Iglesia Visión de Futuro

33° Aniversario de VDF Buenos Aires con el pastor Claudio Freidzon

¡El templo de Boedo repleto se vistió de fiesta! Toda la regional de Buenos Aires se hizo presente para adorar a Dios, expresándole su amor y gratitud en cada alabanza por estos 33 años.
El Rvdo. Cabrera compartió con la congregación parte de la historia de la iglesia en Buenos Aires, los comienzos en la Federación de Box y luego en Boedo. Con el Salmo 20 pidió la ofrenda y dio anuncios. Luego subió a la plataforma el equipo de alabanza de la Iglesia Rey de reyes, y ahí se creó el ambiente para soltar un mensaje profético de parte de Dios a través del pastor Claudio Freidzon. Algunas de las frases que marcaron los corazones de los presentes y quienes seguían por Internet fueron: “Lo que estás necesitando para salir adelante, para ir a un nuevo nivel, es lo que Dios te va a impartir hoy” ; “Algo glorioso viene hoy aquí…”; “Yo voy a pelear por tus hijos… cuando levantes tus manos el Señor peleará por ti y te dará la victoria”; “tiempo de levantarse, de despertarse, vienen cosas nuevas de parte de Dios para tu ministerio, familia y trabajo”; “este es el año”; “los avivamientos de antes volverán a ocurrir”; “algo tremendo viene a esta casa… no es algo individual, sino para todos, es una unción corporativa”.
El pastor Freidzon, declaró que estaba presente por dos cosas: porque apreciaba a Visión de Futuro, y para impartir de lo que Dios le dio.
“Lo que pasó en otras generaciones, no es del pasado, el corazón se enciende con el poder de Dios”.
“Los ‘NO’ de los hombres no pueden detener los ‘SÍ’ de Dios. Dios te dice: Sí, voy a ungirte; Sí, voy a hacer de esta casa, una casa de bendición; Sí, voy a abrir los cielos…”.

[picasa url=”https://plus.google.com/photos/111955358615369294090/albums/5779959059987046609″]

“El Señor no hace excepción de persona, pero mira los corazones”. (Mateo 8:1) Habló de los cuatro terrenos de la parábola del sembrador e instó a seguir adelante. “Jesús cuando fue a su ciudad no pudo hacer muchos milagros por la falta de fe, pero sí en Capernaúm. (Marcos 4:14-15). Nosotros tenemos que ser Capernaúm, la ciudad de Jesús; que Él encuentre fe en los corazones. ‘prepara mi corazón para un avivamiento’. El corazón que Dios unge es aquel que lo reconoce a Él (Lucas 10:40), porque vivimos en un mundo de “Martas”, pero deberíamos tener el corazón de “María”.
Proclamó: “un nuevo nivel para todas las iglesias de Visión de Futuro, multitudes y tiempo de cielos abiertos”.
Estaban presentes todos los Coordinadores de VDF y por ellos oró, impartiendo la unción de Dios sobre sus vidas. Luego, el pastor Freidzon se dirigió por los pasillos de la iglesia, toda la congregación estaba unida, tomada de las manos, al tocar a los que estaban primeros, caía el poder de Dios sobre todos.
Fue una noche gloriosa, donde se pudo palpar la presencia de Dios.
Luego todos los coordinadores, pastores invitados, predicadores y la familia pastoral, disfrutaron de un ágape para celebrar.
Le damos gracias al pastor Claudio Freidzon, a su esposa Betty y a todo el equipo que lo acompañó. Fuimos tremendamente bendecidos.

¡Este es el año! ¡Entramos en  la Cosecha!