tus pensamientos.  No le pidas poco.  Pídele mucho y con fe.  Pídele de acuerdo a la Palabra de Dios.  La Palabra de Dios es el lenguaje que el Espíritu Santo entiende, escucha, y obra.  Nada es imposible para Dios. En el momento que tú declaras la Palabra de Dios y caminas en obediencia, el Espíritu Santo actúa sobre la Palabra para llevarla a cabo.

III. Esforzándonos por cumplir la gran comisión.

A. Id y haced discípulos en todo el mundo. ¡No hay límites! Es interesante que en el original griego, el único mandamiento específico en Mateo 28:19-20 sea “id” y “haced discípulos”. La Gran Comisión nos ordena hacer discípulos a nuestro paso por el mundo y mientras nos ocupamos de nuestras diarias actividades. Nosotros debemos ser los testigos de Cristo, es llevar a hombres y mujeres al conocimiento de la verdad eterna, de que Jesús es el Cristo, el Redentor y el Salvador del mundo, y que solo creyendo en Él y por la fe, se manifiesta la salvación. Cumpliendo la Gran comisión en nuestros barrios, en nuestras ciudades y Argentina, y en cualquier otro lugar donde Dios nos envíe (hasta lo último de la tierra).

B. Sanando a los enfermos y liberando los cautivos. Como hijos de Dios hemos sido apartados en este tiempo teniendo el privilegio de no ser espectadores sino participantes en el escenario del servicio, visitando los hospitales, sanando los enfermos (Marcos 16:18c) y anunciando que el reino de los cielos se ha acercado; dando esperanza al desanimado, fortaleciendo al débil, rompiendo las ataduras del diablo, en el nombre de Jesús, para que los que están cautivos en las tinieblas, salgan a la luz (1 Pedro 2:9c).

C. Entendiendo que este es nuestro tiempo, ¡ha llegado nuestro turno! Debe entenderse que todos somos comisionados a levantar una generación de hombres y mujeres que experimenten el Poder de Cristo en sus vidas y puedan llamar a Dios Padre. Cada acto de nuestra vida cotidiana tiene implicancias, en la vida de los demás, a veces significativas. Procuremos entonces evangelizar  con el ejemplo. Jesús nos ha dado un desafío a involucranos en los negocios de nuestro Padre Celestial al reconciliar a los hombres y mujeres de este tiempo con ÉL, por sobre todas las cosas de nuestra vida.

1) Actividad evangelistica: Vivimos días especiales como iglesia de Cristo. Visión de Futuro cumple 45 años como iglesia en Argentina y queremos agradecer a Dios por todos estos años levantando la mayor cosecha de almas para Cristo, y para esto necesitamos que todos se involucren. Tres puntos a tener en cuenta

1)    Prepararse con una finalidad. 2) Salir a las calles, plazas, hospitales, a las salidas de las escuelas y universidades compartiendo la Palabra de Dios. 3) Trabajar con amor.  Organiza una fiesta juntándose entre varias Células y copen la plaza del barrio, mucho alboroto y algarabía para hacerse sentir. Este tipo de fiestas representan una oportunidad enorme para evangelizar de forma diferente y hacerse sentir con empatía. Formar un grupo, reunir zanqueros, percusionistas, discípulos que canten y discípulos que le guste hacer danzas. Discípulos con capacidades y talentos que puedan poner a la disponibilidad del público. Haciendo obras cortas de teatro con un mensaje de salvación. No permitas ningún argumento de que no se puede organizar algo así,… verás resultados impresionantes. Celebren a Cristo, añadan regalar recordatorios con mensajes: como Cristo te ama y como Iglesia queremos hacerte partícipe de nuestro cumpleaños invitándote a una Gran Fiesta en el Estadio Mario A. Kempes.

2)    Llevar un alimento junto a un aliento cotidiano a las personas que no tienen donde vivir, que pernoctan en las calles. Organizar con los miembros de la Célula armado de viandas y entregarlas orando por las personas, para que reciban a Cristo como el Salvador a sus vidas.

3)    El más grande amor, el grupo de la Célula, sale a evangelizar a las plazas o parque, consiste el método en preguntar a las personas tres preguntas principales: ¿Cuál es tu más grande amor? ¿qué estarías dispuesto a hacer por  él o por ella? Y es ahí se le comparte sobre el amor Dios hacia con nosotros, que nos amó tanto, que dio a Su único hijo para volver a establecer una relación con nosotros (Juan 3:16). Y la última pregunta es si quiere aceptar a Jesús en el corazón. Si está dispuesto, luego de la oración, se le entrega una tarjetita con los horarios de reunión de la iglesia para que esa persona pueda asistir, y se le toman los datos para luego visitarlo.

Conclusión: La gran comisión concluye diciendo el Señor Jesús Yo estaré con nosotros ustedes todos los días.  Debemos entender que no hacemos la obra de evangelista solos, Él el Señor vendrá con nosotros, su respaldo, su poder y su autoridad.Veremos a todos los que nos rodean, y aún a los que no conozcamos, rendidos a los pies del Señor para ser como Sus discípulos.

Para orar: Por el aniversario, el clima, los medios de movilidad que viajarán a la convención y luego el domingo a la celebración de los 45 años de VDF. Para que tengamos denuedo para en predicar el evangelio y podemos presentarle al Señor una gran cosecha de almas este próximo domingo.

Para hacer: Toda la Iglesia debemos  esta semana movilizarnos con unción y pasión de evangelista para presentarle al Señor la más grande cosecha el próximo domingo en el estadio Kempes. Organizar ahora con la Célula una salida evangelísticas y una estrategia para llevar a los nuevos al Estadio este próximo domingo.

 

_________________________________________________________________________________

LUNES  18 de septiembre

RECOMENDACIONES BÁSICAS para las Células

  • Utiliza un lenguaje sencillo. Sé amable en cada una de tus expresiones, no utilices idioma religioso.
  • Pídele al Señor creatividad para que cada semana la lección sea una experiencia de vida impactante para todos los asistentes.
  • Tu mensaje debe ser de fe, esperanza y motivación para que los invitados sigan adelante en su vida cristiana.
  • Transmítele el amor de Dios a cada persona.
  • Organízate con anterioridad:
    • Prepara el tema
    • Llega puntual
    • En tu presentación personal.
  • Es importante que tengas una excelente relación con el anfitrión, esto te permitirá́ crear una atmósfera en la cual el Espíritu Santo podrá́ moverse con libertad.
  • Motiva a los asistentes a participar de las reuniones y a ser miembros activos de la iglesia.
  • Enséñales acerca de la importancia de la ofrenda.
  • No excedas el tiempo acordado para la Célula (45 a 60 minutos).
  • Sé prudente dentro del hogar donde realizas la Célula, tu testimonio habla por ti.
  • Lee, estudia y prepárate para recibir la bendición que Dios tiene preparada para ti.
  • Ponte de acuerdo con el anfitrión para invitar siempre personas nuevas cada semana.
  • Recuerda realizar siempre la oración de fe.
  • Ora siempre por las necesidades de los asistentes.

DINÁMICA Para un desarrollo efectivo de las Células se sugiere tener en cuenta el siguiente esquema:

1.  BIENVENIDA Y SALUDO (5 MINUTOS).
2.  INTRODUCCIÓN (5 MINUTOS).
3.  DESARROLLO DEL TEMA (20 MINUTOS).
4.  MINISTRACIÓN (5 MINUTOS).
5.  OFRENDA (5 MINUTOS

Cuidando a los corderos (CONSOLIDAR)

Hechos 2:41-42

“Fortaleciendo a los discípulos y animándolos a perseverar en la fe. «”Es necesario pasar por muchas dificultades para entrar en el reino de Dios»”, les decían”. Hechos 14:22 (NVI)

El gran desafío que tenemos como iglesia es no solo ver a las vidas de los nuevos rendidas a los pies del Señor Jesús, sino también que esas nuevas ovejas o corderos no se aparaten nunca de Él, sino que permanezcan y su vida sean formadas al carácter de Cristo.

I. Los nuevos creyentes deben estar unidos al cuerpo de Cristo (. Hechos 2:41).

A. Debemos estar atentos en amor para que ninguno se extravíe del amor de Dios y la salvación que han recibido. Necesitamos ser vigilantes, atentos, animosos y solícitos para indagar y conocer el estado de nuevos creyentes. Escuchemos, entonces, con gusto, a las personas para conocer sus necesidades y meditemos atentamente la Palabra de Dios para aconsejar y guiar con la sabiduría Divina. Debemos querer y desear al prójimo todo el bien y ayudarle a conseguirlo, tanto en las cosas corporales, como en las espirituales. Por lo cual el Señor dice en el evangelio: ‘Tratad vosotros a los demás como queréis que los hombres os traten a vosotros’.

B. Ayudémosle en los momentos de pruebas para que su fe se empiece a desarrollar (Hechos 14:22). En ocasiones, en tiempos de prueba es difícil mantener la fe, y en su lugar aparecen la desesperanza y el temor. Los hombres y mujeres se sienten solos. Las oraciones no parecen ser escuchadas. Pero justamente esta es la prueba más grande de amor que podemos dar al nuevo creyente, ayudarlos a permanecer confiados en Él, a pesar del más difícil de los desiertos por el cual estén atravesando, debemos ayudarlos a estar confiados en que la respuesta llegará y la necesidad será suplida. Un corazón fortalecido en la gracia de Dios, nunca halla desesperanza, nunca pierde la fe y se mantiene firme cuando haya terminado la prueba.

C. Enseñémosle la Palabra de Dios en todo tiempo (Hechos 2:42). Dado que la enseñanza es imprescindible para cada nuevo creyente, es preciso que todo miembro de la Iglesia se prepare a sí mismo por medio del estudio de las Santas Escrituras, participando de las Células e involucrarse en su preparación espiritual comenzando por Universidad de la Vida y posteriormente continuar su crecimiento y madurez participando activamente en Capacitación Destino.

II. Los nuevos creyentes deben participar del partimiento del pan (Hechos 2:42).

A. En la iglesia primitiva se organizaban en pequeños grupos (hoy son las Células), los nuevos deben estar injertados en una de ellas. Cuando un cristiano de la iglesia primitiva ponía su casa a disposición para enseñar la obra de Jesús, se constituía en un método efectivo para poder invitar a la familia vecinos y amigos para escuchar un mensaje diferente. Tomemos en cuenta que el libro de los Hechos dice; que se reunían para la partición del pan, esto nos da la idea de que compartían momentos agradables y sociables. Esto motivó a otros a realizar lo mismo, cada vez se abrían las puertas de nuevas casas, y podemos notar que Hechos nos dice que nadie decía ser suyo lo que tenía, por el contrario, tenían las cosas en común, esto propiciaba un ambiente diferente, en donde los familiares amigos y vecinos, no se sentían despreciados, inferiores, etc. La palabra comunión la podemos ver como la unión común. Esto nos da la idea de que había participación, compañía, comunicación. Entre más comunicación más comunión existía; esto trae consigo solidaridad, se apoyaban entre sí; sin ver si eran o no de la misma condición social, esto dio como resultado que tenían las cosas en común.

B. Enseñándoles a orar. Esta debe ser un modo de vida del nuevo creyente. Los discípulos conocían este método tan efectivo, Jesús lo utilizó durante todo Su ministerio, tenían la escuela de Jesús. Recordemos que la enseñanza para ellos fue “enséñanos a orar” (Lucas 11:1-13). La oración es nuestra dependencia de un Dios trascendente y poderoso que todo lo ve y todo lo oye. Dios no depende de que nosotros oremos; es al revés, nosotros dependemos de Dios para todas las cosas.

C. Participando juntos en las reuniones de la Iglesia local (Hechos 2: 46-47). Para un creyente en Cristo, la importancia de congregarse en la iglesia local trasciende el simple hecho de asistir a los servicios religiosos de los domingos, o un día de entre semana sólo con el propósito de “cumplir” con una obligación. Al progresar en nuestro crecimiento espiritual, aprendamos a percibir la Iglesia como algo más que un lugar donde vamos a cantar, oír un sermón, saludar a los hermanos, y sentirnos bien. La iglesia existe para que seamos edificados y equipados para cumplir con la comisión de alcanzar a los perdidos y trabajar en su crecimiento espiritual. De esa manera, nos reproducimos y perpetuamos el ministerio de Jesucristo hasta que Él venga. Cuando las personas se congregan, se constituye en la casa del Dios viviente. Nunca pases por alto el poder espiritual que tiene la unidad de los hermanos cuando estos se congregan. Mateo 18:20. A causa de la presencia de Dios, hay en la alabanza, la oración, y en la misma predicación de la Palabra, una dimensión de unción especial creando una atmósfera de milagros.

III. Universidad de la vida.

A.  Se coloca un fundamento sólido en cada nuevo creyente. Es por esta razón que la Universidad de la Vida, es una estrategia dada por el Espíritu Santo a la iglesia, para afirmar los pasos del nuevo creyente, y hacer que ellos puedan nacer a una vida llena de visión y propósito.

B. Se conoce la obra de la Cruz, el poder de Su Palabra y el don del Espíritu Santo. Conocer a Jesús es la experiencia  más importante que puede vivir cada ser humano. Cada persona puede experimentar el nuevo nacimiento, recibir perdón, restauración, sanidad, libertad y la gracia de Dios al comprender el poder que hay en la sangre de Jesús y la obra de la Cruz, nos transforma por completo. La obra de Jesús en la Cruz, al experimentarla en nuestras vidas, abre los ojos espirituales y es en ese momento que se experimenta el nuevo nacimiento, recibiendo las misericordias de Dios por medio de la fe.

C. Son 9 semanas o 63 días donde el nuevo se afianzará en la fe. Es un curso sencillo de nueve semanas de estudio y contacto con la Palabra, donde se les enseña de una manera práctica y creativa, los fundamentos de una vida nueva en Cristo y donde cada uno de ellos podrá afirmar su decisión por Dios y comenzar a dar sus primeros pasos hacia el propósito divino para sus vidas. Este proceso une tres etapas: lo que era el Pre Encuentro –que abarca las cuatro primeras semanas– es la inducción para el Encuentro. Acá el estudiante prepara su corazón en cada lección para recibir el toque de Jesús y también aprende los fundamentos de la vida cristiana. En la quinta semana se realiza el Encuentro, una experiencia maravillosa de tres días. Como cierre del ciclo, las últimas cuatro semanas de Post Encuentro, están diseñadas para que las personas no desistan ni se debiliten en su fe después del Encuentro, y afirmen su vida en la roca que es Jesús, dando ese paso tan importante que es el bautismo y bajo la supervisión y apoyo de su líder, podrá avanzar en su llamado.

Conclusión: Nada hay más maravilloso que ver a los nuevos creyentes consolidados, dando sus primeros pasos en la fe y transformándose en las personas que Dios quiere que sean (Salmos 138:8).

Para orar: Que los nuevos creyentes que se han ganado en el 45° Aniversario, sean retenidos en el Nombre de Jesús.

Para hacer: Tomarse un tiempo en la célula para darle Dar la bienvenida a los que están por primera vez y luego orar por ellos para que permanezcan firmes en la fe.

___________________________________________________________________________________

 

LUNES  25 de septiembre

RECOMENDACIONES BÁSICAS para las Células

  • Utiliza un lenguaje sencillo. Sé amable en cada una de tus expresiones, no utilices idioma religioso.
  • Pídele al Señor creatividad para que cada semana la lección sea una experiencia de vida impactante para todos los asistentes.
  • Tu mensaje debe ser de fe, esperanza y motivación para que los invitados sigan adelante en su vida cristiana.
  • Transmítele el amor de Dios a cada persona.
  • Organízate con anterioridad:
    • Prepara el tema
    • Llega puntual
    • En tu presentación personal.
  • Es importante que tengas una excelente relación con el anfitrión, esto te permitirá́ crear una atmósfera en la cual el Espíritu Santo podrá́ moverse con libertad.
  • Motiva a los asistentes a participar de las reuniones y a ser miembros activos de la iglesia.
  • Enséñales acerca de la importancia de la ofrenda.
  • No excedas el tiempo acordado para la Célula (45 a 60 minutos).
  • Sé prudente dentro del hogar donde realizas la Célula, tu testimonio habla por ti.
  • Lee, estudia y prepárate para recibir la bendición que Dios tiene preparada para ti.
  • Ponte de acuerdo con el anfitrión para invitar siempre personas nuevas cada semana.
  • Recuerda realizar siempre la oración de fe.
  • Ora siempre por las necesidades de los asistentes.

DINÁMICA Para un desarrollo efectivo de las Células se sugiere tener en cuenta el siguiente esquema:

1.  BIENVENIDA Y SALUDO (5 MINUTOS).
2.  INTRODUCCIÓN (5 MINUTOS).
3.  DESARROLLO DEL TEMA (20 MINUTOS).
4.  MINISTRACIÓN (5 MINUTOS).
5.  OFRENDA (5 MINUTOS

Formando el Carácter de Cristo en los nuevos creyentes

2 Timoteo 3:16-17

“Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca”. Mateo 7:24(RVR1960)

¿Puede existir algo más maravilloso que ver a Cristo reflejado en nosotros? Nada hay más hermoso. Qué maravilloso es que experimentar un cambio transformador es nos solo de nuestras vidas, como así sino también en la de nuestros discípulos;, los que antes estábamos apartados del Señor y en caminos de perversidad, ahora estamos siendo formados como Sus siervos y ministros.

I. El poder de la Palabra que nos transforma.

A. Instruye – Redarguye – Corrige – Enseña.  Las características de estas cuatro palabras, diciendo que sería útil para enseñar. Es por tal motivo que la estamos enseñando hoy en la Célula para edificación de nuestras vidas y del grupo. Recordemos que enseñar nos habla de aprender y conocer la voluntad de Dios para nuestras vidas. Esa Palabra sería además, útil para redargüir, o para “reprender”, para traer convicción a nuestros corazones. En realidad, esa es la manera que usted puede probar si la Palabra de Dios está actuando en su vida. Si usted lee la Biblia como cualquier otro libro, entonces el Espíritu de Dios no se está moviendo en su vida. Pero se le crea convicción, entonces usted sabe que el Espíritu Santo está trabajando dentro de usted. Esta Escritura sería también útil para corregir. Es decir, para arreglar y poner en orden las cosas en nuestra vida. Se trata de una corrección del error. Y dijo también que esa Palabra sería para instruir. Este término está relacionado con la disciplina, es decir, en pensar y actuar de acuerdo con la voluntad de Dios.

B. La Palabra nos da fe (1 Corintios 2:14-15). Ser guiado y enseñado por el Espíritu como el apóstol Pablo, requiere sujetar y dar muerte a la naturaleza carnal y a todo argumento, que permanece  en el hombre, para que aprenda a discernir lo espiritual libre de la influencia de la lógica, el pensamiento y la emoción. Para quien trata de percibir la guía del Espíritu mediante la intuición, debe aprender a dejar de lado su naturaleza carnal, nadie en quien la naturaleza carnal del hombre domine, puede entender o discernir lo espiritual porque para él está fuera de toda lógica y se hacen infructuosos sus intentos por comprenderlo, pues han de ser percibidos por el espíritu del hombre. La persona espiritual está comprometida un ciento por ciento con la Palabra, esta lista para el desarrollo de una vida de fe, porque sólo así puede confesar aquello que ha atesorado en el corazón. Repetir una promesa de la Biblia vez tras vez no significa tener fe y que pueda conquistarse el milagro. La palabra de Dios debe renovar su manera de pensar. Para desarrollar la fe, primero debe comprenderla. De la mente, debe pasar a las emociones para comprometer la voluntad y así tomar en lo espiritual lo que está necesitando, el milagro, para que se manifieste en lo natural.

C. La Palabra nos cambia (Ezequiel 36: 26-27). Necesitamos la Palabra de Dios todo el tiempo y mayormente cuando nos damos cuenta de que hay aspectos en nuestra vida que sabemos que están mal, como: malas decisiones, hábitos, conductas de las que nos avergonzamos, áreas que queremos que Dios cambie pero tenemos miedo de que nos condene. Si hemos recibido a Jesús en nuestros corazones, hemos sido declarados de Su propiedad, perdonados y ahora bajo Su gracia. Es Su Palabra la que nos libera y nos cambia. Por esto es tan importante que sepamos lo que nos dice la Escritura acerca de la voluntad de Dios para nuestras vidas.

II. La búsqueda del nuevo creyente.

A. Buscar con ahínco la enseñanza de la Palabra (Proverbios 2: 4-5). Sabemos de personas que han estado leyendo la Biblia para sus momentos devocionales de meditación por años, y no han avanzado en su conocimiento del texto Bíblico. Uno no puede aprender la Palabra de Dios simplemente adoptando una actitud aparentemente piadosa y poniéndose a leer unos pocos versículos de la Biblia. La verdadera forma de aprenderla es atesorarla, leerla con atención, aplicarla al corazón (al centro de nuestros pensamientos y voluntad), ansiar aprender y recibirla como el alimento básico y buscarla como si fuera un metal precioso o un tesoro escondido. Cuando tenemos esa actitud hacia la Palabra de Dios, entonces aprenderemos mucho de ella. Y entenderemos cuál es el “temor reverente del Señor” y el “conocimiento de Dios”.

B. Una de nuestras armas: La espada. Efesios (Efesios 6:17). La espada es el único elemento mencionado por Pablo que sirve para atacar. De hecho, si todo el resto de nuestra armadura se encuentra en perfectas condiciones, pero no tenemos espada, nos convertimos simplemente en un blanco móvil y muy bien protegido. La espada es lo único que nos permite atacar y cumplir con nuestra misión. La potente espada del Todopoderoso es capaz de destruir todas y cada una de las defensas que puedan tener nuestros enemigos —hasta las coyunturas y los tuétanos—, nada puede contra su filo y capacidad para penetrar hasta el fondo de un asunto y develar la verdad. Como soldados del ejército de Dios, tenemos la responsabilidad y el deber de usar Su Palabra para discernir la verdad y luego ponerla en práctica. Cuando la Palabra de Dios nos muestra algo malo en nosotros, podemos usar esta arma espiritual para eliminar “quirúrgicamente” las acciones y los pensamientos nocivos

C. La Palabra cambia las circunstancias (Romanos 4:17-19).  Nuestra fe en Dios muestra Sus verdaderas dimensiones en la hora de la prueba es ahí donde debo aferrarme a la promesa y creer que Dios cumplirá Su propósito en mí. La fuerza de la Palabra aparece para victoria sobre el temor. Dios honra la fe en Su palabra; y una gran fe honra a Dios. La fe en Su Palabra le da gloria a Dios. La fe claramente es el instrumento por el cual recibimos la justicia de Dios, la redención que es en Cristo; y lo que es el instrumento mediante el cual se toman las promesas para cambiar las circunstancias adversas.

III. El alimento que cada discípulo necesita.

A. La leche espiritual (1 Pedro 2:1-2). Es decir, así como el bebé se aferra con ansia al biberón, el creyente debe ansiar el alimento de la Palabra de Dios. La figura del bebé es muy adecuada para describir la actitud que se espera del hijo de Dios; cuando él ve el biberón, comienza a mover sus manos, su boca, sus pies, como si todas las partes de su cuerpo se pusieran en movimiento para tratar de aferrarse a ese biberón. ¡Qué positivo sería que los creyentes manifestaran ese deseo ferviente de leer y escudriñar la  Palabra de Dios! El pequeño necesita leche para poder crecer y llegar a ser un hombre o una mujer. Ahora ¿cómo crece un cristiano? Pues crece estudiando la Palabra de Dios. No existe crecimiento aparte la Palabra de Dios.

B. El pan (Mateo 4:4). Tenemos que entender que la Palabra de Dios es nuestro sustento. Vivimos de toda palabra que sale de la boca de Dios. Es la Palabra de Dios que nos da la fuerza para enfrentar las realidades y dificultades de la vida. Por lo tanto, debemos prestar mucha atención a lo que el Señor nos está diciendo. Tenemos que vivir por la Palabra de Dios, de lo contrario vamos a perecer. Así pues, este pan nutre de Él ya en esta tierra, pero se nos da para que podamos a nuestra vez saciar el hambre espiritual y material de la humanidad que nos rodea. Las personas necesitan más que pan para vivir, hay que alimentarse de toda palabra de Dios, ya que nos ayuda en los momentos de necesidad, nos transforma y nos da la comprensión y el aseguramiento de la vida eterna.

C.  La comida sólida (Hebreos 5:12-14). Necesitamos una dieta completa y equilibrada. Uno recibe toda la nutrición espiritual que necesita en la totalidad de la Palabra de Dios. No crecemos espiritualmente escogiendo unos versículos de estímulo y consuelo de una parte y otros de otra parte de la Biblia. Es triste que haya personas que, siendo formalmente miembros de la iglesia, habiendo sido salvos hace años, aún continúan expresando una mentalidad infantil con sus palabras y sus actos. Para crecer necesitamos la Palabra de Dios completa. El Espíritu Santo nos capacita para enseñar a otros. Él nos nutre para que podamos edificar el cuerpo de Cristo. Todo verdadero cristiano debe ser un líder. Todo progreso espiritual se hace poniendo en práctica lo que ya hemos recibido.

Conclusión: Así como un niño va creciendo y comienza cada vez más a comer cada vez más comida solidad hasta llegar a desarrollarse, que cada uno de nuestros discípulos puedan crecer en el conocimiento de Dios y ser formados en las personas que cumplen Su el propósito divino.

Para orar: Que los nuevos creyentes y discípulos puedan crecer en el conocimiento de Dios, que su fe sea desarrollada y que en los momentos de pruebas y adversidad aprendan a mantenerse consagrados aen el camino del Señor.

Para hacer: Recomendamos leer el libro “, Vale la pena pagar el precio” del DrRvdo. Omar Cabrera.