Iglesia Visión de Futuro

Comentarios Células Kids abril 2018

Lunes 2 de abril

Jesús sobre la casa de Dios

Lectura bíblica: Hebreos 3:1-6, 10:21.

Versículo para memorizar: “Pero Cristo, como Hijo, es fiel sobre esta casa de Dios que somos nosotros mismos, si mantenemos la seguridad y la alegría en la esperanza que tenemos”.                           Hebreos 3:6 (Dios Habla Hoy)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Moisés fue un fiel servidor de Dios.
  • Crea: Jesús fue obediente siempre a Su Padre, cumplió con Su misión.
  • Ore: Mantenerse firme en la casa de Dios.

Introducción: Vivimos en este mundo, pero no luchamos con las armas de este mundo, sino que usamos el poder de Dios para destruir las fuerzas del mal. ¡Así tendremos victoria!

  • La actitud correcta.
  • La humildad de Jesús.
  • Siendo el Hijo de Dios vino como servidor.
  • Sobre la casa de Dios.

Chicos, para ustedes: ¿qué significa “una actitud correcta”? [Dar algunos ejemplos o escribirlos en un afiche y dejar que ellos pasen y marquen con una cruz cada actitud correcta].

La Palabra de Dios hoy nos enseña en Hebreos 3:1, que Dios te eligió para que seas santo y parte de Su pueblo ¡muy especial! Es decir, santo y útil para que le sirvas y hagas Su voluntad, ¿a veces o siempre? [¡Siempre!].

*Líder: Elige a dos jugadores (chicos) y cada uno de ellos deberá mover un globo desde el punto o línea de partida hasta el punto o línea final, inflando y luego dejando ir el globo. Después, cada jugador deberá tomar el globo donde cayó, volver a inflarlo y dejarlo ir hasta que el globo llegue a la línea final. ¿El globo siempre fue y llegó al lugar que vos querías que llegara? Parece que no. Lo mismo pasa con nosotros, somos como ese globo. Dios tiene planes, un propósito para cada uno, pero no siempre seguimos Sus pasos o planes. Él tiene un plan hermoso para ti, pero a veces sigues tu propio camino. ¿Con qué estás luchando? ¿Quizás con algún mal hábito o con una actitud fea, mala? ¿Con algún problema en tu hogar, escuela, amigos, vecinos? Jesús quiere ayudarte, deja de pelear en tus fuerzas y de querer cambiar por ti mismo, corre a Su presencia y se humilde para contarle lo que te pasa, reconociendo que solo no puedes. Lo que más le agrada al Señor es que tengas un corazón humilde, intentando buscarlo siempre. La humildad es reconocer quién es Dios y quiénes somos nosotros. Jesús nos dejó el máximo ejemplo de humildad, pues vino a la Ttierra para servir y obedecer a Dios Su Padre, ¡siempre! Como Hijo de Dios, vino para ayudar al prójimo. “Pero Cristo, como Hijo, es fiel sobre esta casa de Dios que somos nosotros mismos, si mantenemos la seguridad y la alegría en la esperanza que tenemos” (Hebreos 3:6). El prójimo, por supuesto, que somos todos nosotros, Su pueblo, por eso es que siempre Él está dispuesto a bendecirnos, cuidarnos, protegernos, mimarnos y amarnos hasta el fin. Recuerda: “Eres parte de la casa de Dios”.

  • Moisés, fiel servidor.
  • Él era testigo de las cosas que Dios haría.

¿Recuerdan quién fue Moisés? Él también sirvió a Dios y le obedeció cuando tuvo que construir el Tabernáculo, como así también de sacar al pueblo israelita de la esclavitud y de estar con ellos en el desierto enseñándoles continuamente lo que a Dios le agradaba y lo que no. También le anunció al pueblo lo que Dios iba a decir en el futuro, es decir era testigo de todas las cosas que Dios haría.

Conclusión: Jesús es el que nos guía a esa casa de Dios, todos los días podemos entrar allí y habitar “en Su presencia” con tan solo buscarlo.

Oración: Que Dios nos ayude a reconocer a Jesús en nuestras vidas.

Acción: Niño: ¡Manos a la obra! Armar entre todos una maqueta con palitos de helados y cajas lo más parecida al templo (casa de Dios) a la cual asistes cada semana.

Preadolescente: comparando las imágenes de las casas, cual crees que se ve reflejada tu vida.

Describe aquellas cosas oscuras que todavian estan en tu vida y te impiden que la presencia de Dios este alli.

 

Lunes 9 de abril

La casa de Dios

Lectura bíblica: Juan 1:3; Colosenses 1:16; Hebreos 3:1-6, Hebreos 1:2, 10.

Versículo para memorizar: “El Padre ama al Hijo, le ha dado poder sobre todas las cosas”.                                           Juan 3:35 (Dios Habla Hoy)

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Que forma parte de la casa de Dios.
  • Crea: Ha sido creado por el mejor arquitecto, Dios, y hecho a Su imagen y semejanza.
  • Ore: Respetar y amar la casa de Dios.

¡Hoy veremos como el Nuevo Pacto (lo que Jesús hizo en la Cruz) nos deja entrar al Lugar Santísimo!

  • El gran constructor.
  • Somos Su creación.
  • “Casa de Dios” aquí no es meramente el tabernáculo; es mucho más que un edificio.

¿Algún integrante de tu familia sabe construir una casa, una torre de departamentos? ¿Y vos? ¿Sabes qué materiales se necesitan y cuántos? Sé que muchas cosas no tienes ni idea. Para ello se necesitan arquitectos, ingenieros, albañiles, gasistas, pintores, carpinteros, etc. Ellos sí saben cuánto material van a necesitar de acuerdo a lo que tengan que construir y cómo hacerlo. ¿Y vos necesitas de alguien que te ayude a construir tu vida? Por supuesto que sí, a Jesús. Él debe Ser los cimientos, el fundamento donde puedas crecer firmemente, sin temor a que esos cimientos desaparezcan o sean destruidos. Esta casa donde tú perteneces no se construye con material humano, sino es Jesús el constructor de cada una de las personitas que pertenecen a un mismo cuerpo -la iglesia- y quien la gobierna, guía, orienta, conduce y le da vida es “JESÚS, EL MEJOR CONSTRUCTOR”. Eres casa de Dios, santo, útil, escogido para hacer buenas obras, valiente, lleno de la gracia de Dios, de Su amor, compasivo, bondadoso, hermoso por fuera y por dentro, etc. Pues eres creación de Dios, hecho a Su imagen y semejanza. ¡Cuídala, respétala y ámala!

*Significado de meramente: simplemente o solamente, exclusivamente, únicamente, sólo.

  • El agente activo de la construcción.
  • Jesús. Por Él fueron creadas todas las cosas.
  • En los cielos y en la Tierra.
  • 6: Jesucristo es “Hijo”, el Hijo de Dios.

Dios es quien ha creado todas las cosas, lo que hay en el cielo y en la Tierra, lo que puede verse y también lo que no podemos ver, el universo completo. Dios creó todo por medio de Jesús y para Él, pues es Su Hijo amado, a quien eligió para que muriera por nosotros y resucitara para darnos vida y vida en abundancia. “El Padre ama al Hijo, le ha dado poder sobre todas las cosas” (Juan 3:35).      

Conclusión: Nosotros somos la casa de Dios; Él habita por la fe en nuestros corazones y cada uno somos parte de Su cuerpo, la iglesia.

Oración: Que cuidemos de la casa de Dios.

Acción: Niño: ¡A colorear!

Preadolescente: Busca las diferencias.


Lunes 16 de abril

Piedras vivas

Lectura bíblica: Isaías 28:16; 1 Pedro 2:1-8.

Versículo para memorizar: “Por lo tanto, esto dice el Señor Soberano: ¡Miren! Pongo una piedra de cimiento en Jerusalén, una piedra sólida y probada. Es una preciosa piedra principal sobre la cual se puede construir con seguridad. El que crea jamás será sacudido”.  Isaías 28:16 (Nueva Traducción Viviente)

Objetivos que el niño y preadolescente:

Descubra: Como piedra viva debe estar plantado en Jesús.

Crea: Es una piedra viva, que pertenece a una familia, que es la iglesia.

Ore: Para seguir creciendo, nutriéndose de la Palabra.

Introducción: Nosotros somos piedras vivas para el Señor.

I. Crecemos

A. No solo físicamente.

Querido líder puedes llevar distintos alimentos y bebidas, agua, etc; para mostrar a los chicos. Aquellos que son nutritivos y ayudarán para crecer sanamente y los que no lo son. Conversar con ellos al respecto. Para crecer sanos y fuertes debemos alimentarnos bien y beber mucha agua, de lo contrario terminaremos enfermos. También una cinta métrica para medir el crecimiento de algunos de los chicos y ver la diferencia de uno al otro, de acuerdo a la edad, a la genética, etc.

B. Debemos crecer espiritualmente.

C. Despojarnos de aquello que no nos alimenta bien.

De la misma manera que alimentamos nuestro cuerpo para crecer sanos, debemos alimentar nuestro espíritu y crecer como lo hizo Jesús, para ser esas piedras vivas. ¿Qué cosas crees que te hacen crecer espiritualmente y cuáles no? Dejar que ellos se expresen. Líder, puedes llevar imágenes de diarios, revistas, videítos, carteles con palabras que no edifican, acciones e influencias de los demás y del mundo en el cual vivimos que nos contamina y no son buenos alimentos para nuestro espíritu, sino basura. Hoy el Señor nos dice que debemos dejar de hacer lo malo. Dejar de pelear, mentir, de tener celos y envidia, de quejarte, murmurar, de enojarte por cualquier cosa y tirar, romper, golpear muy fuerte las cosas o tal vez levantando la mano a los hermanos, papis, personas mayores, amigos, compañeros. Pero sí comenzar a hacer todo lo bueno y entonces serás cada vez un mejor hijo/a de Dios, serás esa piedra viva que el Señor necesita para que lo respetes, exaltes y lo sirvas a Él, como así también a tu prójimo. Eres piedra viva que Dios está usando para construir un templo espiritual. ¿De qué manera estás construyendo tu casa, tu templo, tu corazón? ¿Qué materiales estás usando, los que con el tiempo se arruinan, desaparecen o aquellos que duran para siempre, por la eternidad?

II. El amor, el mejor alimento.

A. Jesús, la mejor muestra de amor.

B. Él llena nuestra vida.

Por Su inmenso, inagotable y gran amor es que hoy podemos ser esas piedritas y piedras vivas para servir, amar, bendecir, abrazar, motivar, levantar, ayudar, acompañar, mimar a los demás. Pues nadie ha muerto y ha resucitado para darnos vida y vida en abundancia, solo Jesús, el Hijo de Dios. Su amor sin límites es Quien llena nuestras vidas de Su presencia día a día, inundándonos de Su gracia, perdón, favor, sabiduría para tomar buenas decisiones, para que nos vaya bien en el cole, para corregir aquello que hacemos mal, para ser obedientes a nuestros padres, maestros, autoridades. Necesitamos de Su alimento, cuando nos sentimos solos, tristes, desesperados, olvidados, rechazados, abandonados o quizás cuando se nos burlan de cómo somos o por lo que decimos, hacemos o tal vez de la familia a la cual pertenecemos. Es tiempo que te levantes, dejando de lado todo aquello que quiera pararte, frenarte  o apartarte del Señor. Búscalo momento a momento, Él siempre está dispuesto a ayudarte, guiarte, aconsejarte y cobijarte en sus grandes y fuertes brazos de amor. Su Amor permanece para siempre, dispuesto a dárselo a cada uno de sus hijos/as amadas. Tú eres uno de ellos. “Por lo tanto, esto dice el Señor Soberano: ¡Miren! Pongo una piedra de cimiento en Jerusalén, una piedra sólida y probada. Es una preciosa piedra principal sobre la cual se puede construir con seguridad. El que crea jamás será sacudido” Isaías 28:16. Jesús es la piedra viva, si te apoyas en Él podrás vivir siempre muy tranquilo y en paz. ¡Disfruta de Su gran Amor!

III. Alimento nutritivo.

A. La Palabra de Dios.

B. Seguir creciendo como miembros del cuerpo de Cristo.

¿De qué te alimentas a diario para nutrir tu espíritu y crecer? ¿Crees que con lo que te alimentas es suficiente o necesitas más? Recuerda que la Palabra: Es como espada de dos filos, es agua que calma toda sed y que limpia, es como leche y pan que alimenta, es miel que endulza tu vida, es como un martillo que rompe los corazones más duros, es como fuego que consume todo lo malo, es como oro y perlas preciosas, que tienen mucho valor, etc. Es el alimento perfecto con el cual debes nutrirte todos los días para no desfallecer y así seguir creciendo como piedra viva, formando la iglesia que el Señor anhela, firme y obediente. ¡Adelante!

Conclusión: Si una piedra o un ladrillo esta solo no podemos hacer mucho con él, pero si tenemos varios, algo podemos edificar. Acerquémonos a otros para edificarnos y levantar un edificio para Dios.

Oración: Que como piedras vivas nos demos vida unos a otros.

Acción: Niño: Descubre las actitudes correctas que reflejan a Jesús. Imagen 3.

Preadolescente: ¿Estás siendo una piedra viva? ¿Estás siendo de edificación y ayuda para otros a fin de que vengan a la casa de Dios? ¿Qué cosas debes dejar que todavía te dominan: enojo, ira, palabras hirientes, etc.? Renuncia a ellas. Señor: Te pido perdón por esto que todavía me domina. Te pido que me laves con Tu preciosa sangre y que Tú me ayudes a que otros vengan al conocimiento de Tu verdad. Quiero ser una piedra viva, un ejemplo de Tu amor.

 


Lunes 23 de abril

Nuestra identidad como casa de Dios

Lectura bíblica: Isaías 8:14; 1 Pedro 2:9-10.

Versículo para memorizar: “Y a ustedes los llamarán sacerdotes del Señor, siervos de nuestro Dios. Disfrutarán de la riqueza de otras naciones y se adornarán con el esplendor de ellas”.                    Isaías 61:6 (Dios Habla Hoy)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

Descubra: Su identidad en el Señor.

Crea: Escogido para bendecir a los demás.

Ore: Anunciar las obras de Dios.

Introducción: Descubriremos nuestra identidad según la Palabra de Dios para mostrar el amor y el poder de Dios.}

I. Somos pueblo de Dios, una raza especial (1 Pedro 2:9).

A. Somos un pueblo escogido.

B. Nos ha llamado desde antes de la fundación de este mundo.

C. El cofre del amor: el corazón.

¿Sabías que has sido llamado, escogido por Dios para ser de bendición a todos los demás? Perteneces al pueblo de Dios. Eres fruto de una elección que viene de parte de Dios. Tienes identidad eterna.

*Eres linaje escogido, adoptado por Dios, miembro de la familia de Dios.

*Elegido desde antes de la fundación del mundo.

*Eres un sacerdote al servicio del Rey.

*Eres nación o familia santa, separada de las demás familias, para que seas parte de Su propia familia.

*Pueblo adquirido por Dios, eres de Su propiedad.

*Para que anuncies las maravillas, las obras de Dios.

*Recuerda siempre de dónde vienes, lo que Dios ha hecho por ti.

II. Somos pueblo de Dios, un reino de sacerdotes (1 Pedro 2:9).

A. Somos constructores de puentes.

B. Un gran privilegio: orar por otros.

Cuán grande y maravilloso nuestro Dios. Nosotros no elegimos ser sacerdotes, Él nos eligió y nos colocó esa investidura real, santa. Como hemos aprendido en clases anteriores, el sacerdote es quien tiene libertad para ir a Dios y también para llevar a los demás hacia Él. Eres un constructor de puentes, la personita que Dios eligió para que ores por los demás. Para que los invites a que conozcan a Jesús. Como te pasó a ti, antes de conocer la Verdad, estabas en la oscuridad, andabas perdido, diciendo y haciendo cosas que no le agradaban al Señor (dar ejemplos). No debes callar, es tiempo de evangelizar, de contar las maravillas que Dios hizo en tu vida para que muchos crean en el Dios de milagros, de perdón, amor, paz, alegría, libertad, sanidad, etc.

“Y a ustedes los llamarán sacerdotes del Señor, siervos de nuestro Dios. Disfrutarán de la riqueza de otras naciones y se adornarán con el esplendor de ellas” Isaías 61:6.

Conclusión: No tenemos nada de que temer de Dios. Él es nuestro Refugio, nuestro Amigo, nuestro Padre, Él es todo para nosotros.

Oración: Que cumplamos con lo que Dios quiere que seamos y hagamos.

Acción: Niño: Realiza una lista con aquellos que están enfermos o internados, y necesitan un milagro en sus vidas. Al finalizar la Célula oren todos juntos. Preadolescente: Realizar una actividad evangelista para ser luz al barrio donde se da la Célula cada semana.

 


Lunes 30 de abril

Cómo conducirnos en la casa de Dios

Lectura bíblica: 1 Timoteo 3:14-16.

Versículo para memorizar: “¿Acaso no saben ustedes que son templo de Dios, y que el Espíritu de Dios vive en ustedes?

1 Corintios 3:16 (Dios Habla Hoy)

Objetivos que el niño y preadolescente:

Descubra: Es columna en la casa de Dios.

Crea: Su casa, su corazón es templo del Espíritu Santo.

Ore: Su casa viviente esté siempre limpia.

I. La columna de la verdad: La iglesia.

A. Somos parte.

B. Somos una columna.

¿Has visto algún edificio en el lugar dónde vives? Todo edificio cuando se construye necesita columnas, porque de lo contrario sien ellas el edificio se viene abajo, se destruye, se cae completamente. Lo mismo ocurre en este mundo en el cual vivimos, muchas personas, jóvenes, niños, familias completas se están destruyendo, desarmando, dividiendo porque están lejos de Dios, es más no lo conocen y si algunos han escuchado de Él no le dieron importancia. Pero como el Señor conoce todo y sabe la necesidad de cada uno en esta sociedad. Te puso a ti y a cada uno de nosotros en esta tierra, como sus hijos y somos “columnas de la verdad”. Para que te afirmes en la roca que es Él y le digas: ¡No a la mentira, no a las burlas, no al egoísmo, no a la falta de perdón, no al odio, no a la ira, no a la muerte, no al aborto, no a la droga, no a la violencia, no al robo, no a la pobreza, etc.! Pues la base de la iglesia es Jesús y tienes que estar apoyado en Él; eres una de las tantas columnas que están unidas unas a otras para formar la iglesia. *Las columnas sostienen, unen paredes, fortalecen, dan estabilidad, contienen. ¡Tú eres una de esas columnas!

II. Cuidar la casa, nuestro hogar.

A. El espacio físico es muy importante cuidarlo, mantenerlo en orden.

B. Trataremos de llevarnos bien entre todos.

Tienes una casa donde vives junto a tu familia. ¿Está limpia, ordenada? ¡qué lindo es habitar en una casa donde está limpia, ordenada cada habitación, la cocina, el baño, el patio, cada lugar y rincón de la casa. Si no se limpia se llena de basura y de un olor feo, horrible donde nadie quiere estar o vivir. Por eso siempre toda tu casa y más aún tu habitación debe estar ¡súper limpia, con olor a perfume rico! Para ello debes ayudar a mamá, junto a tus hermanos a limpiarla siempre, ponete de acuerdo qué parte le toca a cada uno para limpiar, pasar los pisos, barrer, sacudir, ir de compras, etc. “¿Acaso no saben ustedes que son templo de Dios, y que el Espíritu de Dios vive en ustedes? 1 Corintios 3:16. ¡Qué maravilloso, la casa de tu vida es el templo del Espíritu Santo! ¿Quieres que viva en una casa bonita y limpia o en una casa fea y sucia? Vamos a prestar atención a esta historia: Cierto día Juan se descuidó y entraron en su casa, por supuesto sin pedir permiso, la señorita Mentira, doña Envidia, el señor Orgullo y el viejo Enojo. Juan quiso barrerlos con el escobillón, pero no quisieron salir. La señorita Mentira se había sentado muy cómoda en el mejor sillón y doña Envidia se había acostado sobre la cama. El señor Orgullo se había adueñado de la cocina y el viejo Enojo estaba parado en la puerta. ¡Pobre Juan! Menos mal que se dio cuenta que solo no podía hacer nada y pidió ayuda a Jesús. “Yo quiero que la casa de mi vida sea para Ti” –dijo Juan-. Pero está llena de gente que no me gusta. ¡Ayúdame, por favor! Jesús mandó al Espíritu Santo para que fuera a vivir en la casa de Juan. A la señorita Mentira no le gustó su compañía y se fue. Doña Envidia también salió por la puerta. No se entendía con el Espíritu Santo. El señor Orgullo y el viejo Enojo también se fueron. ¡Ahora sí que Juan estaba súper contento! El Espíritu Santo trajo a la casa de Juan, Verdad, Alegría, Amor y muchos otros buenos amigos. Desde ese día Juan vivió tranquilo y feliz. ¡Qué bueno era tener en casa al Espíritu Santo y a todos sus buenos acompañantes! ¿Cómo es la casa de tu vida? ¿Es templo del Espíritu Santo?

III. La casa de Dios es el hogar o familia espiritual, la congregación, “la iglesia del Dios viviente”

Como casa, familia espiritual e iglesia del Dios viviente, ¿reflejamos el Amor del Padre, la luz, la compasión por los perdidos, la unidad, el compañerismo, el perdón, la humildad, la santidad, la verdad, el gozo, la paz, la libertad, la prosperidad, la fidelidad, etc.? Reflexiona.

Conclusión: Que cada día Su santidad, unidad, amor y gracia estén en nosotros pues somos miembros de Su iglesia.

Oración: Que nos comportemos como es digno de nuestro Señor y Salvador.

Acción: Niño: Preparar con el líder de Célula un adorno, puede ser un cartel con una promesa de Dios para colocarlo en la Escuela Kids. Para hermosear la casa del Señor.

Preadolescente: Responde: ¿Te congregas todas las semanas en la casa del Señor, cuidas las instalaciones?

Descubre las siguientes palabras en la sopa de letras. Imagen 5.