Iglesia Visión de Futuro

Comentarios Células Kids diciembre 2014

Lunes 1° de diciembre

Cómo ser un buen Padre

Lectura bíblica: Génesis 26:24, 32:9; 2 Crónicas 17:4; Isaías 38:5; 1 Pedro 3:7.

Versículo para memorizar: Luego le dijo a Tomás: “-Mira mis manos y mi costado, y mete tus dedos en las heridas. Y en vez de dudar, debes creer”.

Juan 20:27  (Biblia en Lenguaje Sencillo)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Que debe amar y respetar a su papá, porque de esa manera lo hace también con Dios.
  • Crea: ¡Dios transformará a su papá y será el mejor!
  • Ore: Su papá sea el sacerdote del hogar como Dios manda.

 

Introducción: Cuando Dios creó al hombre le dio la tarea de tener dominio sobre la tierra de cultivar y proteger todo, inclusive su familia.

1.-Los padres representan a Dios ante sus hijos.

A.Deben comunicar la verdad de Dios.

En la Biblia tenemos algunos ejemplos de padres que enseñaron a amar, respetar y obedecer los mandamientos de Dios a sus hijos; por ejemplo: Abraham a su hijo Isaac. «Cuando Isaac fue a Beerseba, esa noche se le apareció el Señor y le dijo: “Yo Soy el Dios de tu padre Abraham. No tengas miedo; Yo estoy contigo. Por causa de mi siervo Abraham te bendeciré y aumentaré mucho tu descendencia”. Entonces Isaac construyó un altar allí, e invocó el nombre del Señor». (Génesis 26:24-25). Para Isaac era normal construir un altar e invocar el nombre del Señor, porque ya lo había visto a su padre hacerlo; no solamente Abraham le enseñó con palabras sino con el ejemplo, (aun el mismo día que lo iba a sacrificar para entregárselo a Dios). Cuando salió de la casa de sus padres, a cada lugar que llegaba Abraham levantaba un altar para Dios y lo adoraba, junto a su familia. Fue y es ejemplo para miles y miles de generaciones, en obediencia, temor, fe y esperanza, por eso hasta el día de hoy hablamos del Dios que habitaba en Abraham. A su vez, Jacob, hijo de Isaac, antes de encontrarse con su hermano Esaú, que tenía miedo a cómo éste reaccionaría [explicar por qué los hermanos se habían distanciado], oró de esta manera: “Señor, Dios de mi abuelo Abraham y de mi padre Isaac, que me dijiste que regresara a mi tierra y a mis parientes, y que harías que me fuera bien” (Génesis 32: 9). Podemos ver que también Jacob buscó a Dios cuando se encontró en dificultades, recordando a su abuelo y a su padre. Luego Jacob tuvo un encuentro personal con Dios, su vida ya no fue la misma y al reencontrarse con su hermano Esaú ambos lloraron, se abrazaron fuertemente perdonándose ambos. ¡Cuánto Dios premia a aquellos que le obedecen y son fieles a sus mandatos! ¡¡Dios bendice a mil generaciones, qué grande es nuestro Padre Celestial y qué buen padre fue Abraham e Isaac!!

2- Las responsabilidades de un padre:

A-Un buen padre conoce a su Padre celestial.

B-Un buen padre es responsable y deja un buen ejemplo.

Ante Dios, los primeros responsables de los hijos, son los padres. Es por eso que un buen padre terrenal, debe conocer muy bien a su Padre celestial o sea a Dios; debe ser responsable y ser un buen ejemplo para cada uno de sus hijos, como lo fue Abraham. Los hijos aprendemos muchas veces de los ejemplos de nuestros papis o personas mayores. ¿Qué necesitás vos como hijo?, [dejar que ellos se expresen]. Por supuesto, que te amen, que te escuchen, que te crean, que confíen en vos, que tengas una muy buena comunicación con tus padres, que te envíen a la escuela, que te provean para todas tus necesidades físicas y también espirituales.

¿Crees que tus papis son un buen ejemplo para ti? ¿En qué cosas sí y en cuáles no? El papá es quien debe enseñarte a orar, leer y obedecer lo que dice la Biblia, hacer el devocional, llevarte a la iglesia con toda la familia, es el sacerdote del hogar, de qué manera debes comportarte en el hogar, cómo debes tratar a los demás. La mamá es quien debe enseñarte cómo debes vestirte, comer, hablar, andar, estudiar, acompañarte al igual que el papá, estar a tu lado a medida que vas creciendo para corregirte y felicitarte cuando hayas logrado hacer lo correcto y lo que a Dios le agrada.

Quizás digas: “En mi casa las cosas no son así, al contrario”. Ora y cree que Dios hará el milagro, no dudes. Y si sientes que en tu corazón hay heridas por las cosas que has vivido, falta de perdón, odio, maltrato, burlas, golpes, gritos, rechazo, soledad, vergüenza por los padres que tienes, busca al Señor, ve a la cruz y deposita toda raíz de amargura sobre ella. Para que el día de mañana seas el mejor padre con la ayuda de Dios. Deja ya de esperar ver para creer. Que no te pase como a Tomás, uno de los discípulos de Jesús. “Cree sin ver”. «Luego le dijo a Tomás: “-Mira mis manos y mi costado, y mete tus dedos en las heridas. Y en vez de dudar, debes creer”. » (San Juan 20:27).

                                                                                                              

Conclusión: Es necesario que se levanten padres llenos de Dios para bendecir a sus familias y a toda nuestra nación.

Para orar: Que seamos buenos padres.

Para hacer:

Niño: Esta actividad será una manualidad que se comenzará en esta clase y se irá terminando en las siguientes dos clases.

La manualidad consiste en que cada niño arme su propia familia. Primero elaborarán al papá, luego a la mamá, y por último, los hijos y la casa.

Necesitarán:

Palitos de helado, telas, papeles de colores, pegamento, brillantina, témperas, etc. Y una base de telgopor de un tamaño adecuado para que puedan armar su familia allí.

Armarán el esqueleto del papá con los palitos (en forma de cruz) y lo colocarán en la base, de manera tal que quede parado. Luego deberán hacer la cabeza y la ropa del mismo. Para eso podrán elaborar la vestimenta con tela, papeles de colores o que cada niño dibuje su propia ropa, lo pinte y luego lo recorte para pegarla en los palitos. La cabeza se puede hacer con papel o con esferas de telgopor.

Así, en esta primera clase harán a su papá.

[Querido líder: Estas son sugerencias, pero puedes usar tu creatividad y buscar otras maneras para realizar la actividad y que sea adecuada para el grupo que lideras].

Preadolescente: Busca en tu Biblia al menos diez cualidades de Dios tu Padre, y comparte dando gracias. Te puede ayudar el siguiente video: Busca en Youtube: “DIOS, UNA CARTA DE AMOR DEL PADRE PARA TI”.

 

Lunes 8 de diciembre

Una madre virtuosa

Lectura bíblica: Proverbios 31:10-31; Mateo 15:21-28; 1 Pedro 3.

Versículo para memorizar: “Mujer ejemplar no es fácil hallarla; ¡vale más que las piedras preciosas!”.

Proverbios 31:10  (Dios Habla Hoy)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: ¡Que tiene la mejor y más bella mamá que lo ama mucho!
  • Crea: Que su mamá es usada por Dios para enseñarle a ser cada día mejor.
  • Ore: Su madre sea esa mujer virtuosa.

 

Introducción: La mujer es fuerte. Como mamá en general, tiene mucha fortaleza.

1- La importancia de ser madre.

A-Será llamada “bienaventurada”.

B-Merece honra, obediencia y cuidado.

¡Cuán contenta y feliz está tu mami!, porque te tuvo nueve meses (o quizás un poco menos) en su vientre. Durante todo ese tiempo te cuidó, te amó y también ella, para que pudieras nacer y ser esa personita tan amada por mamá. ¿Le preguntaste alguna vez cómo fue todo? Hazlo y si no la tienes pregunta a tus abuelos o seres queridos más cercanos. Por eso dice la Biblia: “Mujeres buenas hay muchas, pero tú eres la mejor de todas”. Eso es lo que vos, tus hermanos y papá le deben decir a mamá. Pues a ella le va encantar que le digas cuánto la amas, le agradezcas por cómo te cuida, por la comida que te hace con tanto amor en vez de quejarte, por tenerte la ropa bien limpita, ayudarte con la tarea, muchas veces por llevarte a la escuela y a otras lugares, por estar a tu lado cuando te enfermas; ella te mima mucho porque ¡te ama! Y el mejor regalo es que te hable de Jesús, te guíe por el mejor camino, te lleve a la Célula, a la iglesia, enseñándote que debes amar y temer a Dios por sobre todas las cosas como el papá. Aparte de respetarla y honrarla, debes cuidarla, mimarla mucho como ella hace contigo y toda la familia. ¡Tenés una mamá súper hermosa y buena, la mejor, es muy valiosa! “Mujer ejemplar no es fácil hallarla; ¡vale más que las piedras preciosas!”. (Proverbios 31:10).                                                              

*Bienaventurada: Feliz, dichosa, sencilla, bendita, afortunada. Goza de la felicidad plena que es concedida por Dios.

2-Lo más grande de la madre:

A-Moldea el carácter, es la alfarera.

B-La mujer sabia edifica la casa.

Ella te cuida siempre, como nuestro papá Dios que está pendiente de nosotros. Mamá es quien te enseña cómo debes vestirte, comer, hablar, andar, estudiar, es quien está a tu lado a medida que vas creciendo para corregirte y felicitarte cuando hayas logrado hacer lo correcto y lo que a Dios le agrada. Nunca abandones las enseñanzas de tu mamá, porque serán como un adorno, como un collar o corona. Es quien muchas veces te dice que es lo correcto, lo que te conviene o no, de cómo debes expresarte y respetar a los demás, aunque muchas veces no te agrade, siempre quiere lo mejor para vos y anhela que no te equivoques como quizás le pasó a ella; porque ahora aprendió que debe ser una mujer sabia para edificar su casa como la mujer virtuosa de la Biblia. ¡Sé obediente!

C-Es maestra sin diploma y sabe buscar a Jesús (Mateo 15:21-28).

Podemos ver en este pasaje a una mujer que tenía una hija enferma y que se acercó gritándole al Maestro Jesús para que sanara a su hija. Ella creyó y por su fe su hija fue completamente sana. Así hace tu mami, ora, clama, corre a los brazos del Maestro para que te sane si estás enfermo físicamente y también para que el Señor toque tu corazón si está herido por alguna situación o cuando tienes una prueba, o te vas a jugar con tus amigos, viajas, o debes competir en algún deporte; para que Dios te ayude, te guarde y envíe sus ángeles alrededor para que nada te pase. Para mamá muchas veces no existe el “¡No puedo!”, “no me va a salir”, “¡Tengo miedo!” porque sabe que cuenta con Dios, el Hijo y el Espíritu Santo a favor de su vida y de toda la familia.

 

Conclusión: Necesitamos mujeres de gran fe para que el mundo cambie.

Para orar: Que la mujer sea sabia para edificar su casa.

Para hacer:

Niño: Se continuará con la actividad de la clase anterior; en este caso se armará la mamá de la misma manera que al papá.

Preadolescente: Busca en el diccionario la palabra ‘virtuosa’. Luego elige una madre de la Biblia (Ana, Elizabeth, María, Lea, Sara…) para conocerla y compartir cuan virtuosa fue.

 

 

Lunes 15 de diciembre

 

Cómo edificar un matrimonio y un hogar sólido

Lectura bíblica: Salmos 127:1; Eclesiastés 4:9-12; 1 Corintios 13.

Versículo para memorizar: “Si el Señor no edifica la casa, en vano se esfuerzan los albañiles…”.

Salmo 127:1a  (Nueva Versión Internacional)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Sin Dios el hogar no permanece.
  • Crea: Su hogar está cimentado en Dios.
  • Ore: Su familia permanezca firme en la roca de Salvación.

 

Introducción: Cada vez menos gente se casa. ¿Qué se puede hacer al respecto?; veamos algunas verdades básicas que marcan la diferencia.

1-Un matrimonio sólido se edifica en el Señor.

A-Los esfuerzos humanos son inútiles sin el Señor.

B-Es marcar una diferencia cuando hay tormentas.

Si el Señor no edifica la casa, en vano se esfuerzan los albañiles…” (Salmo127:1a). Sin la ayuda y dirección del Señor no se puede formar un hogar en paz, solamente se puede construir una casa de ladrillos, cemento, hierro, etc., en donde poder vivir para ser protegido del frío, calor, lluvias o tormentas. También es donde se puede comer y dormir, nada más; y eso no es suficiente. Por esto se debe edificar el hogar sobre una base firme, sólida, que es Jesús, para que Él sea quien traiga sobre los miembros de la familia: la paz, el orden, respeto, amor, perdón, amabilidad, buenas relaciones, libertad, alegría, unidad, sanidad, prosperidad, etc. Sin la ayuda de nuestro Rey de nada vale trabajar, perder el tiempo, dinero, energía porque -tarde o temprano- todo se viene abajo, desaparece, se desvanece. Para que el hogar se mantenga firme no solamente necesitamos la ayuda de Dios sino también papá, mamá y los hijos deben aportar para que todos juntos puedan vivir en armonía como a Dios le agrada. Todos deben poner su granito de arena, aportar lo mejor para ayudar a edificar un hogar que sea luz y marque una diferencia cuando llegan los problemas, tormentas, pruebas o luchas.

¿Estás aportando lo mejor de vos? ¿Y los demás integrantes? ¿Es un hogar donde solamente se come y se duerme y nada de comunicación…? Dios siempre edifica, construye… y nosotros debemos hacer lo mismo. Él es nuestro arquitecto perfecto y cada miembro de la familia debe ser un obrero aprobado, dirigido por Dios, siguiendo las instrucciones del Maestro, para tener un hogar de éxito, amor y prosperidad. Dejemos en las manos de Él toda la familia y todos los planes, metas y sueños, descansemos en Dios porque Él hará. Como dice la Biblia: “Cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente” (Eclesiastés 4:12).

2-Un matrimonio sólido se edifica en el amor y la lealtad.

A-No es la clase de amor que se ve en la televisión.

¿A cuántos le gusta mirar la tele? ¿Qué ven? Dibujos animados, novelas, series, películas, recitales, desfiles, y otros programas más… En algunos de estos programas como, por ejemplo, en las novelas, series o películas, muchas veces muestran matrimonios que se separan o se divorcian porque ‘ya no se aman más’ y ha aparecido una tercer persona que aman más, sin importarle su cónyuge e hijos. Muchas veces los novios se prometen amor para toda la vida y comienzan a convivir juntos. Luego empiezan las peleas, gritos, golpes, violencia verbal y eso creen que es amor. Ese es su estilo de vida y no es suficiente con eso porque también fuman, se drogan, toman alcohol como si fuera lo más normal. También, según la tele, es ‘normal’ ponerse de novio desde muy temprana edad; y si los padres no están de acuerdo, lo hacen a escondidas o se van de la casa. Está de moda también el estar de novio entre dos hombres o dos mujeres, convivir juntos o luego casarse (o no). También hay amor por interés al dinero, a una posición. Pero todo esto no es el amor verdadero que conocemos y que viene de parte de Dios, este es un amor pasajero, mentiroso, egoísta, que no le importa nada y que desaparece fácilmente porque no se edificó en Dios.

B-La definición de amor está en la Palabra de Dios.

Dios es amor y es por eso que envió a Su único Hijo para que muriera en la cruz por nosotros, aun cuando nos portábamos muy mal. Pues el amor es dar, más que recibir; es ayudar, comprender, no es egoísta, todo lo puede, es perdonador, todo lo espera, todo lo soporta; no guarda rencor, ni se enoja fácilmente, es creerlo todo, no es celoso ni envidioso y este amor nunca dejará de existir.

 

Conclusión: El matrimonio debe edificarse en el Señor, en el amor y la lealtad. De esta manera permanecerá para siempre.

Para orar: Aprender a edificar el matrimonio en Dios.

Para hacer:

Niño: En esta clase se terminará con la actividad. Se agregarán a los hijos (inclusive el mismo niño) y podrán realizar con los mismos palitos o con cartulina, la silueta de la casa que rodeará a la familia.

Por último, cada niño podrá escribir el apellido de su familia y terminar su manualidad de la manera que más le guste.

[Querido líder: Sería bueno tomar un buen tiempo a esta última parte de la actividad, para que cada uno pueda llevar su manualidad lista a sus hogares].

Preadolescente: Busca en tu Biblia 1 Corintios 13:4-7. Con la ayuda de tu diccionario, y de otras versiones, redáctalo con tus propias palabras. Al final reemplaza la palabra “amor” y coloca la palabra de “Dios”.

 

Lunes 22 de diciembre

¿Quién es Jesucristo?

Lectura bíblica: Isaías 9:1-7; Mateo 1:18-25, 16:13-20; Lucas 1:26-38.

Versículo para memorizar: “Entonces le preguntó: -Y ustedes, ¿quién dicen que Soy? Simón Pedro contestó: -Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios Viviente”.

Mateo 16: 15-16  (Nueva Traducción Viviente)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Jesús vino al mundo por amor a nosotros.
  • Crea: Jesús es quien perdona todos sus pecados.
  • Ore: Nunca se suelte de la mano del Señor.

Introducción: Recordaremos el nacimiento de Jesús y para qué vino a la tierra.

1-Es el Mesías prometido.

A-Fue profetizado en el Antiguo Testamento.

Las profecías que hablan del nacimiento de Jesús vienen desde hace mucho, pero mucho tiempo y también dicen que nacería en Belén (Miqueas 5:2). “Nos ha nacido un niño, Dios nos ha dado un hijo: a ese niño se le ha dado el poder de gobernar; y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios invencible, Padre eterno, Príncipe de paz” (Isaías 9:6). También, Dios le habló al profeta sobre un Rey, quien se sentaría en el trono de David, y su reinado quedaría establecido para siempre, cuya paz no se acabaría.

2-Jesús es Dios hecho hombre.

A-Para revelar a Dios el Padre.

B-Para perdonar nuestros pecados.

C-Para ser mediador.

María estaba comprometida para casarse con José, pero antes que vivieran juntos, se encontró embarazada por el poder del Espíritu Santo; entonces, José que era un hombre justo decide separarse de María, en secreto. Pero un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo que no tuviera miedo de casarse con María porque el hijo que esperaba había sido concebido por medio del Espíritu Santo y se llamaría Jesús, porque salvaría a Su pueblo de sus pecados. Todo sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho a través del profeta. Cuando José se despertó hizo lo que el ángel le había dicho y sin haber tenido relaciones, María dio a luz a su hijo al que José puso por nombre “Jesús”, “Emanuel” (significa “Dios con nosotros”) y nació en Belén. Él se hizo hombre para estar entre todos nosotros, para perdonar nuestros pecados, faltas y ser el mediador entre el hombre y nuestro Padre Dios. Jesús cuando anduvo caminando por la Tierra, no perdió el tiempo, todo lo contrario, sanaba a todos aquellos que se encontraban enfermos física y espiritualmente. Les enseñaba cada día a Sus discípulos lo que significaba el reino de Dios y es por ello que cierto día, Jesús “le preguntó: -Y ustedes, ¿quién dicen que Soy? Simón Pedro contestó: -Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios Viviente”. Jesús le dijo a Pedro que era bendito,                                                                                           porque no sabía eso por su propia cuenta (es decir por medios humanos), sino que se lo había revelado (enseñado) el Padre Dios que estaba en el cielo. (Mateo 16:15-17).

                                                                                                                                                                            

Conclusión: Jesús tomó forma de hombre para buscar y salvar lo que se había perdido.

Para orar: Que tengamos grabado en nuestros corazones quién es Jesús.

Para hacer:

Niño: Armar y hermosear el pesebre. Imagen 4 (x2).

Preadolescente: Prepara tus propias tarjetitas navideñas que hablen de quién es Jesús. Puedes hacer varias a partir de una cartulina, llénalas de color y hazlas bien divertidas, ¡comparte a Jesús con tu familia y amigos!

 

Lunes 29 de diciembre

Una nueva oportunidad

Lectura bíblica: Salmos 90:12-17; Filipenses 3:12-16.

Versículo para memorizar: “Enséñanos a pensar cómo vivir para que nuestra mente se llene de sabiduría”.

Salmos 90:12  (Traducción en Lenguaje Actual)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Dios le da una nueva oportunidad para cambiar y ser otro.
  • Crea: Que este nuevo año, tomado de la mano de Jesús será mucho mejor que el anterior.
  • Ore: Ser agradecido por todo lo que Dios ha hecho en su vida y lo que hará.

Introducción: En el 2014 tuvimos 12 meses, 365 días, 8.760 horas, 525.600 minutos, 31.556.926 segundos. ¡Aprendamos a valorar el tiempo y a usarlo sabiamente!

1-        Evaluando el año que pasó.

A-        ¿Cómo fue? ¿Qué logré? ¿Qué faltó conquistar?

B-        ¿Qué puedo mejorar? ¿Qué deje de hacer?

¡Uyyyyyyyyyyyyy… qué rápido que pasó el tiempo, un año que termina y otro nuevo comienza! ¡¡¡Por fin las vacaciones tan esperadas!!! Ahora podrás jugar todo lo que quieras, o quedarte un poco más tarde a la noche porque no tienes que levantarte tan temprano para ir al cole y puedes disfrutar durmiendo más a la mañana. ¡Qué lindo! También puedes ir a pasear y quedarte unos días de vacaciones en la casa de los abuelos, tíos, padrinos o de algún amigo y compartir días maravillosos de sol en la pileta, río o mar. Si estudiaste, fuiste responsable durante el año escolar, te esforzaste (aunque no te fue fácil alguna materia) y no tienes que rendir ninguna… ¡buenísimo! Tienes todo el tiempo para disfrutar en familia, en la plaza, parque, cancha y claro… también para ayudar en tu casa con distintas tareas, ir a hacer las compras, preparar la comida, limpiar tu cuarto; regar, barrer, limpiar el piso, lavar los platos y la ropa; pintar, cuidar a tus hermanos más chiquitos. Y, por supuesto, no faltar a la Célula, la Escuela Kids, a la Iglesia y desde ya ir preparándote para asistir al campamento (que no te lo puedes perder por nada). Si no fue así, tómate unos días para descansar, pero luego ponte a estudiar, prepárate muy bien como un hijo de Dios, porque el Señor premia a aquellos que obedecen, que se esfuerzan cada día más en ser mejores alumnos, estudiantes y obviamente mejores personitas.

¿Y tu relación con tus compañeros y maestros o profesores? En tu casa, ¿con tus padres y hermanos? ¿Dices la verdad o aún sigues mintiendo?, ¿cómo contestas?, ¿ya dejaste de lado la desobediencia, malos pensamientos, los celos, envidia, el enojo? ¿Cómo te manejas con el Facebook, los juegos, el celular, la Internet, los programas de la tele? ¿Abandonaste las malas compañías o solo tienes buenos amigos? Una pregunta más: ¿y tu lengua..? Etc., etc., etc… Debes examinarte y ver lo que ya dejaste atrás y renunciaste, y lo que aún te falta mejorar y conquistar. ¿Estás alimentando tu espíritu con la Palabra, la oración y ayuno, o con ‘comida chatarra’? Recuerda que Dios es quien está a tu lado para ayudarte y debes siempre recurrir a Él en oración. “Enséñanos a pensar cómo vivir para que nuestra mente se llene de sabiduría” (Salmos 90:12).

2-        Escribir o dibujar nuevos planes, metas, sueños.

A-        Pablo había alcanzado, había logrado muchas cosas, pero seguía adelante con nuevas metas. (Filipenses 3:12-16).

B-        Hay nuevas oportunidades, cuéntaselas al Señor.

Cada día el apóstol Pablo (a pesar de que estaba preso) no se detenía para decir: -¡¡Pobre de mí, estoy solo, nadie me viene a visitar, no puedo hacer nada acá encerrado, nadie me ama ni me lleva el apunte, no saben por lo que estoy pasando ni se imaginan…!!!!!!!! No; todo lo contrario, decidió no fijarse en lo que ya había recorrido o por lo que había pasado, se olvidó de lo que quedó atrás y puso muchas fuerzas para alcanzar lo que estaba adelante (sus metas, planes, sueños) y ganar el premio celestial que Dios nos llama a recibir por medio de Jesús. Todos los que ya conocemos y tenemos fe en el Señor debemos pensar de esta manera, y si no, Dios nos los hará ver con claridad. Pablo dependía totalmente de Dios y nada se guardaba, todo absolutamente todo se lo contaba a su Señor. Lo mismo debes hacer: deposita toda tu confianza en Dios, cuéntale cuáles son tus sueños, metas, los nuevos planes que tienes para cada área de tu vida, déjalo plasmado en un cuaderno con fecha, (escribe o dibuja) todo lo que quieres lograr y verás que ¡Dios te sorprenderá!

3-        Comenzando el año sin resentimiento.

A-        Perdonando y olvidando.

B-        Ejemplo: Jesús.

C-        Salmos 90:14.

¡Qué hermoso es comenzar un nuevo año! Nuevas metas, sueños, pasaste al jardín de…, a primer grado, de segundo grado a…, o quizás a primer año, segundo y también tienes o estás por cumplir un nuevo año de vida. Y lo bueno de todo es que lo comiences con mucho gozo, sin bronca, odio, resentimiento, con un corazón nuevo y limpio de toda impureza o basura que estorba y emana mal olor. Perdonando y olvidando a quién te falló, se burló, te criticó, se olvidó de vos cuando más lo necesitabas. Como lo hizo Jesús, cuando estuvo colgado en el madero y dijo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Dile al Señor, todos los días, apenas te levantes: “Lléname de tu amor al comenzar este día para que toda la vida cante feliz, contento y lleno de alegría” (Salmos 90:14).

 

Conclusión: Comencemos el nuevo año tomados de la mano del Señor.

Para orar: Dar gracias a Dios por el año que pasó.

Para hacer:

Niño: En una hoja o en varias hojas abrochadas los niños deberán dibujar sus metas, sueños y planes con la ayuda del líder. Se les puede entregar revistas para que ellos recorten y puedan plasmar con libertad lo que desearían hacer o ser en este nuevo año o en los años subsiguientes.

Preadolescente: Dios nos da nueva oportunidad para alcanzar nuestros sueños, hagamos nuestra parte de la mejor manera. Establece metas para este nuevo año, y fija una fecha para todas. ¡Ponlas en un lugar donde no la pierdas de vista!

 

 

 

Imagen2

Imagen1 (1)