Iglesia Visión de Futuro

Comentario Células Kids septiembre 2017

Lunes 4 de septiembre

 

Corriendo con la visión

Lectura bíblica: Habacuc 2:1-3, 14.

Versículo para memorizar: “Y así como el agua llena los mares, también la tierra se llenará de gente que reconocerá Mi poder”. Habacuc  2: 14 (Traducción en Lenguaje Actual)

Objetivos que el niño y preadolescente:

Descubra: Dios lo ha escogido para anunciar el mensaje de salvación.

Crea: Que su barrio, pueblo, ciudad, provincia y toda Argentina será llena del conocimiento de Dios.

Ore: Para ser de buena influencia.

 

Introducción: Dios nos está llamando a servirle con todo nuestro corazón.

I. Dios nos ha llamado a influenciar y a correr con la visión.

 A. Siguiendo el ejemplo de nuestros pastores, líderes.

¿A cuántos de ustedes les gusta correr? ¿Alguna vez han participado en una carrera? ¿Han ganado alguna medalla o trofeo? ¡¡Qué lindo es ganar y recibir un premio!!

Ahora veremos una historia: Hace varios años atrás, cuando las Olimpiadas se realizaron en Barcelona, España, el mundo entero vio uno de los momentos más grande en la historia olímpica. Derek Redmond, un joven de Gran Bretaña, había estado soñando toda su vida en ganar la medalla de oro en la carrera de los 400 metros. Él quería ser parte de las olimpiadas y su sueño estaba por cumplirse. Se encontraba en las semifinales y corriendo la carrera de su vida. Podía ver la línea final frente a él al dar la última curva. En ese momento sintió un dolor muy fuerte en la parte trasera de su pierna y cayó en la pista con un músculo de su pierna derecha roto. Derek luchaba por ponerse en pie. Comenzó a saltar en una sola pierna hasta la línea final. Un hombre salió de las gradas, empujó a un guardia de seguridad y corrió al lado de Derek; era su padre. “No tienes que hacer esto”, le dijo a su hijo. “Sí, tengo que hacerlo”, dijo Derek. “Entonces terminaremos juntos”, dijo su padre. Y así lo hicieron. Se mantuvieron en el carril de Derek hasta llegar al final. Al principio, la multitud observaba en silencio. Luego se pusieron de pie y comenzaron a ovacionarlo y a llorar. Derek Redmond no ganó la medalla de oro. Pero entendió muy bien que tenía un papá maravilloso, que lo ayudó a terminar la carrera. De la misma manera, nosotros tenemos una carrera por delante, que por supuesto es mucho más importante que las Olimpiadas. Quizás estés pensando, ¿cuál es la carrera que tengo por delante? Seguir el ejemplo de Jesús, de los héroes de la fe que se encuentran en la Biblia (nombrar algunos de ellos), siguiendo el ejemplo de nuestros pastores, líderes. Quizás tengas que enfrentar algunos obstáculos, dificultades y deberás luchar hasta el final, pero recuerda que tienes un Padre celestial, amoroso, fuerte, grande, que está a tu lado siempre para ayudarte, como estuvo el papá con Derek.

B. ¿Por qué debemos correr? ¿Cuál es el premio?

Jesús estuvo en la Tierra y nos enseñó cómo correr la carrera, teniendo la victoria asegurada. Por eso debemos dejar de lado todo aquello que nos impida avanzar. ¿Qué es lo que a ti te impide seguir y hacer las cosas que Jesús hizo?

Sabemos que cuando se gana una carrera, o un campeonato ya sea de fútbol, básquet, rugby, vóley, se recibe un premio, medalla, trofeo, copa. En cambio, nuestro premio, galardón, es la corona de vida eterna, la que Jesús tiene preparada para nosotros.

 II. Características de los que corren con la visión:

A. Sabios, honestos y personitas de fe.

Dios ha escogido a varias personitas, profetas, líderes, maestros, evangelistas, discípulos, los héroes de la fe para que corrieran con la visión, porque fueron personas sabias, entendidas, íntegras, valientes, osadas, de fe, como tú también lo eres. Corre con la visión, no te detengas, todavía hay miles y miles que no conocen a Jesús como Su Salvador, y se cumplirá lo que dice: Habacuc 2:14

“Y así como el agua llena los mares, también la tierra se llenará de gente que reconocerá Mi poder”.  

                        

Conclusión: Corramos con la visión que Dios nos ha dado, llevando el mensaje de salvación a todos.

Para orar: Que el Señor nos ayude a cumplir con la gran comisión y Su llamado.

Para hacer: Colorea el dibujo. Imagen 1

 

Preadolescente: Lee Habacuc 2:2-3 (TLA), y completa según corresponda.

  • Y Dios me respondió: “Voy a darte a ———— — —- ——– —- —————-. Escríbelo en —- ———-, para que — —– — corrido.
  • ————— un poco —- ————, pero tú —- — —————;aún no ha ———- — ————- de que  ——— esto se ———-, pero ———

————— que se ————– —- ——-.

 

 

 

Lunes 11 de septiembre

 

Evangelizando con pasión (Ganar) 

Lectura bíblica: San Mateo 14:13-21.

Versículo para memorizar: “Cuando Jesús bajó de la barca, vio a la gran multitud, tuvo compasión de ellos y sanó a los enfermos”. San Mateo 14:14 (Nueva Traducción Viviente)

Objetivos que el niño y preadolescente:

Descubra: Debe poner en acción la compasión por los demás.

Crea: Hoy es día de salvación, de evangelizar, de ganar a los perdidos.

Ore: Ganar a los perdidos.

Introducción: Debemos tener la compasión que tuvo Jesús por los perdidos.

 

  1. Ganando almas con pasión.

A. ¿Qué es la pasión?

Es una emoción muy fuerte, intensa, que abarca el entusiasmo o deseo por algo. Es decir es actuar con entusiasmo ilimitado, sin límites. La pasión es la que nos impulsa a no detenernos hasta ver la victoria. Nos motiva a obtener lo que queremos lograr o encontrar lo que buscamos. Esta pasión es la que necesitas para hablarles a tus amigos, vecinos, compañeros y familiares de Jesús, ganarlos para Él e invitarlos a la célula, a las reuniones kids, a la iglesia y no parar hasta que los veas convertidos al Señor, plantados y muy firmes.

B. Compasión: Amor más habilidad por los demás.

Jesús había enviado a sus discípulos a llevar el mensaje de salvación a muchas ciudades y cuando regresaron le contaron todas las cosas que habían sucedido. Entonces Jesús se fue a un lugar apartado, en una barca y también sus discípulos para descansar (San Marcos 6:30-31).Pero cuando la gente se enteró donde estaba, lo siguieron por tierra. Al bajar Jesús de la barca, vio la multitud, lleno de amor y compasión los recibió, les enseñó sobre el reino de Dios y sanó a lo que estaban enfermos. : Cuando Jesús bajó de la barca, vio a la gran multitud, tuvo compasión de ellos y sanó a los enfermos” S. Mateo 14:14.

Compasión: misericordia, ternura, solidaridad. Amor en acción. Es la capacidad de asumir como propio el sufrimiento de los demás. Sentimiento de dolor que produce el ver padecer a alguien y que impulsa a aliviar, remediar o evitar su sufrimiento. Por eso la compasión nada tiene que ver con la lástima, pues ésta no nos lleva a hacer nada, solo se siente pena por los demás. En cambio la compasión nos lleva a hacer algo por la persona que está en necesidad. Como lo hizo Jesús por la multitud, los escuchó, los sanó y les dio de comer, nada más ni nada menos que a 4000 hombres, sin contar las mujeres y niños. Esto se llama compasión en acción.

 

2. Orar declarando:

A. El milagro para quien lo necesita; y los que están lejos vendrán al camino del Señor.

B. La poderosa Palabra de Dios.

Había una gran multitud para darle de comer y solo tenían cincos panes y dos peces le dijeron a Jesús sus discípulos. Se los pidió, tomó en sus manos los panes y los peces y mirando al cielo los bendijo. Es decir lo primero que hizo Jesús fue orar, creyó en un milagro sobrenatural de parte de Su Padre Dios. Nunca dudó, como lo hicieron sus discípulos, además de ser egoístas porque le habían dicho al Señor que enviara a la gente de regreso a sus casas y que ellos mismos se compraran la comida. En esta historia Jesús les enseño a sus discípulos Su poder y compasión por las personas. Pues ellos habían visto muchos milagros de Jesús, pero no podían entender quién era Él. Tú debes hacer lo mismo, orar y aplicar la poderosa Palabra de Dios creyendo que el milagro sucederá, porque el que pide recibe, dice el Señor.

 3. Esforzándonos por cumplir la gran comisión.

A. Ir y hacer discípulos en todo el mundo.

B. Sanando a los enfermos y cautivos (esclavos por el enemigo).

Jesús vino a la tierra para que pudiéramos conocer ¿Quién es Él? Y lo podemos saber porque lo dice la Biblia, que Jesús vino al mundo para perdonar todos nuestros pecados y limpiarnos de todo lo malo a través de Su sangre derramada en la cruz. Él está lleno de amor, compasión y de misericordia por las personas y anhelaba que sus discípulos sintieran lo mismo y pudieran demostrar ese amor a todos los demás. Por eso en San Mateo 28: 19-20, Jesús los envía a todos los lugares para que hicieran seguidores (discípulos), fueran bautizados y que obedecieran en todo…

De la misma manera Jesús hoy te envía a ti para que sigas llevando el mensaje a los perdidos, puedas orar por ellos para que sean sanos físicamente y espiritualmente, sabiendo que el Señor estará contigo todos los días ayudándote. ¿Qué esperas?

Conclusión: Veremos a todos los que nos rodean y aún aquellos que no conocemos rendidos a los pies de Jesús como Sus discípulos.

Para orar: Por amor y compasión a los perdidos.

Para hacer: Niño: En una hoja te dibujarás tú y el amiguito/a que invitarás a la próxima célula. Ora junto con tu líder y los demás en la Célula y también durante toda la semana para que asista.

Preadolescente: Indica si es verdadero o falso.

*Mucha gente seguía a Jesús debido a Sus enseñanzas y milagros.

*A Jesús no le importa nuestras necesidades.

*Debemos seguir a Jesús por la comida.

*Jesús tuvo compasión y sanó a todos los enfermos.

*Como no había mucho pan y peces, Jesús y sus discípulos repartieron un poquito a cada persona.

*Todos comieron hasta quedar satisfechos.

*Jesús tomó los cinco pescados y los dos panes.

*No sobró ningún pedazo de pan.

*Comieron como cinco mil hombres, además de las mujeres y los niños.

 

____________________________________________________

Lunes 18 de septiembre

Cuidando las ovejas (Consolidar)

Lectura bíblica: Hechos: 2:41-42.

Versículo para memorizar: “Fortaleciendo a los discípulos y animándolos a perseverar en la fe. Es necesario pasar por muchas dificultades para entrar en el reino de Dios, les decían”. Hechos 14: 22 (Nueva Versión Internacional)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

Descubra: Como parte del cuerpo de Cristo, debe amar y cuidar al nuevo/a.

Crea: Como los apóstoles fueron usados por Dios, su vida será usada para hablar y ayudar a los nuevos a crecer en Jesús.

Ore: No desanimarse y perseverar hasta ver a las nuevas ovejas plantadas en Dios y en la iglesia.

 

Introducción: Debemos cuidar las nuevas ovejas para que nunca se aparten de Jesús.

  1. Las nuevas ovejas (personitas) deben estar unidas al cuerpo de Cristo.

 A. Estemos atentos para que ninguna se aparte del amor de Dios, ayudándolas en los momentos difíciles.

¿Quién de ustedes han invitado a algún amigo, compañero, primos por ejemplo al día del niño, campa, escuela kids, reuniones de la iglesia o quizás aquí a la célula? ¿Se acuerdan si los papis han invitado a alguien de la familia o algún conocido a la iglesia o célula? Dejar que ellos se expresen.  ¡Qué bien nos sentimos cuando esas personitas nos dicen que sí y podemos juntos compartir las enseñanzas de Jesús! Pero hay veces que por un tiempo asisten y luego comienzan a faltar. ¿Ustedes que creen, por qué será? Escuchar las razones según los chicos. Sabemos que en el camino suelen presentarse pequeñas y grandes piedras, a veces se parecen a montañas tan grandesssss!! Esto es lo que les puede pasar a las nuevas ovejitas que has invitado o quizás tus papis lo han hecho y ¡pum para abajo!, se desinflan, se desalientan porque están pasando por problemas, dificultades (nombrar algunas). Es cuando vos debes estar muy atento para saber, orar y junto con Jesús ayudarle a pasar esta prueba. “Fortaleciendo a los discípulos y animándolos a perseverar en la fe. Es necesario pasar por muchas dificultades para entrar en el reino de Dios, les decían” Hechos 14:22.

Tú eres parte de la iglesia de Jesús, que no es el edificio donde nos reunimos todos los domingos, sino somos el grupo de personas, discípulos de Jesús que pertenecemos al cuerpo de Cristo, para amar, contener, proteger a las personitas.

Luego que Pedro fue lleno del poder del Espíritu Santo, el día de Pentecostés, habló a muchas personas de las buenas noticias de salvación y ese mismo día muchas de ellas creyeron este mensaje. Creer en Jesús es el primer paso para ser parte de la iglesia. Porque la palabra creer significa: “depender de”. Luego de creer las personas fueron obedientes a bautizarse y le dijeron si a Jesús y chau a su vieja manera de vivir. El creer en Jesús y ser bautizado, solo es el comienzo de una relación con Él. Las nuevas personitas deben aprender a caminar siempre con Jesús. Los primeros cristianos se añadieron a la iglesia y decidieron vivir como una gran familia y comenzaron a ser parte de un mismo cuerpo.

B. Enseñémosle la Palabra de Dios.

 Para amar a alguien y seguirlo, ¿qué es lo que tenemos qué hacer? Lo primero es conocerlo; por eso Pedro y los demás apóstoles enseñaban quién era Jesús, lo que decía, lo que había hecho por cada uno, de morir en la cruz y luego resucitar y darnos vida en abundancia, perdonando todos nuestros pecados. Todo lo que la Palabra de Dios nos dice, es lo que ellos enseñaban. Tú debes hacer lo mismo, para que las nuevas ovejitas (personitas) se aferren a la Palabra de Dios, la lean, mediten y la pongan por obra todos los días.

2. Deben participar de:

 A. La Célula, la oración y de las reuniones en la iglesia.

Como podemos ver los primeros cristianos entendieron y trataron de seguir los pasos de Su líder, Jesús, ya que cuando Él estuvo en la tierra fue compasivo, entonces ellos también trataron de serlo. Algunos de ellos vendían sus propiedades y repartían el dinero para quienes lo necesitaban. No solamente eran generosos con los demás sino también que amaban y respetaban a Dios. Las buenas obras y el respeto a Dios hizo que muchas personas que no eran cristianas tuvieran una muy buena opinión de los cristianos. Además tenían comunión los unos con los otros, oraban juntos, compartían el pan en las casas (células) y comían juntos con mucha alegría y sencillez de corazón. Ellos iban al templo todos los días y celebraban la cena del Señor y todos juntos alababan a Dios. Cada día eran más y crecían el número de los que iban a ser salvos.

¡Qué tremenda y grandiosa tarea la de estos cristianos!

Si todos los cristianos y la gente tuvieran un corazón generoso y lleno de Dios, tendríamos un mundo sin violencia, muerte, maldad, ni pobreza. Aunque el mundo no sea generoso, hoy, todos nosotros los cristianos deberíamos serlo porque tenemos las mismas enseñanzas del Maestro, como la tuvieron los primeros cristianos. ¿Estás listo para compartir el amor de Jesús a los demás para hacer de este mundo un lugar mucho mejor? Si lo haces muchos darán alabanzas al Señor, se sumarán a la célula, a las reuniones, a la escuela kids, a los campa, a la iglesia, etc.

 

Conclusión: ¡Qué hermoso es ver a los nuevos creyentes consolidados dando sus primeros pasos en la fe y siendo cambiados por Dios!

Para orar: Que los nuevos creyentes se afirmen en Dios.

Para hacer: Niño: Imagen 3. Colorea y hermosea el dibujo.

Preadolescente: Lee Hechos 2:41-47 (TLA).

  • ¿Cuántas personas nuevas creyeron en el mensaje de Pedro y se bautizaron?
  • ¿Los apóstoles que hacían cada día con estos nuevos creyentes?
  • Los nuevos seguidores de Jesús compartían unos con otros lo que tenían y qué más hacían?
  • ¿Aumentaba o disminuía el grupo de seguidores?

____________________________________________

 

Lunes 25 de septiembre

Formando el carácter de Jesús en los nuevos creyentes

Lectura bíblica: 2 Timoteo 3:16-17.

Versículo para memorizar: “Por tanto, el que me oye y hace lo que yo digo, es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca”. San Mateo 7:24 (Dios Habla Hoy)

Objetivos que el niño y preadolescente:

Descubra: Cómo debe relacionarse con Dios a través de Su Palabra.

Crea: La Palabra de Dios, es el alimento que cada uno necesita para su espíritu.

Ore: Crecer en el Señor.

Introducción: ¡Es maravilloso ver un cambio transformador en nuestras vidas y en los nuevos discípulos!

  1. El poder de la Palabra que nos transforma.

A. Enseña, reprende, corrige, nos muestra cómo vivir.

La Biblia también se conoce como la “Palabra de Dios o La Santa Biblia”, esto es porque la Biblia viene de nuestro perfecto y sano Dios, también se la llama “Las sagradas Escrituras”, que significa lo que está escrito. Aunque mencionemos a la Biblia con diferentes nombres, sigue siendo el Libro de Dios que es un mensaje para nosotros. ¿Crees en la Biblia? ¿Por qué? ¿Alguna vez has escuchado a personas que no creen en la Palabra de Dios? Muchos creen que la Palabra de Dios es un libro largo y aburrido o que es un libro de cuentos, leyendas o fábulas. No es así, sino que fue dado a los hombres por Dios para revelar a Jesús como nuestro Salvador.

Para tener vida espiritual, necesitamos relacionarnos con la Palabra de Dios, que nos traerá recompensa eterna. ¿Sabías que la Biblia es la guía que necesitamos día a día? Pero sino la leemos y la estudiamos, no sabremos nunca qué dice y para qué sirve. Nos muestra cómo es Dios. La Biblia nos enseña, reprende, nos corrige… es decir nos señala lo que estamos haciendo mal y cómo el Señor se encarga de corregirlo. Ella te enseña cómo vivir en el camino correcto, siendo luz para tu vida. Cuánto más cerca estés de la luz, te será fácil ver la diferencia entre lo bueno y lo malo, seguir a Jesús y ser protegidos de los pecados. Debes obedecer lo que dice la Palabra de Dios:  “Por tanto, el que me oye y hace lo que yo digo, es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca”. San Mateo 7:24

Cerca de la luz (Experimento para hacer en casa)
Cuando esté casi oscuro afuera, párate en el centro de un cuarto con la luz apagada. Mira afuera por una ventana y mira el cielo que está alumbrado muy poquito. Ahora prende todas las luces en el cuarto y mira afuera por la ventana. Fíjate que todo afuera se ve oscuro. Esto es semejante a la Palabra de Dios, que es conocida como la luz. Cuando estamos lejos de la luz de Dios (en el cuarto oscuro), los pecados del mundo afuera no se ven tan oscuros. Pero cuando estamos cerca de la luz de Dios (en el cuarto con luz), es fácil ver qué tan oscuro son los pecados del mundo.

B. La Palabra nos da fe y nos cambia.

Cuando conocemos al Señor, tenemos nueva vida, Él es fuente de vida eterna, lo dice Su Palabra. Ella nos limpia, nos purifica; quita el corazón duro como una piedra y nos da un corazón dócil, nuevo, puro. Porque al comenzar a leerla, escucharla y ponerla por obra cambia nuestros pensamientos malos en buenos, transforma tu carácter, actitudes, tu andar, tu vocabulario, tus amistades. La fe viene por el oír Palabra de Dios.

Recuerda: La Biblia no es como otros libros que hayas leído, pues estos expresan pensamientos e ideas de los seres humanos, pero la Biblia tiene palabras que proceden directamente de Dios. Cada palabra es verdad.

2. El alimento que cada discípulo necesita.

 A. La leche espiritual (la Palabra).

¿A cuántos les gusta la leche, el yogur, el flan? El yogur, flan o postrecitos llevan leche, y ¡qué ricos son! La Palabra de Dios es alimento para nuestro espíritu, y tiene todos los elementos que nuestro espíritu necesita, por eso se compara con la leche que tomamos, que alimenta nuestro cuerpo. Sí o sí necesitamos todos los días alimentar nuestro espíritu con la Palabra.

B. El pan y la comida sólida.

También la Biblia se compara con el pan, porque es alimento para nuestro espíritu como el pan es para nuestro cuerpo.

Para que crezcas fuerte y puedas tener una buena alimentación, necesitas a diario, desayunar, almorzar, merendar y cenar comidas sanas, que aporten vitaminas, calcio, hierro, proteínas a tu cuerpo, etc. Lo mismo ocurre con La Palabra, debes nutrirte con ella siempre, para que el enemigo no quiera alejarte, ni confundirte, ni engañarte como lo quiso hacer con Jesús en el desierto.

Conclusión: Así como un bebé va creciendo y comienza a comer cada vez más comida hasta llegar a ser grande, los nuevos creyentes también irán creciendo en Dios.

Para orar: Que los nuevos creyentes- discípulos- puedan crecer en el conocimiento de Dios, en fe y consagrarse a Él cada día.

Para hacer: Imagen 4. Dibuja adentro de la Biblia con qué alimentos físicos se compara a la Palabra y luego colorea.

Preadolescente: En 2 Timoteo 3:16, hay cuatro cosas que la Palabra de Dios puede hacer. Escríbelas y explica el significado de cada una según entiendas.