Iglesia Visión de Futuro

Comentario Células Kids diciembre 2017

Lunes 4 de diciembre de 2017

 

ADMINISTRADOR DE UN TESORO

Lectura bíblica: Hechos: 4:8-22.

Versículo para memorizar: “Nosotros no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído”.

Hechos 4: 20 (Dios Habla Hoy)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Dios nos dejó en nuestras manos un gran tesoro para administrar.
  • Crea: Ha sido elegido por Dios, para ser un buen administrador.
  • Ore: Que el Espíritu Santo le de valentía y lo prepare para predicar la Palabra.

I. Un precio a pagar.

A. Persecución, oposición, amenazas.

Sinónimos de:

Persecución: perseguir

Oposición: desacuerdo, enfrentamiento

Amenaza: amonestación, maldición

¿Te acordás cuando aprendimos la historia de Pedro y Juan? Ellos fueron encarcelados por predicar la Palabra de Dios y sanar a los enfermos, como por ejemplo al hombre cojo que frecuentaba la puerta de la iglesia en busca de limosna (maestro recuérdale a los niños y preadolescentes la historia). Muchas personas se acercaron sorprendidas al ver tal milagro. Este suceso enfureció mucho a las autoridades y a los sacerdotes del templo y fue así que Pedro y Juan fueron perseguidos, amenazados y enfrentados por las autoridades y llevados a la cárcel. Sin embargo, Pedro y Juan tenían claro el llamado de Dios y no tuvieron miedo ni se acobardaron. A lo mejor muchas veces vas a tener UN PRECIO QUE PAGAR, como les pasó a ellos por predicar la Palabra de Dios, quizás hasta recibas burlas de parte de tus amigos o amenazas por predicar, pero si tienes en claro que Jesús pagó un precio muy alto en la Cruz por todos nosotros, entonces tienes que seguir adelante con la obra que Él comenzó.

 II. Un mensaje – Un Salvador.

A. Las personas sin Jesús no tienen esperanza.

Esto lo vemos todos los días en nuestras familias, amigos, compañeros. Las personas que no tienen a Jesús en sus vidas, ¿cómo viven? Seguramente sin esperanza (sinónimos de ESPERANZA= fe, seguridad, confianza, posibilidad). Muchas veces a nosotros mismos nos sucede que no tenemos esperanza en que nuestra familia cambie o que alguien que está muy enfermo se sane, pero es ahí cuando tenemos que seguir el ejemplo que Pedro y Juan nos dejaron, predicar el mensaje a todas las personas para así llevarle a los que están desesperanzados una palabra de fe y amor. ¿Quiénes son los encargados de llevar el mensaje de esperanza? VOS Y YO. La esperanza es una palabra que nos impulsa a ir hacia delante, a seguir creciendo, a confiar y esperar en las promesas del Salvador.

 B. Jesús, el único camino al Padre; una oportunidad para todos.

¿Te gustan los crucigramas? Si la respuesta es sí, verás que estos consisten en una especie de laberinto donde tenemos un punto de partida y un punto de llegada, pero el camino está lleno de zigzag que van de un lado a otro, pero uno solo de ellos te llevará a la salida (meta). Así es Dios Padre, pues San Juan 14:6 nos dice “Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie llega al Padre si no es por mí”. Muchas veces, te sientes dentro de un laberinto tratando de encontrar el camino que te lleve a la meta pero no lográs encontrarlo, pues la vida suele ser muy confusa por los problemas que se nos presentan en casa, como, por ejemplo, la pelea diaria con nuestros  padres, hermanos, malos tratos, burlas hacia nosotros. Todo esto nos perturba y no sabemos cuál es el camino correcto que debemos tomar para llegar a la salida. Pues solo hay una manera de saber si el camino es el indicado en nuestras vidas y para ello debemos seguir a Jesús y predicar Su Palabra a todas las personas que conozcamos, para que también ellos puedan encontrar el camino correcto.

 III. Ayuda divina.

A. El Espíritu Santo nos prepara para la gran comisión y nos da valentía.

Pedro y Juan nunca tuvieron miedo de predicar el mensaje, ni siquiera cuando fueron encarcelados, pues estaban llenos del Espíritu Santo (Hechos 4:13). A pesar de ser simples hombres sin estudio ni cultura tenían en claro que, sí estaban preparados para la gran comisión, que era “predicar la Palabra de Dios”, sin miedo a lo que les podría suceder, pues el Espíritu Santo les daría la valentía para pararse delante de las autoridades y no callar la verdad de Jesús. Por eso debes estar tranquilo, pues el Espíritu Santo te da la valentía que necesitas para predicar la Palabra de Dios donde quiera que vayas.

¡¡Adelante niño, preadolescente, Dios te eligió para que lleves Su Palabra a todas las naciones del mundo!! No importa qué edad tengas, ni las condiciones en las que vivas, tampoco si sabes leer o escribir, recuerda que Pedro y Juan eran simples hombres sin estudios y sin embargo pudieron cumplir el llamado que Dios les había encomendado. Por eso tienes que prepararte en oración y pedirle al Espíritu Santo que siempre vaya delante de ti y te dé la autoridad y la valentía que necesitas para pararte en tu barrio, colegio, club, en tu casa y prediques sin temor. “Nosotros no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído” (Hechos 4:20).

B. Pasar tiempo con Jesús.

Las autoridades que llevaron a Pedro y Juan a la cárcel reconocieron enseguida que ellos eran discípulos de Jesús (Hechos 4:13b), pues se notaba que pasaban tiempo con Jesús.

Para que dos personas se conozcan deben pasar tiempo juntas, por ejemplo, vos y tu mejor amigo, al estar tanto tiempo junto se conocen y saben lo que piensa el uno del otro. Pasar tiempo a solas con Dios no es diferente. Cuando estamos con Él, nos acercamos y le conocemos de una manera diferente y esa comunión que logras con Dios en oración se nota donde quiera que vayas.

Conclusión: ¡Qué hermoso tesoro que tenemos, es quien nos da vida y cambia familias!

Para orar: Que podamos llevar el mensaje de salvación con libertad, llenos del Espíritu Santo. 

Para hacer: Niño: No faltes a la Célula, así podrás hacer la actividad.

Preadolescente: Responde, según Hechos 3:1-8, Hechos 4:8-22.

  • ¿Quiénes eran Pedro y Juan?
  • A través de ellos, ¿qué milagro había hecho Jesús, en un mendigo que se encontraba a la puerta del templo, llamada La Hermosa?
  • ¿De quién hablaban y enseñaban Pedro y Juan?
  • ¿Fueron amenazados Pedro y Juan, por quiénes y por qué?

 

_____________________________________________________

 

Lunes 11 de diciembre

 

HACIA LA LIBERTAD

Lectura bíblica: Éxodo 4:1-4; 20.

Versículo para memorizar: “Pues Yo se los planes que tengo para ustedes-dice el Señor-. Son planes para lo bueno y no para lo malo…”.

Jeremías 29:11 (Nueva Traducción Viviente)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Dios tiene planes de bien para su vida y para aquellos que quieren ser libres.
  • Crea: Será usado por el Señor, para llevar libertad a los que están esclavos del enemigo.
  • Ore: Para ser usado por Dios.

 I. Dios quiere usarte.

A. ¿Qué tienes en la mano? (Éxodo 4:2).

¿Cuántos recuerdan quién fue Moisés y lo que hizo? Moisés vivió cuarenta años en el palacio de Faraón en Egipto. ¡Creció con todas esas costumbres y enseñanzas! Él supo que era hebreo y anhelaba liberar a su pueblo pero no pudo en ese tiempo mientras vivió con ellos. Pasaron otros cuarenta años, donde Moisés estuvo en el desierto, (escapó de Egipto porque había matado a uno de ellos, por defender a un hebreo). En esos años estuvo cuidando las ovejas de su suegro, Jetro. Cierto día, Dios se le apareció y lo llamó, a través de una zarza que ardía pero que no se consumía. Dios lo escogió a Moisés para liberar a Su pueblo de la esclavitud de Egipto y llevarlos a la tierra de Canaán. Pero Moisés dudó mucho y comenzó a poner excusas, pues decía que no le iban a creer. Luego Dios le pregunta a Moisés qué tenía en su mano. Él tenía una vara, que es la que había usado durante cuarenta años para cuidar las ovejas, creo que para Moisés era una simple vara. Dios le dijo que la arrojara al suelo, y Moisés lo hizo e inmediatamente la vara se convirtió en una serpiente. ¡¡Uyyy, uyyy!! Qué miedo, él echó a correr para alejarse de la serpiente. ¿Qué harías si te pasar algo así…? Dios le dijo que extendiera su mano y la agarrara de la cola y la serpiente se convirtió nuevamente en la vara. ¡Qué audaz Moisés y súper obediente, encima la agarró de la cola, la parte más peligrosa para tomar una serpiente! Aquí es cuando Moisés aprendió a hacer lo que debía según Dios, aunque se sintiera con temor, o fuera algo riesgoso o difícil en ese momento para él. Por este milagro ellos creerán que Dios se le había aparecido y que los israelitas se dieran cuenta de que el Dios de Abraham, de Isaac y Jacob estaba con ellos y que nunca se había olvidado de ellos.

B. Si le entregamos lo que tenemos, Dios hará maravillas en nosotros.

¡Cuánto más Dios usará tus manos, tus pies, tu boca, tus oídos, todo tu ser para que puedas ayudar a otros a disfrutar de la verdadera libertad en Jesús!

Según la Palabra de Dios hay otros ejemplos donde el Señor usó lo que tenían en sus manos, porque a Él le encanta usar lo que tenemos en nuestras manos:

*Usó lo que tenía David en su mano, ¿recuerdas lo qué era, para matar al gigante?

*Dios usó los cinco panes y dos peces que estaban en las manos de un muchachito.

Moisés tomó a su esposa, los montó en un asno y regresó a Egipto. En su mano llevaba la vara de Dios (Éxodo 4:20).

C. Dios usó la vara para liberar a todo Su pueblo.

Tenemos un Dios maravilloso y que Él usa hasta lo más simple para hacer Su voluntad, como en este caso una vara, para liberar a su pueblo amado. La vara de Moisés pasó a ser un elemento muy importante, usado por Dios.

II. El Señor cumplirá Su propósito.

A. El enemigo quiere detener el crecimiento del pueblo de Dios, pero éste crece y seguirá creciendo.

B. Moisés fue salvado por Dios con un propósito y en el desierto formó su carácter.

Recuerdan que Moisés fue salvado por su mamá cuando era un bebé y ella lo metió dentro de un canasto y lo introdujo en el río, porque la orden de Faraón era que todo niño varón hebreo que naciera debía ser echado al río. Luego la hija de Faraón lo recoge y lo lleva al palacio donde crece Moisés y su propia mamá es quien lo cuida. El enemigo quería detener el crecimiento del pueblo de Dios y si era posible hacerlos desaparecer para siempre. Pero mayor es Dios, quien siempre está a favor de Sus hijos y de quienes son fieles y le obedecen en todo.

Quizás por muchos años Moisés, en el desierto, se sintió solo, incomprendido, fracasado, hasta quizás algunas veces habrá pensado, que para lo único que servía era para cuidar ovejas, encima no eran de él, sino de su suegro. Lo que no sabía él es que Dios tenía un propósito para su vida y lo estaba preparando, formando su carácter para ser instrumento y ser usado como libertador del pueblo de Dios. “Pues Yo sé los planes que tengo para ustedes-dice el Señor-. Son planes para lo bueno y no para lo malo…”  (Jeremías 29:11).

 

Conclusión: Si te dejas usar por Dios serás de bendición para traer libertad a muchos.

Para orar: Entregar al Señor nuestras vidas.

Para hacer: Niño:   Manualidad, La Vara serpiente (Imagen 2):

  1. Marcar en un papel blanco uno de los moldes. Este será la serpiente.
  2. En un papel madera, marcar el otro molde. Este como la vara.
  3. Utilizar los otros moldes de forma de rombos y los ojitos, para pegar en la serpiente. Se pueden marcar en papeles de distintos colores. Además, podrán colorear la serpiente como más le guste a los niños.
  4. Por último, pegar la serpiente detrás de la vara de manera tal que de un lado se verá la vara y del otro, la serpiente.

 

Preadolescente: Encierro en un círculo las cosas que debo tirar y subrayo las cosas que debo tomar para ser usado por Dios como Moisés.

Vivir de la manera que yo quiero  Leer y escuchar la Palabra de Dios

Pegar  Paz   Odio   Ira   Entregar mi vida a Dios   Comer   Costumbres  Tener fe y confiar   Pensar y hacer el mal    Quejas     Hacer la voluntad de Dios   Creencias    Cumplir el propósito de Dios

 

________________________________________

 

Lunes 18 de diciembre

 

LA ORACIÓN INTERCESORA ROMPE TODA CADENA

 

Lectura bíblica: Hechos 12:1-5; Efesios 3:20.

Versículo para memorizar: “Mientras Pedro permanecía preso, la iglesia oraba constantemente a Dios por él”.

Hechos 12:5 (La Palabra de Dios para Todos)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Como hijo de Dios tiene que orar siempre por aquellos que están en dificultad.
  • Crea: Dios escucha su clamor y responderá de acuerdo a Su voluntad.
  • Ore: Para buscar más al Señor y estar en Su presencia.

 

Introducción: Federico era un chico que siempre estaba contando acerca de Jesús. Iba a la escuela kids siempre, la mayor parte del tiempo iba solo, con la familia de su amigo, porque sus padres asistían muy poco a la iglesia. Pero Federico era tan bueno que nunca se le oía decir insultos o juramentos o chistes subidos de tono, y le gustaba mucho trabajar.

Un domingo al terminar la reunión de la iglesia, Federico iba de regreso a su casa cuando se encontró con un grupo de chicos que empezaron a burlarse de él.  Le insultaron e insultaron el nombre del Señor, le gritaron que era un cobarde pues no se atrevía a hacer las tonterías que ellos hacían.  Su padre que observó todo lo que había sucedido, salió y le dijo: “¿Qué pasa contigo?  ¿Por qué no los apedreaste?  ¿Por qué no los insultaste?  ¿Eres cobarde?  ¿O qué?”  Federico contesto: “No, papá, no tengo miedo; por el contrario me gustaría ayudarles.  Si conocieran a Jesús, no hubiesen dicho tantas malas palabras o cosas feas.  Me pueden lastimar mi cuerpo, pero nunca podrán lastimar mi corazón, porque es de Jesús”. Además mis maestros me enseñaron que pelear no es de valientes, todo lo contrario, pues todos lo hacen. Debo ser fiel al Señor aun cuando me encuentre en medio de situaciones difíciles.

El papá de Federico dijo entonces: “Tienes razón hijo, no eres cobarde”.

I. Situación límite.

A. Encerrado, encadenado y bien custodiado, sin posibilidades de

Hoy seguiremos hablando de Pedro y lo que tuvo que seguir soportando por hablar de Jesús. Como Federico, no le importó lo que le dijeran o hicieran, pues en su vida reinaba JESÚS e iba a seguir confiando y creyendo en Él,

seguiría las pisadas del Maestro. Seguro, que Federico iba a orar por esos chicos y luego les hablaría del Señor Jesús.

Pedro y los demás discípulos seguían hablando de las enseñanzas y los milagros que Jesús hizo, antes de morir y resucitar. Pero al rey Herodes no le gustó lo que ellos hacían y decidió perseguirlos. Mandó a que mataran a Santiago y encarcelaran a Pedro. Su intención era luego, también matar a Pedro. Él no había hecho nada malo, pero lo mismo fue encarcelado. Herodes mandó que 16 soldados vigilaran a Pedro, por miedo que se escapara de la cárcel.

 II. Pero la iglesia oraba.

A. Iglesia (Todo aquel que tiene a Jesús en su corazón).

“Mientras Pedro permanecía preso, la iglesia oraba constantemente a Dios por él” (Hechos 12:5). Oraban con fe, creyendo que Dios haría el milagro, pues sabían que Él tenía el poder para liberarlo de la prisión, es por ello que perseveraban juntos y unánimes en oración, clamando al Señor.

 B. Oraban porque Jesús les enseñó a orar. Les dejó Su ejemplo y porque habían experimentado el poder de la oración.

Pedro y los discípulos en una oportunidad le preguntaron a Jesús cómo debían orar. Él les enseñó el Padrenuestro y les explicó que debían ir a su habitación, cerrar la puerta y orar en secreto, y Dios que veía eso, les daría su premio. También, que debían estar atentos y orar siempre, sin cesar, para que no cayeran en tentación. Tenían que pedir, buscar y llamar. Porque quien pide, recibe, quien busca encuentra y quien llama o golpea una puerta, se le abre. No solamente Jesús les enseñó con palabras, sino con su ejemplo, pues en varias oportunidades dejaba a sus discípulos y a la multitud para retirarse e ir a orar al monte solo, a estar en comunión con Su Padre Dios. Aún antes de morir en Getsemaní, ¿se acuerdan? ¿Qué les pidió a sus discípulos que hicieran por Él? Dejar que ellos se expresen.

 III. Resultados de la oración.

A. El Señor los sorprendió.

Pedro muy tranquilo en la cárcel, sin desesperarse, ni rezongar, tampoco enojado, esperaba en Dios, confiaba plenamente en el Señor, no insultaba, no le echó la culpa a nadie, ni tampoco decía: -Pobre de mí, por qué tengo que pasar por esto, si yo no he hecho nada malo, ¡ufaaaaa! (como a lo mejor tú lo dices). La noche anterior, antes de llevarlo a juicio, Pedro dormía plácidamente. Dormía, sujeto a dos cadenas en medio de dos soldados, mientras otros soldados vigilaban la puerta y aun así, descansaba como si nada hubiera pasado. En ese momento, llegó un ángel del Señor, una luz resplandecía en la celda y el ángel despertó a Pedro tocándolo y le dijo: “¡Levántate enseguida!”. Al instante las cadenas cayeron de las manos y el ángel siguió diciéndole: “Vístete, ponte las sandalias, la capa encima y sígueme”. Pedro lo siguió, sin saber si era realidad lo que el ángel hacía o no. Le parecía que estaba viendo una visión. Pasaron por la primera y segunda guardia, y llegaron al portón de hierro, éste se abrió solito y salieron. ¡Qué tremendo es Dios! Parece que fueron invisibles a los ojos de los soldados o estaban todos dormidos. Caminaron unas cuadras y el ángel lo dejó solo. Pedro fue a la casa de María, la mamá de Juan llamado también Marcos, donde muchas personas estaban orando y llamó a la puerta y una muchacha salió a ver quién era y de tan contenta  que se olvidó de abrir la puerta, corrió y fue gritando: “¡Pedro está a la puerta!” ¡Dios contestó sus oraciones! En vez de festejar y ponerse contentos los que oraban por Pedro, ellos le dijeron a la muchachita que estaba loca. Pedro siguió tocando la puerta y por fin abrieron y lo vieron. ¡Guau, qué sorpresa y qué susto a la vez! y Pedro les hizo seña que se callaran y les contó cómo el Señor lo había sacado de la cárcel.

B. La oración debe ser lo primero en nosotros.

Pedro supo descansar en el Señor, en medio de una situación no muy linda, preso y encadenado. Pero sabía que Dios estaba en control de la situación. ¿Saben por qué Pedro estaba en paz y muy tranquilo, además de descansar en el Señor? Porque había un grupo de personitas orando, clamando, intercediendo por él para que lo dejaran en libertad. Dios también cuida de ti, sigue confiando y creyendo en Él. Somos hijos de un mismo Padre, una familia, por lo tanto debemos orar unos por otros. ¿Estás dispuesto a orar, interceder por tus compañeros, amiguitos de la iglesia? Recuerda: No hay arma más poderosa que la ORACIÓN.

Conclusión: A través de la oración podremos anunciar las Buenas Nuevas y muchas personitas serán libres por Su poder.

 

Para orar: Que el Señor despierte en nosotros un espíritu de oración.

 

Para hacer: Niño: Imagen 4. Dibuja a Pedro yendo a la casa en dónde los seguidores de Jesús estaban intercediendo. Luego, con papeles de colores, u otros materiales, marca el camino que lo llevará allí.

 

Preadolescente: Anota algunas de las necesidades por las cuales debes orar. Intercámbialas con tus compañeros en la Célula y luego oren unos por las necesidades del otro. Orarás por la necesidad de tu compañero toda la semana y la próxima Célula contarás cómo Jesús respondió.

_____________________________________________________

Lunes 25 de diciembre

 

UNA HISTORIA MARAVILLOSA

 

Lectura bíblica: San Mateo 1:18-24; San Lucas 2:1-20.

Versículo para memorizar: “Todos los que estaban escuchando quedaron asombrados de lo que decían los pastores”.  San Lucas 2:18 (Reina Valera Contemporánea)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Jesús es Quien se merece todos los regalos.
  • Crea: Ha sido escogido por el Señor para anunciar las Buenas Noticias a los que no creen en Él.
  • Ore: Para que muchos más conozcan de Jesús.

 I. Historia de la Navidad.

A. Qué produce en mí cuando la escucho. ¿Me emociona?

Seguro que te has preparado junto con toda la familia para festejar Navidad, y comenzaron a pensar qué van a comer, con quiénes se iban a reunir, qué ropa se pondrían, el arbolito que debía estar armado, etc. ¿Cuántos de ustedes le gusta la Navidad y se ponen súper contentos? ¿Por qué? ¿Solo por los regalos? ¿Saben el verdadero significado de la Navidad? Navidad significa nacimiento. En esta fecha celebramos el nacimiento de Jesús en Belén. Es decir el principal invitado en Navidad debe ser Jesús, quien se merece todos los regalos, pues Él dio Su vida por nosotros.

B. Dios escogió a los pastores como parte muy importante de la Navidad.

Cerca de Belén había unos pastores que pasaban la noche en el campo cuidando sus ovejas. El día que Jesús nació Dios quiso que algunas personas fueran a conocerlo y a adorarlo, eran los pastores. Ellos son los que cuidan las ovejas, fijándose siempre que no les falte ni agua ni comida, cuidan que no se pierdan y que otros animales no le hagan daño.

II. Un acontecimiento que cambiará sus vidas.

A. Un ángel con un mensaje, buenas noticias.

Dios quería que los pastores estuvieran y que no se perdieran ese hermoso nacimiento. Es por eso que envió un ángel para que le anunciara el nacimiento del Salvador, el Mesías. Y la gloria del Señor brilló alrededor de ellos, ¡Uyyy, qué susto se dieron los pastores! Luego otros ángeles se sumaron y alababan a Dios.

¿Qué hubiese pasado si tú eras uno de esos pastores, y estabas profundamente dormido, abrazado a una oveja? ¿Te hubieses asustado cuando de repente los ángeles se presentan donde tú estabas? Los pastores sí que se asustaron… ¿Por qué Dios quería que estuviesen en el nacimiento de Jesús? Quizás, porque las personas más parecidas al corazón de Dios, son aquellas que tienen compasión por los demás, que cuidan de otros. Los pastores hacen esa tarea, aman y cuidan de sus ovejas. Tal cual como hace Dios con nosotros, nos ama, nos cuida. Cuando Él ve y encuentra personitas que cuidan de otras, Dios es muy feliz.

Cuando los ángeles volvieron al cielo, los pastores se dijeron uno al otro:- Vamos a Belén, a ver esto que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado.

B. Los pastores corren rápido a buscarlo.

Encontraron a María, a José y al niño acostado en el establo. Cuando lo vieron, se pusieron a contar lo que el ángel les había dicho acerca del niño. “Todos los que estaban escuchando quedaron asombrados de lo que decían los pastores” (San Lucas 2:18).

Luego, regresaron dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían visto y oído, pues todo sucedió como se les había dicho.

 III. Un pueblo que da su mensaje.

A. Hay salvación, vida y esperanza.

B. Predica estas Buenas Noticias y espera la cosecha.

Jesús vino para darnos vida y vida en abundancia, pues Él es ‘el camino, la verdad y la vida’. Sólo en Jesús hay salvación, esperanza y vida eterna.

Tú eres el mensajero que debe llevar las Buenas Noticias a todos lados, comenzando por tu familia y luego a todos los demás; donde te encuentres y adonde vayas. Sigue sembrando la buena semilla de la fe, que a su tiempo cosecharás. No te canses, persevera y verás a quienes tú les hablaste de Jesús, caerán rendidos a Sus pies.

Conclusión: El deseo de Jesús, al nacer en un pesebre, es que su mensaje llegue a todos.

Orar: Lo más importante de la Navidad es el mensaje.

Hacer: Niño: ÁRBOL MENSAJERO

Luego de seguir los pasos que muestran las imágenes (el material ideal es la cartulina, para que el árbol quede más firme), cada niño puede escribir, en la cartulina blanca, un mensaje navideño para bendecir a su familia o alguien que no conozca a Jesús.

Preadolescente: Haz un hermoso regalo con la ayuda de tu líder, coloca un versículo bíblico que puede ser: San Lucas 2:11 y entrégaselo a alguien de tu familia o a una personita que no conozca de Jesús.