Iglesia Visión de Futuro

Comentarios Células Kids julio 2018

Lunes 2 de julio

Tenemos que mantenernos firmes (Parte 1)

Lectura bíblica: Hechos 1:14, 2:42; Hebreos 10:23.

Versículo para memorizar: “¡Todo el mundo los odiará a ustedes por ser mis discípulos! Pero si ustedes confían en Mí hasta el final, Yo los salvaré”.  San Mateo 10:22 (Traducción en Lenguaje Actual)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Como mantenerse firme en Jesús.
  • Crea: Jesús nunca nos abandona.
  • Ore: Estar afirmado en Dios.

Introducción: ¡Debemos estar firmes siempre, pase lo que pase!

  1. Los problemas de los creyentes:

Para contextualizar  el momento que estaban viviendo los creyentes, sería bueno que leyeran todo Hechos 1 y 2 previamente, antes de dar la clase y con los niños quizás hablar un poco de lo que  había sucedido con Jesús, y poder leer con ellos las citas específicas de la Célula de hoy.

A. Comenzaron a dudar de la fe y a pensar que estaban equivocados de seguir a Jesús.

Para explicar este punto, comenzar con el siguiente juego:

Armar dos o tres grupos (dependiendo la cantidad que sean). Cada grupo deberá formar un tren, agarrándose de los hombros o la cintura. El maestro/a le dará una venda (pañuelo, retazo de tela, bufanda, etc.) a cada integrante del tren para que se tapen los ojos, menos a uno.

El juego consiste en que el niño que no tenga venda, será la “locomotora” que guiará el tren. Los demás, se taparán los ojos. Cuando el líder lo diga, cada tren se ubicará en un extremo y tendrán que llegar a otro extremo, cruzando si es posible, sobre algunos obstáculos.  De esta manera, el niño sin la venda deberá guiarlos y los demás tendrán que confiar en él hasta llegar al otro lado. Tendrán los ojos tapados y el otro lo guiará hacia el lugar que el maestro/a diga.

La enseñanza de este juego será que así como cada uno tenía que confiar en el “niño guía” ya que tenían sus ojos tapados, los creyentes en la antigüedad, tuvieron que confiar y mantenerse unidos, teniendo Fe que aunque Jesús ya no estaba con ellos físicamente, el Espíritu Santo era el que les daba las fuerzas para seguir adelante cumpliendo con el llamado que Jesús les dejó antes de ir al Cielo. (Líder, aquí es momento para que le cuentes y recuerdes con los chicos, cuando Jesús se fue al Cielo, luego de haber muerto y resucitado, y cómo los discípulos comenzaron a ir por todos lados llevando el mensaje de Jesús. Hechos 1 y 2)

B. No debían dejarse llevar por lo que los demás dijeran.

En Hechos 2, vemos que los discípulos y los que seguían a Jesús (alrededor de 120 personas) estaban reunidos en un mismo lugar cuando fueron llenos del Espíritu Santo (el día de Pentecostés) y que comenzaron hablar en otras lenguas. Pero, la gente que estaba afuera del lugar y que había venido de todos lados, comenzó a mirarlos mal y decir cosas incorrectas en forma de burla, ya que creían que tanto los creyentes como los discípulos que estaban allí reunidos, estaban “borrachos”. Sin embargo,  Pedro fue uno de los que salió a hablarles y darles un mensaje lleno del Espíritu Santo, de parte de Dios. Tan poderosa fue su prédica que más de 3 mil personas se convirtieron.

Esto nos demuestra que ellos sabían en quién habían creído, quién los había  elegido y llamado para  llevar el evangelio a todos lados. No les hicieron caso a las personas que los criticaban. Dios ¡te eligió a vos también! Él te llamó para que  seas Luz en medio de la oscuridad. Aunque muchas veces tengas miedo, porque quizás se te burlaron, o te criticaron porque ibas a la iglesia y no haces lo que tus compañeros hacen (decir malas palabras, fumar, mentir, copiarse en la prueba, contestarle mal a la seño, tener novia/o, etc.) ¡Jesús te da las fuerzas para seguir adelante y seguir siendo Luz a pesar de todo!

2. Esto es una enseñanza para nosotros.

A. Permanecer, mantenerse, sí o sí.

B. Debemos seguir a Jesús y no volver atrás.

Leemos en Hebreos 10:23: “Sigamos confiando en que Dios nos salvará. No lo dudemos ni un instante, porque Él cumplirá lo que prometió”.  Los creyentes tuvieron que aprender a mantenerse firmes, a no dudar, a creer que

Dios cumpliría con Su promesa, a pesar de la ausencia de Jesús en la tierra, Su presencia no los abandonó jamás. Nosotros también tenemos que aprender lo mismo. Creer en lo que dice Dios en Hebreos, hay que seguir confiando, sin dudar. Dios está con nosotros y estará siempre. Tu vida está recién empezando, te encuentras en un proceso de crecimiento y formación permanente. Pero a lo largo de tu camino, JESÚS  NUNCA te va abandonar. Él te va ayudar hoy, mañana y siempre. Solo tenés que creer y no dudar jamás. Aunque en tu casa tengas problemas, aunque tus amigos te dejen, se burlen de vos, aunque te vaya mal en la escuela, Dios siempre está, si vos le dejás tus problemas a Él, Dios se encarga de ellos y te ayudará a superar cualquier situación difícil. Y acordate lo que dice el versículo para memorizar de hoy: “¡Todo el mundo los odiará a ustedes por ser mis discípulos! Pero si ustedes confían en Mí hasta el final, Yo los salvaré”. San Mateo 10:22

Como hijos de Dios vamos a pasar por problemas, quizás la gente no nos entienda. Pero Su amor es tan grande, que SIEMPRE  nos  salvará.

Conclusión: Podemos pasar por muchas dificultades, pero nada nos tiene que separar de Jesús.

Oración: Que Dios nos el valor de perseverar.

Acción: Niño: Todos juntos elaboren  tarjetas, carteles, folletos evangelísticos.  Luego, si es posible, salgan por el barrio a repartirlos, casa por casa. Es una oportunidad para poner en práctica lo aprendido. Dejar la vergüenza, el “qué dirán” y salir a evangelizar, llevando el mensaje de Jesús.

Preadolescente: Se fueron las vocales. Según el signo coloca la vocal que falta.


Lunes 9 de julio

Tenemos que mantenernos firmes (Parte 2)

Lectura bíblica: Éxodo 14:13; 1 Corintios 10:12-14, 15:58; Gálatas 5:1; Hebreos 10:22-23.

Versículo para memorizar: “Ellos no tienen miedo de malas noticias; confían plenamente en que el Señor los cuidará”. Salmos 112: 7 (Nueva Traducción Viviente)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Cómo continuar firme en Jesús.
  • Crea: Nunca estará solo/a.
  • Ore: No alejarse de Jesús jamás.

Introducción: Acercarnos a Jesús y permanecer firmes en Él.

  1. Mantenernos firmes en Jesús.

A. Sin dudar, sin desviarnos o alejarnos.

¿Qué es la duda? (dejar que ellos respondan) La duda según el diccionario es: “Estado de quien no está seguro de una cosa o no se decide entre dos juicios u opciones” Es decir, que dudar es cuando no estoy bien seguro de algo y no me decido hacer, decir, actuar de determinada manera por dudar. ¿Alguna vez dudaste de Jesús? Quizás muchas veces en la Célula, en la Escuelita Kids, en las reuniones, escuchaste un montón de historias acerca de Jesús. Sin embargo, a veces, creíste que eso solo pasó una vez o le pasa algunas personas, que a vos no te puede pasar. Pero hoy Jesús te recuerda que te mantengas firme en creer en Él. ¿Viste alguna vez una casa o un edificio yéndose de un lado para otro? (a excepciones de las casas rodantes, que fueron hechas para eso, moverse, viajar) No, por supuesto que no. Los grandes edificios son construidos con cimientos bien profundos para que no se caigan ni se derrumben con un simple viento. Los cimientos hacen que el edificio esté firme en el suelo (explicar lo que son los cimientos, enseñarles alguna imagen o video). ¡Así tiene que estar nuestra vida! Firme, siguiendo a Jesús. Haciendo lo que a  Él le gusta, lo que nos hace bien, lo que trae bendición y paz a nuestras vidas.  Hagamos lo que nos dice Pablo en el siguiente versículo de 1 Corintios 15:58: “Por eso, mis queridos hermanos, manténganse firmes, y nunca dejen de trabajar más y más por el Señor Jesús. Y sepan que nada de lo que hacen para Dios es inútil”.

(Querido líder, en este punto quizás, puedes dar algunos ejemplos  de la vida real (el fútbol).  Puedes mostrarles videos de jugadores que erraron goles pero que siguieron trabajando para lograr su objetivo. También pueden ser de equipos o selecciones de fútbol u otro deporte y observar cómo se mantuvieron firmes, entrenando, hasta lograr los resultados que deseaban. “Ellos no tienen miedo de malas noticias; confían plenamente en que el Señor los cuidará” Salmo 112:7. Pero siempre mostrándoles (que sí ellos, quizás muchos sin Dios, lograron grandes cosas, nosotros como hijos de Dios podemos lograr mucho más).

 B. La fe está unida a la esperanza.

 C. Nuestra fe en Jesús, nos da esperanza.

¿Qué significa esperanza? (escuchar  lo que cada uno piensa) ¿Es lo mismo que tener fe? Por supuesto que no. Acá nos está diciendo que la fe y la esperanza están unidas. Porque tener esperanza es confiar en que algo futuro va a suceder, confiar en que mi familia va a cambiar, en que el país va a ser transformado, entre otras cosas. La Fe, es creer en eso que no vemos cumplirse. La fe tiene que ver en lo que yo creo y a lo que yo le creo. El tener fe en Jesús, nos da esperanza para el mañana, para el futuro. Creer en Jesús me da esperanza en que aunque tenga problemas, aunque mis papás se peleen, aunque en la escuela me vaya mal, aunque en mi país sucedan cosas feas todos los días, estoy SEGURO/A en que Jesús está conmigo y NADA MALO me puede pasar. En Hebreos 10:22 – 23, nos habla de mantenernos firmes, confiando, creyendo, en nuestro Dios y en Su fidelidad. Confiando en que Él cumplirá Sus promesas.

(Maestro/a, estaría bueno que pudieras buscar algún video que cuente una historia verídica de alguna persona que tuvo que tener Fe y esperanza para salir adelante. Por ejemplo, la historia de Bethany Hamilton o de Nick Vujicic).

Conclusión: Debemos confiar plenamente en Dios, pues Él siempre cumple lo que promete.

Oración: Que nos mantengamos firmes en la fe.

Acción: Niño: Hermosea el dibujo. Imagen 2

Preadolescente: Lee con mucha atención Hebreos 10:22-23 y explícalo con tus palabras. Luego da un ejemplo. Todo escríbelo en una hoja.


Lunes 16 de julio

No dudar

Lectura bíblica: San Mateo 14:22-33, 21:18-22; San Marcos 11:23; Romanos 4:20, 14:23.

Versículo para memorizar: “Jesús de inmediato lo tomó de la mano y le dijo:-Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”.  San Mateo 14:31 (La Palabra de Dios para Todos)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Pedro pudo caminar sobre las aguas.
  • Crea: Jesús puede hacer cosas sobrenaturales y no dudar.
  • Ore: Tener siempre puesta su mirada en Jesús.

Introducción: ¿Sabías que la duda es uno de los enemigos más grandes de tu vida?

*Querido líder: Llevar a la Célula un recipiente que sea más o menos grande, donde le colocarás agua y distintos materiales, por ejemplo: un bloque de madera, una cuchara de metal, un pedazo de papel de aluminio estirado, y otro pedazo de papel aluminio exactamente igual al otro, hecho una bola. Luego a medida que muestres cada artículo y lo coloques dentro del recipiente con agua, les preguntarás a los niños, ¿qué creen ustedes: este bloque de madera flotará o se hundirá? Y así sucesivamente… ¿Y tú si caminas por el agua flotarás o te hundirás? Hoy veremos una historia de la Biblia, e la que no solo Jesús caminó sobre el agua sino también otra personita. ¿Quieren saber quién fue? Veremos…

I. El ejemplo de Pedro.

A. En nuestras vidas hay tormentas.

B. Mirar las dificultades nos hunde.

¿Se acuerdan cuando Jesús multiplicó los panes y los peces y les dio de comer a más de 5000 personas? ¡¡Cuán sorprendidos estaban los discípulos por semejante milagro!! Jesús despidió a la multitud y envió a Sus discípulos que fueran en la barca al otro lado del lago. Él necesitaba estar solo, ¿ustedes saben por qué Jesús quería estar solo? Pues a Él le gustaba hablar con Su Padre Dios y descansar, porque siempre estaba rodeado de muchísimas personas. Pasó un tiempo orando en la montaña. Mientras tanto los discípulos estaban en la barca tratando de llegar a la otra orilla. Ya era de noche y comenzó a soplar un viento muy fuerte, remaban con todas sus fuerzas, no les era tan fácil. ¡Uyyyyy, comenzaron a tener miedo!, pensaban que la barca se hundiría y ellos se ahogarían, encima Jesús los había dejado solos y las olas cada vez pegaban más fuerte contra la barca, el agua estaba muy agitada, se movían de un lado a otro. En ese mismo momento vieron algo que se movía, se dieron cuenta de que era una sombra grande, parecía un fantasma, ¡qué miedo que tenían! se acercaba cada vez más, nunca habían visto a nadie caminar sobre el agua. ¿Cuántas veces te has sentido así, con mucho miedo, como que ves sombras y hasta crees que es un fantasma? Ni hablar si es de noche o si te encuentras solo. Como Jesús había estado viendo a los discípulos, cuando se fue acercando a ellos, les dijo: “¡Tranquilos, no tengan miedo, Soy Yo!”. ¡Era Jesús! “¿Señor, eres Tú?, si es así ordena que vaya a ti caminando sobre el agua”. ¡Qué valentía la de Pedro! Jesús le dijo: “Ven”. Y Pedro sacó una pierna fuera de la barca y luego la otra, comenzó a caminar y no se hundía. Los discípulos que estaban en la barca no podían creer lo que estaban viendo. ¡Qué fuerte latía el corazón de Pedro, estaba muy contento y feliz pues estaba caminando sobre el agua! ¡Guauuu, qué tremendo y genial! Cuando Pedro comenzó a pensar que la gente no camina sobre el agua y a mirar a su alrededor, que la barca ya estaba lejos, que era de noche y todo estaba oscuro, encima había mucho viento y olas grandes… comenzó a hundirse, e inmediatamente gritó: “¡Señor, sálvame!”. Antes que Pedro se ahogara,  “Jesús de inmediato lo tomó de la mano y le dijo:-Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste? (San Mateo 14:31). Mientras Pedro miró a Jesús, pudo caminar sobre el agua, pero cuando dejó de mirarlo comenzó a hundirse.

A veces tendremos que pasar por distintas tormentas (momentos muy difíciles), olas muy grandes y fuertes que quieren hundirnos o tragarnos. No mires los problemas o dificultades. Cuando quieras resolver las cosas con tus fuerzas, seguro que te hundirás. No debes dudar en que siempre cuentas con la ayuda de Jesús, no seas como Pedro, que dudó.

C. Mirar a Jesús nos mantiene firmes. Él siempre extiende Su mano para levantarnos.

Pero si mantienes tu mirada puesta en Jesús y confías completamente en Él, todo pasará, todo va estar bien, porque Él siempre te está mirando y cuidando continuamente, como estuvo con los discípulos. Jesús nos tiene tomado de Su mano para levantarnos cuando tropezamos, nos caemos o estamos al borde de hundirnos, nunca nos deja solos, ni desamparados, ni huérfanos, sino que nos mantiene bajo Su protección. 

II. El ejemplo de la higuera seca.

A. Si no dudamos, podemos hacer cosas increíbles.

B. Tenemos que usar esa autoridad como Jesús.

C. Todo lo que se hace sin fe es pecado.

¡Cuán importante es creer y tener esa fe como la de Jesús! No debemos darle lugar a la duda en nuestras vidas. Jesús, al ver que la higuera no tenía frutos, se acercó y con autoridad le ordenó que nunca más diera frutos y, al instante, se secó. La palabra que sueltas de tu boca tiene poder para bien o para mal. Por eso, Jesús les dice a Sus discípulos y les explica, (enseñándoles como siempre lo hacía) que, si ellos tenían fe y no dudaban, también le dirían a la montaña “quítate de ahí y échate al mar”. Y todo lo que pidieran en oración lo recibirían. Hoy el Señor les dice lo mismo a cada uno de ustedes, si creen y tienen fe le ordenarán a las peleas, gritos, violencia, insultos que haya en su familia, que salgan y que la paz inunde todo su hogar. Al igual, si te encuentras enfermo o alguien de tu familia. Si te cuesta ponerte a estudiar, le ordenarás al desánimo, a la pereza, a la distracción que salga de tu vida. Debes tener fe que a través de la sangre de Jesús, todo lo que está desordenado será ordenado y todo lo malo se convertirá en bendición en cada área de tu vida y familia. Debes usar la autoridad que te dio Jesús y podrás hacer cosas increíbles. De acuerdo a tu fe te será hecho. ¿Sabías que todo lo que haces sin fe es pecado? ¡Ten cuidado!

Conclusión: Mira a Jesús para no dudar jamás.

Oración: Que seamos libres de toda duda.

Acción: Niño: PEDRO EN EL AGUA

*Querido líder: entregarle a cada niño una bolita de ping-pong para que dibujen una cara en ella. Deben hacerlo con un marcador permanente para que no se le borre. Darle también un vaso con agua para que flote su carita de ping-pong. Escribe el versículo bíblico en un pedacito de papel y pégalo al vasito. Los niños se lo llevarán a la casa (sin el agua) para contarle la historia a otros y recordarles que no hay que dudar, hay que tener fe.

* Otra actividad que se puede hacer es: (imagen 3)

Entregar a cada niño el dibujo y la imagen de Jesús ya recortada con un pedazo de papel pegado en su espalda. Por allí los niños deberán pasar un hilo largo y luego atarlo en los puntos negros del dibujo en donde está el mar para que la figura de Jesús pueda moverse para llegar a la barca de sus amigos.

Preadolescente: Confecciona la portada de un periódico (diario) en donde se anuncie: UN PESCADOR CAMINA SOBRE EL AGUA. Ilustra la noticia, usando distintos materiales.

*Contesta: A través de la historia de hoy: ¿Cómo crees que se sintió Pedro después de lo que le pasó? ¿Cómo te sentirías tú?


Lunes 23 de julio 

No seamos niños inseguros, cambiantes

Lectura bíblica: 1 Reyes 18:20-40; Efesios 4:1-16; Santiago 1:5-8, 4:8.

Versículo para memorizar: Háganse amigos de Dios y Él se hará amigo de ustedes. ¡Pecadores…! Los que quieren amar a Dios, pero también quieren pecar, deben tomar una decisión: o Dios, o el mundo de pecado”. Santiago 4:8 (Traducción en Lenguaje Actual)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Debe afirmarse, madurar y crecer en Dios.
  • Crea: Si pide con fe, Dios contestará cada una de sus peticiones.
  • Ore: Que sea libre de la duda.

Introducción: Todos debemos crecer en lo espiritual, dejando de ser niños inmaduros.

Las personitas de doble ánimo son:

A. Inconstantes, inestables, inseguros y no pueden agradar a Dios.

B. Tienen su mente dividida entre dos pensamientos.

C. Cambian fácilmente de opinión.

D. Son como un barco sin timón en medio de un mar tormentoso.

Dios nos habla muy claro a cada uno de nosotros en Santiago 1:5-8 y nos dice que si pedimos algo al Señor, por ejemplo, sabiduría, Él nos la dará.

Pero debes tener fe para recibir lo que tanto anhelas y no dudar en ningún momento, porque si lo haces eres como las olas del mar cuando están agitadas por el viento, son llevadas de un lado para otro. Si tú eres así no vas a poder recibir nada, pues si le pides algo hoy y estás ¡súper entusiasmado creyendo que lo recibirás, buenísimo! Pero cuando pasan los días, semanas o meses y no recibes, por ejemplo, esa Tablet, jueguito, el celular o la batería que tanto quieres, ¿cómo reaccionas? ¿Te pones mal, tus pensamientos son negativos, ya no tienes tanta fe? Dudas un montón y no tienes ganas de pedirle a Jesús nada porque crees que Él no te escucha y que se ha olvidado de ti. Es más te enojas con tus papis porque te prometieron algo y no han cumplido. ¿Sabes algo? Tienes que tener fe y creer que lo que pides lo recibirás en el momento que menos lo esperes. Mientras tanto, persevera en orar, no te desanimes, ni seas inconstante en la oración, aleja de tu mente los pensamientos de duda, temor, incredulidad. No te enojes con Dios, sigue viniendo a la Célula, no te pierdas los domingos la escuela kids y cada mes la reunión kids. Mantente firme en Jesús y en Su Palabra, confía y recibirás todo lo que pides.

¿Se acuerdan de quién hablamos de la clase anterior? ¿Era un discípulo de Jesús? ¿Cómo se llamaba…? Hoy vamos a ver otro personaje de la Biblia (Antiguo Testamento) se trata de Elías. Cierto día, Elías visita al rey Acab y éste lo acusa de ser el responsable de los problemas por lo que está pasando el pueblo. Pero Elías le dice: “Primero fue tu padre y ahora eres tú quien desobedece a Dios una y otra vez. Dejaste de seguir Sus mandamientos para seguir a Baal, y esto ha traído problemas a todo el pueblo. Ahora convoca a todo el pueblo de Israel y que vengan también los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal y los cuatrocientos de la diosa Asera”. Acab convocó a todos los israelitas y profetas en el monte Carmelo. Elías se presentó ante ellos y dijo: “¿Hasta cuándo van a seguir indecisos? (“Háganse amigos de Dios y Él se hará amigo de ustedes. ¡Pecadores…! Los que quieren amar a Dios, pero también quieren pecar, deben tomar una decisión: o Dios, o el mundo de pecado” – Santiago 4:8). Si el Dios verdadero es el Señor, deben seguirlo; pero si es Baal, síganlo a él”, y añadió: “-Yo soy el único que ha quedado de los profetas del Señor, en cambio Baal cuenta con cuatrocientos cincuenta profetas. Traigan dos toros, los profetas de Baal deben matar uno y ponerlo en pedazos y yo haré lo mismo, los pedazos los pondremos sobre madera, sin prenderle fuego. Yo le pediré a mi Dios y ustedes a su dios, el que responda con fuego, ese es el ¡Dios verdadero!”. Durante horas los profetas de Baal, oraron y bailaron ante el altar que habían construido y gritaban -¡¡Baal contéstanos!! Siguieron gritando todo el día, cada vez más fuerte, pero nada ocurrió. Entonces Elías, llamó al pueblo, tomó las doce piedras para arreglar el altar de Dios, e hizo una zanja alrededor del altar donde echó agua. Colocó la madera y los pedazos de toro encima y ordenó que echaran agua sobre el toro, la leña y suficiente agua para llenar la zanja debajo del altar. ¿Y ahora cómo Dios iba a encender el fuego si todo el altar estaba mojado? ¿Qué les parece a ustedes? La gente comenzó a reírse y a burlarse, porque ahora sí el Dios de Elías no iba a poder prender el fuego. Elías oró: “Dios envía fuego del cielo, respóndeme para que esta gente reconozca que Tú Señor eres Dios y que puedan creer en Ti nuevamente”. De repente, Dios envió fuego del cielo, que no solo quemó el sacrificio sino todo el altar, las piedras, la tierra y el agua de la zanja se secó al instante. Cuando todos vieron esto, se sorprendieron y comenzaron a caer de rodillas y a gritar, ¡¡El Señor es Dios, el Señor es Dios!! El Señor es el ¡Dios verdadero! Luego los profetas de Baal fueron atrapados. Como podemos ver, Elías la tenía muy clara, él sabía en el Dios que creía y confiaba totalmente que no iba ser avergonzado. Aunque no estaban las cosas muy fáciles, Elías creyó en Dios que es Todopoderoso para hacer que lo imposible sea posible. Nunca dudó ni tuvo su mente dividida entre dos pensamientos, todo lo contrario él estaba seguro y firme en Dios. En cambio el pueblo estaba indeciso, se habían apartado de Dios y Elías fue un instrumento usado por Él, para que se volvieran al Señor y sus corazones fueran cambiados totalmente. ¿Eres instrumento de Dios para alcanzar a los perdidos?

Conclusión: ¿Cómo está tu comunión con Jesús? ¿Eres inseguro, inconstante?

Oración: Que seamos libre de toda inseguridad.

Acción: Niño: Usa tu creatividad para confeccionar la actividad.

*Querido líder: entrégale a cada niño un pedazo de cartulina, piedras, pueden ser palitos de helados o ramitas secas, papelitos de color amarillo, rojo para que ellos realicen un altar sobre la cartulina. También puedes llevar otros elementos para que ellos trabajen.

Preadolescente: Anagrama: Ordena las letras y descubrirás las palabras de la historia de 1 Reyes 18:20-40.

 

ASIEL

LABA

SEODSI

EGUFO

CBERREO

TARLA

GUAA

CUASHOOTOL

AEÑL

OLVPO

EDRASPI

Soluciones: ELIAS-BAAL-DIOSES-FUEGO-BECERRO-ALTAR-AGUA-HOLOCAUSTO-LEÑA-POLVO-PIEDRAS.


Lunes 30 de julio

En Dios está nuestra esperanza

(Parte 1)

Lectura bíblica: Job 11:18-19; Salmos 62:5, 119:49; Hebreos 10:23.

Versículo para memorizar: “… Y el secreto es: Cristo vive en ustedes. Eso les da la seguridad de que participarán de Su gloria”. Colosenses 1:27 (Nueva Traducción Viviente)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Su esperanza debe ser Dios, en Quien debe confiar siempre.
  • Crea: Lo que Dios promete cumple, porque Él es la verdad.
  • Ore: No perder la esperanza en el Señor.

Introducción: Nuestra esperanza es para siempre, pues está basada en Jesús.

I. Vivirás en paz y protegido por Dios, estarás confiado.

En la Palabra de Dios podemos ver que muchos hombres, mujeres, jóvenes,  niños, profetas, reyes, siervos, confiaron plenamente en Dios y aprendieron a través de algunas circunstancias difíciles que tuvieron que pasar, que la solución, la bendición o el milagro que necesitaban solo podía venir de parte de Dios. Ese fue el caso de Noé, David, José, Daniel, Nehemías, Ester, Pedro, Pablo, Timoteo, etc. Ellos pudieron experimentar esa paz y esa protección de parte del Señor. Aprendieron a descansar en Su Presencia, a dormir tranquilos, pese a la mala situación que los rodeaba, porque tenían esperanza en el Dios Todopoderoso, grande y temible. Ya no tenían miedo a nada ni a nadie y por eso muchos venían y le pedían ayuda. ¡Fueron unos tremendos valientes del Señor! ¿Estás pasando por alguna situación que te parece muy difícil y que no tiene solución? Eso te quita el sueño, la paz, el confiar en Jesús plenamente y creer en que nunca podrás vivir tranquilo; hasta has perdido la esperanza. Todo esto hace que muchas veces reacciones mal, que te sientas angustiado, que tengas mucho miedo, que te preocupes demasiado… ¿Sabes por qué? Porque buscas apoyarte en vos mismo, en lo que piensas, en lo que sientes, en cómo podrías hacer para resolver las cosas y por supuesto que ¡el problema lo ves mucho más grande de lo que es! ¡¡Me parece que te olvidaste de Jesús, que está contigo siempre, aún en los peores momentos de tu vida!! Él es tu seguridad y sólo en Él encuentras descanso para tu corazón, alma y cuerpo.

En momentos difíciles, Dios nunca se olvida de ti, quizás tú te olvides de Él por eso te sientes muy solo y desesperado.

II. Todas las promesas en Él, son sí y amén.

III. El Dios del amén es el Dios de la verdad.

Recuerda siempre: Que todo lo que el Señor te promete lo cumplirá sí o sí. Pues no es una persona que miente, sino que Él es el camino, la verdad y la vida. A lo único que debes tener temor es a pecar y a perder tu hermosa amistad con quien te creó, Dios, porque entonces sí habrás perdido lo más importante.

Cuando sientas que el mundo se te viene encima, que todo te va mal (escuela, familia, enfermedades, amigos), piensa que lo que más le importa a Dios es que seas salvo, y a veces permite que vivas momentos tristes, dolorosos, porque sabe que esto te dará la oportunidad de estar más unido a Él, de ser mejor y confiar más aún en Él. Pues como hemos visto, muchas personas de la Biblia pasaron momentos muy feos y fue allí cuando hubo un cambio en sus vidas y pudieron conocer al Dios del amén, el Dios de la verdad. Como te ha pasado o te está pasando a ti. El Señor quiere limpiar, purificar tu corazón, alma, tus pensamientos y sentimientos, para que crezcas y el día de mañana puedas vivir juntamente con Él en el cielo y disfrutar de Su gloria. “… Y el secreto es: Cristo vive en ustedes. Eso les da la seguridad de que participarán de Su gloria” (Colosenses 1:27).

Conclusión: Dios es fiel siempre  y te dará todo lo que te prometió.

Oración: Que nuestra esperanza permanezca firme.

Acción: Niño: Completa la actividad.

Preadolescente: Lee cada versículo bíblico de la clase de hoy. Luego escribe de 3 a 5 ejemplos prácticos de tu vida donde has experimentado que Dios te respondió, te protegió y fue fiel, porque pusiste tu confianza en Él.