Iglesia Visión de Futuro

Comentario Células Kids agosto 2017

Lunes 7 de agosto

Dando de beber

Lectura bíblica: Isaías 55:1; San Juan 4:1-35

Versículo para memorizar: “Pero el que beba del agua que Yo doy nunca más tendrá sed. Porque esa agua es como un manantial del que brota vida eterna”. San Juan 4:14 (Traducción en Lenguaje Actual).

Objetivos para el niño y el preadolescente:

  • Descubra: Todos están en este mundo con un llamado. No hay que perder el tiempo.
  • Crea: Hacer la tarea y extender el reino.
  • Ore: Ser obediente al llamado de Dios.

Introducción: El Señor no solo nos da Su agua viva, también nos envía a compartirla con los demás.

1- Un encuentro que cambia

A. Un encuentro con Jesús.

Seguro que has tenido un encuentro alguna vez, este pudo haber sido con algún familiar, con maestros, con amigos (por ejemplo: el primer encuentro que tuvimos con nuestra mamá al momento de nacer). Hay encuentros que cambian por completo nuestras vidas. De todos los encuentros, el único al que nadie debería faltar es al encuentro con Jesús. Este se trata de sentir Su presencia en tu vida, sentir que Él camina contigo a cada paso que das, es conocer a Aquel que te dio la vida y dio Su vida por vos y que desea cambiarte por completo y darte vida eterna (San Juan 4:14). Cuando tienes un encuentro verdadero con Jesús tu vida es transformada y tu corazón renovado, pues desaparece toda tristeza, el enojo, el odio, la enfermedad, mentiras, desobediencia, etc., porque Su amor te sostiene y te anima. Así que los invito a que se vistan con ropas lindas  y se arreglen de la mejor manera posible como si fueran a tener un encuentro muy importante, pues Dios los está esperando para ese encuentro, para llenarte de amor, de gozo y de paz que solo Él te puede ofrecer.

B. El cambio debe comenzar en nosotros.

No podemos cambiar el mundo o a nuestra familia, nuestros amigos, compañeros, etc., pues el verdadero cambio primero debe empezar por nosotros. Para ello podemos empezar por dejar de decir malas palabras, dejar de hacerle bullying a tus compañeros de escuela, dejar de ser desobediente con tus padres… Piensa en todo lo que tienes que cambiar, ¿SON MUCHAS COSAS? Todas ellas son ACTITUDES que no le agradan a Dios.

¿Sabes en qué consiste el juguete llamado “transformer”? Los “Transformers” originales eran aquellos artefactos o muñecos que tenían el poder de convertirse en un auto, en un barco o en un avión. Estos juguetes tan conocidos hoy en día fueron utilizados para hacer películas, dibujitos, etc., y la verdad es que no tienen ningún poder real. Sin embargo, hay un Dios que está en el cielo y en nuestros corazones que nos ha creado con la capacidad de ser transformados por Él. Si pones toda tu fe y confianza en Jesús, podrás transformarte (como los transformer) y no volverás a ser el mismo nunca más, pues dice la Palabra que “No hay nada imposible que Dios no pueda cambiar o transformar”. ¿Te gustaría que Jesús transformara tu vida?

  2- El poder de las semillas.

A. Una semilla puede transformarse en miles de frutos.

(MAESTROS) tengan preparados diferentes tipos de semillas, pueden ser semillas de naranja, por ejemplo, o de zapallos. Dejen que los niños examinen las semillas y pregúntenles cómo piensan que algo tan pequeño puede transformarse en un árbol, planta y dar miles de frutos. Dios te escogió a ti, para que le cuentes a los demás de Jesús y siembres en ellos la semilla de la Palabra de Dios (Lucas 8:11), invita a tus amigos y compañeros de escuela a la Célula, a la escuela kids, a las reuniones especiales de niños, a la iglesia los domingos y ora por ellos, pues necesitan conocer de Jesús y así la semilla que sembraste se transformará en miles de frutos (almas para Dios- UNO+). Después, ellos podrán hablarles a otros que conocen de Dios y así la semilla irá creciendo y dando cada vez más frutos.

B. Entrégale al Señor tu vida y descubre tu llamado

Al tener un encuentro con Dios le debemos entregar el ‘control remoto’ de nuestras vidas, pues es la manera de expresarle a Dios que estamos agradecidos por Su amor infinito (de la misma manera funciona el control remoto de nuestro televisor, sin él no podríamos cambiar de canal, ni poner la película que queremos ver).

Antes que nacieras, Jesús ya tenía un plan diseñado para ti que va de acuerdo con el propósito de Dios. Ese plan se denomina “EL LLAMADO” (la palabra “LLAMADO” viene del término griego KALEO y se usa para convocar o invitar a otros; sinónimos de esta palabra pueden ser: propósito, voluntad de Dios, dones, talentos, pasión, ministerio, gracia) es todo lo que Dios ya diseñó que pasara en tu vida, pero que todavía no ha sucedido. Si sueñas algún día con cantar, danzar, tocar algún instrumento, orar por los enfermos, ayudar a la seño en la Célula, predicar ante miles de personas que no conocen de Dios, etc. Deja que Jesús tome el control de tu vida y te muestre el camino, Su llamado diseñado para vos (Efesios 4:11).

  3-  Es tiempo de cosecha.

       A-  Los campos ya están listos.

       B-Respondamos al llamado de Dios.

Si miras para abajo todo el tiempo mientras caminas quizás te choques algo y no vayas a poder ver los campos, la siembra (personas) que necesitan escuchar la Palabra de Dios; Jesús te dice: Levanta tus ojos, mira (San Juan 4:35). ¿Por qué será? ¿Será porque quizás estás muy metido en tus cosas (televisión, Tablet, celular, PlayStation, etc.) sin que ello te deje ver la necesidad de Dios en los que no le conocen (enfermos que están esperando un milagro, niños abandonados en la calle, etc.)? Es el tiempo de la cosecha, pues ya no podemos perder más tiempo, deja de mirar para abajo y comienza a pedirle a Dios que te guíe cómo actuar y de qué manera hacer la tarea, con paciencia y mucho amor para que así muchas familias y niños que no conocen la Palabra de Dios puedan encontrarse con Él.

Eres un instrumento hermoso en manos de Dios; sé obediente, responde al llamado que Dios diseñó para tu vida aun cuando estabas en la panza de tu mami. Sigue Sus pasos, nunca te apartes del camino del bien y podrás ver las maravillas que Jesús tiene preparadas para ti, comienza ganando UNO+ para Cristo.

Conclusión: No sabemos cuántos frutos produce una semilla, ni tampoco sabremos cuántas personitas serán cambiadas a través de nuestro testimonio y al mensaje de salvación.

Para orar: Que podamos ver en qué tiempo vivimos y cuál es nuestro llamado.

Para hacer: Niño: Prepara con tus bellas manitos una hermosa actividad: Un aljibe utilizando para ello rollos de cartón de servilleta, papel higiénico, latitas de conserva, goma eva, cartulinas, palitos de helado o de brochet, lana o algún hilo, plasticola, tijeras, etc. Al finalizar la actividad pégale un cartelito con la cita bíblica (SAN JUAN 4:14).

Preadolescente: SUBRAYA LA RESPUESTA CORRECTA.

  • Llegó una mujer de (Judea- Samaria-Jerusalén) a sacar agua; y Jesús le dijo:- Dame de beber (Juan 4:7).
  • Jesús le contestó:…pero el que beba del agua que Yo le daré no tendrá (necesidad-calor-sed-) jamás, sino que el (vino-agua-jugo) que Yo le daré será en él una (fuente- taza-jarra) que salte para vida eterna (Juan 13-14).
  • …Cuando los verdaderos adoradores (amarán-adorarán – ignorarán) al Padre en Espíritu y en verdad (Juan 4:23).
  • La mujer dejó su (bolsa- cartera- cántaro) y fue a la ciudad, y dijo a los hombres: Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será esté el Cristo? (Juan 4:28-29).


Lunes 14 de agosto

 

En el poder del Espíritu Santo

Lectura bíblica: Hechos 2.

Versículo para memorizar: “Todos estaban asombrados a causa de los muchos milagros y señales que Dios hacía por medio de los apóstoles”.

Hechos 2:43 (Dios Habla Hoy)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Ha sido lleno del poder del Espíritu Santo.
  • Crea: Dios lo quiere usar para llevar el mensaje de Jesús a toda criatura, comenzando por su familia.
  • Ore: Su vida sea llena de la unción del Espíritu Santo.

 

Introducción: ¡Aprende a caminar en el poder del Espíritu Santo, para anunciar el mensaje de Jesús!

 

  • Permanecer en Jerusalén.
  • Enfrentando nuestros miedos.
  • Jerusalén significa: nuestra tierra, casa, mi iglesia.

 

¿Recuerdan que Jesús antes de irse al cielo les había dicho a
Sus discípulos que debían quedarse en Jerusalén hasta que el Padre cumpliera con lo que les había prometido? (Hechos 1:4) ¿Qué hicieron los discípulos? Obedecieron, a pesar que no entendían mucho lo que iba a suceder. Se sentían solos y con un poco de miedo pues Jesús no estaba con ellos físicamente y tenían miedo que los mataran como lo hicieron con Él. ¿Sabes? Muchas veces hemos sentido miedo a alguien o a algo; tu actitud ha sido, quizás correr, temblar, llorar, cerrar los ojos, gritar o quedarte muy quietito sin ni si quiera poder respirar. El miedo muchas veces nos paraliza… pero debes saber que Dios está siempre con vos y te cuida permanentemente. Los discípulos oraron   y se quedaron en Jerusalén, esa era su tierra, el lugar donde debían permanecer hasta ser llenos del poder del Espíritu Santo. En este tiempo, tu casa, tu iglesia, tu lugar de reunión, es Visión de Futuro.

 

  • Bautizados en fuego para llevar el mensaje de Jesús.
  • Las señales del Espíritu Santo.
  • Debemos estar ungidos (llenos del poder del Espíritu) para que nuestras familias y los demás se conviertan a Jesús.

 

Mientras estaban reunidos en el día de Pentecostés (la venida del Espíritu Santo sobre los primeros seguidores; el comienzo de la iglesia) de repente, se oyó un ruido desde el cielo parecido a un viento fuerte que llenó la casa donde estaban. Luego aparecieron como unas llamas o lenguas de fuego que se posaron sobre cada uno de ellos y todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otros idiomas, por el poder que les daba el Espíritu. ¡Qué maravillosa presencia! ¡¡Wow!!, ¡¡ya no eran las mismas personitas!! Ahora el Espíritu Santo los iba a ayudar a llevar la buena noticia de salvación a todo el mundo. El Espíritu Santo les recordaría todo lo que Jesús les había enseñado. El Espíritu Santo les quitaría todo miedo y les daría las fuerzas, la valentía y osadía para hacer lo que tenían que hacer. Nosotros también debemos ser llenos del poder del Espíritu Santo para ser usados para que toda nuestra familia y los que viven a nuestro alrededor se conviertan a Jesús. Como fue usado Pedro, los que creyeron en su mensaje fueron bautizados y se sumaron a la iglesia ese día como tres mil personas en total.

 

  • Pedro, un hombre común, se convirtió en el primer predicador.
  • Lleno del Señor sale a predicar a todo lugar.

 

“Todos estaban asombrados a causa de los muchos milagros y señales que Dios hacía por medio de los apóstoles” (Hechos 2:43). Tremendo como Dios usó a Pedro para predicarle de Jesús a una multitud, como así también a cada uno de los apóstoles; ya no tenían más vergüenza ni temor, todo lo contrario, llenos del poder y la autoridad del Espíritu eran usados por Dios para hacer milagros y señales. Hoy el Señor te está llamando a ti, te escogió para que lleves las buenas nuevas a todas las personas (niños, preadolescentes, jóvenes, amigos, a familias completas) a lo largo y ancho de tu barrio, pueblo, ciudad, provincia, a todo nuestro país y también al mundo entero. No tengas miedo, no calles, anuncia el mensaje, pues Jesús está con vos todos los días para ayudarte y protegerte.

                                                                          

Conclusión: Renuncia a todo miedo y vergüenza y sal a compartir de Jesús a todos.

 

Para orar: Que el Señor nos llene de Su fuego para llevar el mensaje de salvación.

 

Para hacer:

Niño: Colorea el dibujo. Imagen 2

 

Preadolescente: Lee Hechos 2:1-14 y responde.

  • ¿Qué fiesta celebraron los judíos?
  • ¿Qué sucedió con las lenguas que eran como de fuego?
  • ¿De qué quedaron llenos?

 

Completa los espacios: PENTECOSTÉS- FUEGO- ESPÍRITU SANTO- ANUNCIAR.

 

  • Al llegar el día de______________ estaban todos juntos en el mismo lugar.
  • Aparecieron lenguas como de ________________que se repartían y se posaban sobre ellos.
  • Todos quedaron llenos del __________________
  • Comenzaron a___________ la buena noticia de la resurrección de Jesús.

 


 

Lunes 21 de agosto

Milagros, son como campanas que llaman a los nuevos

Lectura bíblica: Hechos 3-4:23.

Versículo para memorizar: “Sin embargo, Pedro le dijo: No tengo oro ni plata, pero te voy a dar lo que sí tengo: En el nombre de Jesucristo de Nazaret, te ordeno que te levantes y camines”. Hechos 3:6 (Traducción en Lenguaje Actual)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Debe ayudar a quien lo necesita.
  • Crea: Dios le dará la valentía para orar y creer que el milagro sucederá.
  • Ore: No callar nunca, sino contar las maravillas de Dios.

 

Introducción: Comparte un milagro de sanidad que Dios haya hecho en tu vida o familia. 

  • Milagros sobrenaturales (asombroso, maravilloso).
  • ¿Qué tienes para dar? Ora y cree en los milagros que se producirán en los demás.
  • Tienes autoridad en el nombre de Jesús.

 

Cierto día, después de Pentecostés, Pedro y Juan fueron al templo, eran las tres de la tarde, el momento de la oración. Ellos llegaron justo al mismo tiempo que un hombre cojo (significa que no podía caminar) de nacimiento, por supuesto que fue llevado a la puerta de la iglesia por unos hombres, para que pidiera limosna. ¿Cuál es tu actitud cuando ves a alguien que pide? ¿Y si alguien va a la iglesia y pide ayuda, vos qué harías? Este hombre pidió limosna a Pedro y Juan y claro… ellos no lo ignoraron, ni pasaron de largo y entraron al templo, no todo lo contrario, se pararon y mirándolo Pedro le dijo: “¡Míranos!”, el hombre entonces lo miró y Pedro le dijo: “No tengo oro ni plata, pero te voy a dar lo que sí tengo: En el nombre de Jesucristo de Nazaret, te ordeno que te levantes y camines” (Hechos 3:6). Entonces, Pedro extendió su mano y ayudó al hombre a levantarse. El poder era de Jesús, pero la mano era de Pedro. Los pies y tobillos del hombre se hicieron fuertes y comenzó a caminar, algo que nunca había hecho antes. Este hombre acompañó a Pedro y Juan en todo momento al templo, caminando, saltando y adorando a Dios. Las personas que estaban presentes reconocieron al hombre porque lo habían visto a la entrada del templo (iglesia) por varios años. Se llenaron de admiración y asombro por lo que había ocurrido. Pedro y Juan estaban tan ocupados y apresurados por ir al templo a orar ¿Qué no veían lo que les pasaba a las personas que estaban a su alrededor? ¡No! Pedro y Juan vieron al hombre y la necesidad que tenía, se detuvieron y lo ayudaron.

 

¿Tú ves a las personitas que están a tu alrededor, sabes lo que les está pasando? Anímate y háblales de Jesús, ora por ellos y el milagro sucederá. Dios te ha dado autoridad, como lo hizo con Pedro y Juan. Ellos no tuvieron miedo ni vergüenza, sino que en el nombre de Jesús, nombre sobre todo nombre, confesaron y creyeron que el cojo iba a ser sano. Pedro aprovechó esta oportunidad para predicarles de Jesús a todos los presentes. El mayor milagro que Dios hizo fue enviar a Su Hijo a morir por cada uno de nosotros para que fuésemos salvos. ¿Aprovechas las oportunidades que Dios te da para compartir la historia de Jesús con otros para que ellos también puedan conocer al Señor? Recuerda: Que los milagros son como campanas que llaman la atención a los nuevos.

 

  • Fe y osadía (audacia, decisión) sobrenatural.
  • No calles, sino cuenta las maravillas de Dios, pues nadie detendrá el mensaje de salvación.

 

El poder de Dios es maravilloso. El cojo estaba muy agradecido es por ello que se quedó con Pedro y Juan. Pedro les dijo:” -¿Por qué se sorprenden, y nos miran como si nosotros hubiésemos sanado a este hombre? Jesús hizo la obra. Ustedes fueron quienes lo mandaron a matar. Pilato lo iba a soltar, pero ustedes no quisieron, hablaron en contra de Jesús, Quien no había hecho nada malo y pidieron a cambio que soltaran a un asesino. Ustedes mataron al que da vida, pero Dios lo resucitó entre los muertos y fue la fe en ese Jesús que sanó a este hombre”. Pedro los animó a que se arrepintieran (dejando sus pecados) y buscaran a Dios de todo corazón. También tú tienes la oportunidad de arrepentirte y pedirle a Jesús perdón por todos tus pecados, para que luego puedas estar listo y así hablarles a otros acerca de Jesucristo. Tus amigos y familia no pueden ser perdonados, si no se arrepienten y piden perdón por sus pecados. Pero tiene que haber alguien que les explique cómo hacerlo y esa personita eres tú. ¿Estás dispuesto?

 

¿Saben, chicos? Había un grupo de personas, llamados saduceos, que estaban mirando a los apóstoles. ¿Por qué? Pues ellos no estaban de acuerdo con lo que enseñaban Pedro y Juan. No creían en la resurrección, ni tampoco que Jesús era el Mesías. Nosotros sí creemos, pero ellos no y pensaban que los apóstoles eran peligrosos y sus enseñanzas eran falsas. Por creer que los apóstoles predicaban sin autoridad y con mentiras, llamaron al capitán de la guardia para que los metieran en la cárcel. Muchos de los que habían oído el mensaje creyeron y casi cinco mil personas se agregaron. Los apóstoles seguían hablando de Jesús, contando Sus maravillas, nunca se callaron a pesar que las autoridades les habían ordenado, cuando los dejaron salir de la cárcel, que no hablaran ni enseñaran nada acerca del nombre de Jesús. Ellos decían: “Nosotros no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído”. Nadie pudo detener el mensaje de salvación.

 

  • Una oración poderosa.

 

Pedro y Juan, ya puestos en libertad, fueron a reunirse con sus compañeros y les contaron todo lo que les habían dicho. Luego todos juntos oraron al Padre. Ahora, Señor, fíjate en sus amenazas y concede a tus siervos que anuncien tu mensaje sin miedo. Muestra tu poder sanando a los enfermos y haciendo señales y milagros en el nombre de Jesús”.

 

Conclusión: Que podamos recibir ese poder, fe y audacia para llenar Argentina del conocimiento de la gloria de Dios como las aguas cubren el mar.

 

Para orar: La oración de Hechos 4:29-30.

 

Para hacer:

Niño: Ordena las secuencias y colorea. Imagen 3

 

Preadolescente: Escribe cinco nombres de (amigos, compañeros, hermanos, primos etc.) que conozcas, que estén enfermos, pasando por alguna necesidad o que no conozcan a Jesús. Luego oren en la Célula por cada uno de ellos, nombrándolos y lo mismo harás durante la semana, todos los días en tu hogar y los invitarás para que asistan a la Célula. Pide la ayuda del líder, porque quizás puedas ir a visitarlos, orar si están enfermos o pasando por situaciones difíciles.

 


Lunes 28 de agosto

Gran pueblo listo para oírnos

Lectura bíblica: Hechos 5:12-42.

Versículo para memorizar: “Y seguía aumentando el número de los que confiaban en el Señor”. Hechos 5:14 (Nueva Versión Internacional)

 

Objetivos que el niño y preadolescente:

  • Descubra: Tendrá que enfrentar dificultades.
  • Crea: Dios está de su lado para ayudarlo y protegerlo.
  • Ore: Por los necesitados.

 

  • Señales poderosas y maravillas.
  • Un llamado a orar por los necesitados.
  • Unidos en todo momento.

 

Por medio de los apóstoles, Dios seguía haciendo milagros y señales maravillosas entre la gente. Todos los días, los seguidores de Jesús se reunían en el templo y aunque los que no eran del grupo no se atrevían a acercarse, todos los respetaban y hablaban bien de ellos. “Y seguía aumentando el número de los que confiaban en el Señor” (Hechos 5:14). La gente sacaba a los enfermos en camas y en camillas, y los ponía en las calles por donde Pedro iba a pasar, con la esperanza de que, por lo menos, su sombra cayera sobre alguno y lo sanara. Mucha gente de los pueblos cercanos a Jerusalén también llevaba enfermos y gente con espíritus malos, y todos eran sanados. ¡Cuánto amor por los necesitados, cuán unidos estaban y oraban en todo momento para que el Señor mostrara Su gran poder! De la misma manera debes hacer tú, orar, clamar por aquellos que están en necesidad y podrás ver milagros, prodigios y maravillas. ¿Lo crees?

 

  • El Señor se encarga de agrandar nuestro territorio.
  • No tener miedo ni callarnos ante las burlas y amenazas.

 

En los tiempos de los apóstoles también había personas que no querían escuchar la historia de Jesús. Es por eso que Pedro y Juan fueron perseguidos por el amor que ellos tenían a Jesús. Algunos líderes estaban celosos y muy enojados, hasta el sumo sacerdote estaba enojado. Él y sus amigos eran saduceos (viene de una palabra que significa “justo”), pero ellos no lo eran, aunque eran los líderes en el templo. Pertenecían al tribunal y tenían poder para arrestar a las personas. Por eso, el sumo sacerdote y sus amigos, pidieron que Pedro y los otros apóstoles fueran arrestados como lo habían hecho antes. De nuevo los pusieron en una prisión pública. Pero a la noche, algo maravilloso sucedió.

 

  • La tarea de los ángeles.

 

Durante la noche vino un ángel del Señor, abrió las puertas de la prisión y libró a los apóstoles. El ángel les dio instrucciones y les dijo: “Vayan y preséntense en el templo y comuniquen al pueblo todo este mensaje de vida”. Al amanecer hicieron como el ángel les había dicho y enseñaron en el templo de Jesús. Otra vez desobedecieron a los hombres, pero obedecieron a Dios.

 

  • Dichosos al predicar.
  • Se gozaban en las aflicciones.
  • Predicaban en el templo y en las casas.

 

Mientras estaban enseñando en el templo, el tribunal se reunió y descubrieron que los apóstoles no estaban en la cárcel. Encontraron la cárcel cerrada, con todas las medidas de seguridad. Nadie entendía qué había pasado. Al saber que los apóstoles estaban en Jerusalén enseñando acerca de Jesús, los volvieron a llevar ante el tribunal. No usaron las fuerzas porque temían que el pueblo los apedreara. Los apóstoles eran respetados por las personas y muchos seguían sus enseñanzas. Nuevamente el tribunal les prohibió que hablaran acerca de Jesús. ¿Y saben qué dijeron, Pedro y los demás apóstoles? – “Es nuestro deber obedecer a Dios ante que a los hombres”. Además comenzaron a explicarles la historia de Jesús. ¡Uyyy, cuánto se enojaron las autoridades, hasta tuvieron la idea de matar a los apóstoles! Luego llamaron a los apóstoles, los azotaron y les prohibieron seguir hablando en el nombre de Jesús, después los soltaron. Ellos salieron de allí con sus espaldas probablemente sangrando de los azotes que recibieron, pero contentos porque Dios les había permitido sufrir por obedecer a Jesús. ¡Qué admirable! Los apóstoles salieron victoriosos y siguieron predicando de Jesús día tras día, tanto en el templo como por las casas. Quizás también tengas que sufrir por  amar y seguir a Jesús, pero Él es quien te fortalecerá y te dará la victoria final. En medio del dolor, es muy importante que sigas siendo obediente a la Palabra  de Dios, que ores y le alabes. ¿Lo podrás hacer? Hoy aprendiste qué hicieron los apóstoles cuando la situación se les puso muy difícil: continuaron obedeciendo al Señor y hablaron con libertad. ¡Las situaciones difíciles se deben enfrentar con valentía!

 

Conclusión: Estás lleno del poder de Dios para salir a predicarles a todos, no te frenes por nada.

 

Para orar: Señor, que todos los días se predique Tu Palabra y así cada cuadra, barrio, pueblo, ciudad, localidad y familia puedan conocer a Jesús.

 

Para hacer:

Niño: Usa tu imaginación, en una hoja en blanco, dibuja la cárcel, los apóstoles y al ángel cuando abrió las puertas de la cárcel y los libró.

 

Preadolescente: Señala a lado de cada frase si es verdadero o falso.

*Cada vez eran menos las personas, multitudes de hombres y mujeres que creían en Jesús _____

*Por medio de los apóstoles, Dios seguía haciendo milagros y señales ___

*Algunos enfermos que los sacaban a la calle o los traían de pueblos cercanos, eran sanados ___

*Los apóstoles fueron encarcelados ___

*Una noche el ángel del Señor se les apareció en la cárcel y los liberó ___

*Nunca los apóstoles fueron azotados en la espalda ___

*La gente por miedo no se reunían ni en las casas y tampoco en el templo ___

*Los apóstoles no dejaron de enseñar y anunciar la buena noticia de Jesús ___